Artículo de • Publicado el 09/03/2016

Black Indians: la formidable pervivencia de una herencia

En Nueva Orleans conviven unas cuantas tradiciones culturales que a veces se llevan bien y otras no tanto. La tradición de los Black Indians, como se autodenominan, es uno de los fenómenos culturales de la ciudad con más carácter.

Los Black Indians naturalmente cultivan una expresión musical propia, como todos los fenómenos sociales de Nueva Orleans. Pero a pesar de la difusión en estos últimos años, la música de este colectivo y su interesante aportación al conjunto de la cultura afroamericana de los EEUU, todavía está en vías de ser completamente reconocida. “Black Indians: la formidable pervivencia de una herencia” es una breve introducción a este submundo de Nueva Orleans cuya colorida presencia es una de las señas de identidad del carnaval de Mardi Gras de la ciudad.

Esclavos rebeldes

Muy probablemente el padre de este niño en brazos de su madre amerindia fuera afrodescendiente.

Muy probablemente el padre de este niño, en brazos de su madre amerindia, fuera afrodescendiente.

Resulta que en la época esclavista del siglo XVIII los negros cimarrones, o sea los esclavos afrodescendientes huidos de las grandes plantaciones de amos blancos, encontraban acogida entre los nativos americanos, o sea los indios. Concretamente en Louisiana a mediados del siglo XVIII, en las décadas de 1750 y 1760, muchos esclavos huyeron de las granjas del área del Delta del Mississippi para establecerse en grandes grupos en las zonas pantanosas muy cerca de Nueva Orleans, y después de la abolición de la esclavitud en Nueva Orleans los descendientes de esos negros que adoptaron tradiciones y formas de vida de los nativos americanos, o directamente se habían integrado en alguna de las numerosas tribus indias de la región, continuaban manteniendo orgullosamente el recuerdo de su condición de cimarrones, y en los carnavales de Mardi Gras y en otra celebración anual, el día de San José (22 de Marzo) y el domingo más próximo al día de San José, es cuando se manifiestan con más claridad. En la actualidad también salen a las calles en otras fechas, incluso para acompañar algún funeral de personas queridas por la tribu.

Los Black Indians se organizaban, y se organizan, en grupos que ellos mismos denominan tribus, y son vecinos de barrios pobres, de clase obrera en el mejor de los casos. En 1987 consiguieron formar el Consejo Indio del Mardi Gras de Nueva Orleans, superando los conflictos históricos entre las diferentes tribus, para sumar esfuerzos con el objetivo de preservar y enriquecer su cultura.

Miembros de la tribu Yellow Pocahontas con el Big Chief y el Wild Man. Foto de 1942.

Miembros de la tribu Yellow Pocahontas con el Big Chief y el Wild Man. Foto de 1942 en Nueva Orleans.

Parece ser que la primera marcha de un grupo de indios negros vestidos de nativos americanos fue en en el carnaval de 1885, aunque el impulso definitivo de su participación fue a partir de que la Ley de Derechos Civiles fuera aprobada por el Congreso en 1964, y que definitivamente terminaba con las leyes segregacionistas Jim Crow impuestas en Louisiana, a partir de esa fecha los indios podía desfilar por toda la ciudad porque antes no les estaba permitido salir del perímetro de sus respectivos barrios negros, mayormente barrios desfavorecidos, y el número de tribus fue aumentando hasta las casi cuarenta tribus que funcionan con independencia en la actualidad, cada una con su nombre: Apache Hunters, Black Seminoles, Mandingo Warriors, Golden Arrows, Guardians of the Flame, Congo Nation, Golden Eagles, Wild Apache, Hard Head Hunters… quizás la más icónica y con más tradición sean los Yellow Pocahontas, que en 2016 han cumplido su primer centenario de existencia, y las más conocidas por su actividad en el mundo de la música son los Wild Magnolias y los Wild Tchoupitoulas.

Black Indians en Mardi Gras

Howard Miller, Gran Jege de los Creole Wild West

Howard Miller, Gran Jefe de los Creole Wild West.

