Artículo de • Publicado el 04/07/2010

Basie en el Condado Decca

Todo comenzó en Red Bank, Nueva Jersey, el 21 de agosto de 1904, donde nació William Basie. Siendo un chaval, William sólo tenía un sueño: llegar a formar parte del mundo del espectáculo. Con la única intención de entrar en el “negocio” empezó a tocar la batería y el piano.

Bennie Moten's Kansas City Orchestra en 1930.

Bennie Moten’s Kansas City Orchestra en 1930.

Count Basie se trasladó en 1923 a Nueva York para actuar en los cabarets, acompañando a cantantes y conociendo a figuras del  momento como Fats Waller, James P.Johnson o Willie “The Lion” Smith. Escuchándolos y tomando lo que más le interesaba de cada uno fue formando su propio estilo, así como Fats Waller llegaría a enseñarle a tocar el órgano. Formando parte de una compañía de variedades llegó a parar por primera vez a Kansas City. Pero fue en Tulsa que quedó asombrado viendo a los Blue Devils de Walter Page, donde consiguió que lo probaran para el puesto de pianista. Fue durante este periodo cuando empezaron a apodarlo “El Conde”.

BasiePoster

Pero el personal de los Blue Devils poco a poco empezaría a emigrar hacia otra banda, dirigida por Bennie Moten. De esta manera hasta el propio líder, Walter Page, formaría parte de esta banda que entre finales de los veinte y principios de los treinta grabaría numerosas caras para Victor.

En 1935, cuando  Bennie Moten falleció,  Count Basie no era consciente de que en ese momento se haría cargo de una de las big bands esenciales en el mundo del jazz. Enroló a los mejores miembros de la orquesta de Moten y, gracias a las retransmisiones radiofónicas desde el Reno Club (lugar mítico en la escena de Kansas City), la fuerza de la banda llegó a lugares tan lejanos como Chicago; fue por ello que pronto se trasladaron a Kansas City “busca talentos” en busca de figuras emergentes. Finalmente Basie fichó por Decca, dejando atrás un posible mejor contrato con Columbia.

VocalionCount

Pero su agente, John Hammond, consiguió que una formación reducida grabara para Vocalion (que era una subsidiaria de Columbia) cuatro caras al término del contrato que la banda de Basie tenia en el Grand Terance de Chicago. Son apenas 12 minutos de grabación, pero en ellos se pueden intuir las semillas que germinarían con el paso de los años. En esta memorable sesión de la que John Hammond dijo “es la única sesión absolutamente perfecta en la que he tenido algo que ver” se grabaron cuatro caras: Shoe Shine Boy, Evenin’, Boogie Woogie y Oh! Lady Be Good. En el siguiente vídeo se puede escuchar el tema Boogie Woogie de la placa original Vocalion 3459 (C 1659), con Lester Young (saxo tenor), Carl Smith (trompeta), Count Basie (piano), Walter Page (contrabajo), Jo Jones (batería), James Rushing (vocal), grabación del 9 de Octubre de 1936 en Chicago.

El sonido moderno y personal de Lester Young, que tanto influiría a las generaciones venideras; la fuerza que imprimían la unión contrabajo-batería; la voz de Jimmy Rushing, nacida de las mas puras raíces del blues; y la visión personal del propio Conde al piano, con su estilo simple y conciso, empezaron a ser escuchadas. Y con ello ciertas características que con el paso del tiempo se convertirían en identidades propias: la  manera de empezar los temas en trío (más tarde en cuarteto con la guitarra), en que en un primer chorus Basie exponía al resto de los miembros de la banda el ambiente adecuado para cuando estos entrasen en juego.

El saxo tenor Lester Young.

El saxo tenor Lester Young.

Como consecuencia de esta primera sesión muchos de los solos de Lester serían aprendidos de memoria por sus seguidores, y temas como el citado Boggie Woogie (que no seria superada por las versiones grabadas posteriormente) marcarían un punto de inflexión para el nacimiento de estilos posteriores. Esto nos indica el estado de gracia en que se encontraban Basie y sus hombres.

Las  dieciséis sesiones grabadas para Decca (dos de ellas en formato cuarteto) constituyen uno de los grandes hitos de lo que se denomina el primer periodo de la Orquesta de Basie (comprendido entre 1935 y 1950, año en el que tuvo que reducir la formación a octeto por problemas financieros). Todas las secciones tendrían hombres destacados pero en el caso particular del saxo tenor la orquesta viviría uno de los duelos mas hermosos en la historia del jazz, protagonizado por Herschel Evans y Lester Young -Lester Young y Herschel Evans, si así lo prefieren-, cada uno con su sonido propio: Lester, como ya decíamos, con un sonido mas personal, más sobrio, sin un vibrato incisivo; y Evans con ese temperamento generoso y ardiente que se expresaba por medio de frases con un swing robusto y musculoso.

Entre los solos de Lester Young de este periodo podemos destacar (aparte de las cuatro caras grabadas para Vocalion)  Lady Be GoodRoseland Shuffle  (un tour de force con Count Basie) o Every Tub, y de Herschel Evans The Glory of Love, Blue and Sentimental o Texas Shuffle (las dos últimas composiciones del propio Evans). Pero los duelos de estas dos figuras se vieron truncados por el fallecimiento de Evans a principios de 1939. Fue sustituido momentáneamente por el también genio y figura Chu Berry (encuadrado en la orquesta de Cab Calloway), que sólo grabó con la orquesta dos sesiones.