Su presencia en los famosos carnavales de Nueva Orleans es lo más fotografiado por los turistas, se han convertido en un atractivo turístico de primerísimo orden, y la existencia de los Black Indians, como se llaman a sí mismos, está muy condicionada por ese equilibrio entre el folklore turístico y la autenticidad secular. A un turista accidental lo que más llama la atención de inmediato son sus pintorescos e imponentes vestidos, que se han ido haciendo cada vez más barrocos y llamativos. En la actualidad estos vestidos tienen muy poco que ver con las ropas de indio guerrero con las que vestían los nativos norteamericanos y que adoptaron los primeros Black Indians.

Darryll Montana sucedió a en la jefatura de los Yellow Pocahontas a su padre Allison "Tootie" Montana, y en el Mardi Gras de 2016 cedió su puesto a su hijo, o seal el nieto del Big Chief Allison Montana.

Darryll Montana sucedió a en la jefatura de los Yellow Pocahontas a su padre Allison “Tootie” Montana, y en el Mardi Gras de 2016 cedió su puesto a su hijo, es decir al nieto del Big Chief Allison “Tootie” Montana.

Los miembros de las tribus están meses trabajando en sus coloridos trajes de complicada elaboración que cambian cada año. Algunos vestidos son tremendamente espectaculares, aunque hay diferencias estéticas entre las tribus del uptown y las del downtown. Se los hacen con enormes plumas de avestruz teñidas del color más llamativo posible, terciopelo, bordados de brillantes cuentas y pedrería representando dibujos geométricos o generalmente alegóricos a sus antepasados indios, esta increíble vestimenta puede pesar en algunos casos más de cincuenta o sesenta kilos.

Estas tribus tienen un local de encuentro, como un club social para uso exclusivo de sus miembros, donde se reúnen durante el año, trabajan en sus trajes, cantan, hablan de sus problemas, en fin… socializan y le dan cuerpo a sus tradiciones, y así mantienen los rasgos culturales heredados de más de dos siglos, y sus esfuerzos se concentran en prepararse para el carnaval anual de Mardi Gras.

El sobrino del legendario "Tootie" Montana, David Montana, Gran Jefe de la tribu Washitaw Nation.

El sobrino del legendario “Tootie” Montana, David Montana, Gran Jefe de la tribu Washitaw Nation.

Los días de Mardi Gras salen en grupo a la calle, hombres, mujeres y niños, desfilando con sus vestidos, gritos, bailes y cantos tradicionales, acompañados fundamentalmente de panderetas, y también de algún tambor o algún otro instrumento de percusión, aunque las panderetas son el instrumento esencial. Tampoco es extraño que les acompañen músicos de alguna brass band de la ciudad.

Se organizan con un alto sentido jerárquico, cada tribu tiene su Big Chief (Gran Jefe) al que los demás le guardan gran respeto, y también tienen una reina, y por debajo todo una corte de cargos con diferentes funciones. Desfilan por sus territorios en trayectos planificados por el Big Chief y que en teoría no se dan a conocer previamente a la gente extraña a la tribu, de manera que al público en general no le es fácil saber con exactitud cuándo y dónde aparecerán. Entre los miembros de la tribu se reparten roles muy definidos, el “jefe de pista” protege el Big Chief del flanco trasero y un espía (el Spy Boy) camina delante de la tribu en busca de tribus rivales, el “Wild Man” lleva un arma simbólica, otro lleva un estandarte con el nombre de la tribu (el “Flag Man”)

La batalla

Si se encuentran con una tribu rival (de hecho ese es uno de los objetivos), el espía (“Spy Boy”) transmite la información al “primer bandera” (First Flag), el cual informa a la tribu. Entonces un miembro, el “Wild Man” que es el que lleva una arma simbólica, abre el camino para que su Gran Jefe pueda enfrentarse al jefe de la otra tribu, ambos jefes aumentan el tono de sus manifestaciones verbales, se increpan con swing, como rapeando, con frases de menosprecio y burla a la otra tribu, y demuestran su ingenio improvisando estos mensajes que son jaleados por el resto de la tribu en un esquema de llamada y respuesta, con el fin de demostrar su superioridad ante el adversario. Cuando los Jefes se cansan continúan su camino cantando hasta que se encuentran con otra tribu. A veces estas “batallas” no está exentas de momentos de tensión, pero siempre hay alguien que calma los ánimos.