Los trompetas de Count Basie: Buck Clayton (imagen superor) y Harry "Sweets" Edison (abajo).

Los trompetas de Count Basie: Buck Clayton (imagen superor) y Harry «Sweets» Edison (abajo).

En cuanto a trompetistas, este periodo vivió el contraste de dos estilos totalmente diferentes (y no sólo en cuanto a sonido, como sucedía con los saxos tenores): mientras que Buck Clayton representaba el sonido tradicional del jazz nacido en Nueva Orleans (fuertemente influenciado por Louis Armstrong), Harry “Sweets” Edison representaba un sonido moderno y afilado, dispuesto a alcanzar registros mucho más agudos. Edison había sido convencido por algunos miembros de la banda para que ingresara en ella tras una batalla de orquestas celebrada en Baltimore.

La sección de trombones quizá no tuvo unos nombres tan populares, pero hombres como Dicky Wells, Benny Morton  o Eddie Durham imprimieron fuerza y peso en las partes de llamada y respuesta entre las secciones.

La sección rítmica merece capítulo a parte. Lo cierto es que el tándem piano-batería-contrabajo (formado por Walter Page, el batería Jo Jones y el propio Basie) ya había trabajado con anterioridad y se puede decir que ya era unos veteranos. Eso facilitó mucho las cosas, y como se puede apreciar en los inicios en cuarteto la cohesión entre ellos, y el empuje que le daban a la orquesta, eran extraordinarios. El guitarrista Freddy Green entró en escena cuando la orquesta ya se encontraba en Nueva  York e iba a celebrar su segunda sesión para la compañía discográfica, sustituyendo a Claude Williams (quien había abandonado su puesto en desacuerdo por no tener oportunidades con su otro instrumento, el violín). Anécdota aparte, el cuarteto que se formó a partir de entonces se conocería como “The All American Rhythm Section” y llegó a ser una de las rítmicas más famosas de la historia del jazz, permaneciendo invariable hasta 1947. Eran el perfecto ejemplo de lo que se denominaba “The Kansas City Beat”. De hecho, como ya se ha dicho, grabaron para Decca cuatro sesiones en este formato, y posteriormente en otros periodos seguirían grabando algunas mas.

El cantante de la orquesta, Jimmy Rushing.

El cantante de la orquesta de Count Basie, Jimmy Rushing.

En cuanto a este primer periodo, la parte vocal contó con el excelente Jimmy Rushing,  que ya había participado en varias de las sesiones de la orquesta de Bennie Moten (como hemos dicho, el núcleo originario de la de Basie). Aquí continuó mostrando el gran cantante de blues que era, y la excelente manera de desenvolverse que tenía en cualquier tipo de tema (Evenin´, Good Morning Blues, Stop Beatin´ Around The Mulberry Bush…) Por si esto fuera poco, en este primer periodo de andaduras Basie contó con Billy Holliday, aunque al tener esta contrato discográfico con la compañía rival no pudo darse lo que hubiera sido un momento mágico en los estudios de grabación. Así las cosas, en el periodo final con Decca Helen Humes grabó varias caras con la orquesta mostrando un estilo bastante espontáneo y demostrando la calidad de de su voz (Blame It On My Last Affair, My Heart Belongs To Daddy). Ocasionalmente Earl Warren, saxofonista alto de la orquesta, haría las veces de crooner.

En conclusión, podemos decir que la orquesta que echó a rodar Count Basie durante estos más de dos años que cubren el periodo de grabaciones para Decca alcanzó un nivel extraordinario, con temas y solistas que pasarían a la historia del jazz. Afortunadamente este nivel no decaería en años venideros y solamente las consecuencias de la crisis económica de finales de los cuarenta harían que la orquesta tuviera que disolverse durante un corto periodo de tiempo. Pero de todo esto hablaremos en un próximo recorte…

© Ezequiel Regidor, 2010

 
Discografía Recomendada
Count Basie and his Orchestra: 1936-1938, Classics 503
Count Basie and his Orchestra: 1938-1939, Classics 504
Count Basie and his Orchestra: 1939, Classics 513
Count Basie: The Complete Decca Recordings (3CD´s), GRP-Verve

También se puede escuchar en Spotify:
Complete Jazz Series 1936-1938
Complete Jazz Series 1938-1939
Complete Jazz Series 1939

Autor: Ezequiel Regidor

Ezequiel Regidor "Kelo" nace en Castilla el siglo pasado, donde descubre su pasión por la música. Actualmente se encuentra realizando estudios superiores de jazz con el contrabajo. Como músico ha participado en formaciones de jazz, música brasileña, son cubano o klezmer. Ha colaborado como crítico en otras páginas como Diario Folk o Tomajazz así como en el libro sobre el grupo de rock Siniestro Total "Tremendo Delirio"; y está preparando un estudio detallado sobre la vida y obra de Louis Armstrong así como de los orígenes del jazz.

No hay comentarios

Publica tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.