Allison "Tootie" Montana, legendario Big Chief de los Yellow Pocahontas desde 1947 hasta 1997.

Allison “Tootie” Montana, legendario Big Chief de los Yellow Pocahontas durante casi 50 años, hasta 1997.

Antes de los 70 este enfrentamiento podía descontrolarse, y muy habitualmente los diferentes grupos llegaban a agredirse físicamente, a veces con resultados dramáticos porque no era raro que alguno fuera armado con un cuchillo o incluso con arma de fuego, y los rencores acumulados durante el año se desbordaban en Mardi Gras. Fue el que durante casi 50 años fue el Gran Jefe de los Yellow Pocahontas, el histórico Allison “Tootie” Montana, que llegó a ser considerado el Jefe de los Jefes y respetado por todos los otros Big Chiefs, el que consiguió erradicar la violencia entre tribus. A “Tootie” le falló el corazón y murió mientras estaba haciendo un discurso ante cientos de personas protestando por la violencia brutal sufrida por su tribu el último día de San José, cuando la policía interrumpió la marcha de la comitiva india por uno de los barrios de Nueva Orleans haciendo uso de una violencia desproporcionada, llegando a disparar con bala para disolverla.

Como ya se ha dicho antes, en la comitiva continúa habiendo uno de los miembros, el “Wild Man”, encargado de llevar un arma, pero es simbólica, de hojalata para entendernos, y últimamente todo funciona por cauces pacíficos si no interviene la policía.

En este video se pueden ver varios encuentros entre Grandes Jefes y el colorido ambiente que rodea sus comitivas.

La música

La música que graban en disco los Black Indians, o cuando suben a un escenario, no tiene exactamente el mismo tratamiento que cuando cantan en las calles los días de Mardi Gras o de San José, para comercializar su música normalmente se acompañan de otros instrumentistas no indios (guitarra, bajo, saxo, teclados, batería…), y en las primeras grabaciones sumaron el funky a sus cantos tradicionales, influenciados por lo que hacía Herbie Hancock en esos años, y esa esencia funky se ha incorporado de una manera muy natural en los materiales grabados por Black Indians tan influyentes como los Wild Magnolias, los cuales participan de una manera regular en el New Orleans Jazz & Heritage Festival, al que también son invitados otras tribus, los Golden Eagles, White Cloud Hunters, Guardians of the Flame, Creole Wild West, Yellow Pocahontas (liderados desde 1997 por Chief Darryl Montana, hijo del Gran Jefe “Tootie” Montana que murió en 2005). En la actualidad los Wild Magnolias continúan su actividad liderados por el hijo de Big Chief Bo Dellis después de su muerte.

En el video, la tribu de los Creole Wild West en las calles de Nueva Orleans, captados por por un video-aficionado, en el que se observa en los cantos el típico esquema de llamada y respuesta. Hacia el final del video, el hombre con boina negra que va detrás de la comitiva es el inigualable Malcolm John Rebennack “Dr. John”:

Hay grabaciones de sus cantos y llamadas en la Smithsonian de carácter etnográfico en los años 50, por ejemplo las dos canciones del “Music of New Orleans, Vol. 1: Music of the Streets: Music of Mardi Gras”, pero la primera grabación digamos comercial fue en 1971, realizada por los míticos Wild Magnolias (liderados por Big Bo Dollis con Monk Boudreaux, Gran Jefe de los Golden Eagles) después de ser invitados por primera vez a un festival de jazz el año anterior, fue un single de dos canciones que no dejaba de sonar en los jukebox de Nueva Orleans y que marcó la era moderna de la música de los Black Indians. Y por fin en 1974 se grabó un primer LP, fueron los Wild Magnolias y lo publicó el sello Polydor. En el siguiente año los Wild Magnolias grabaron su segundo LP. Pero esta música sólo tenía reconocimiento local, para el resto de los EEUU no existía. De hecho estos discos se grabaron para ser distribuidos en Francia, aunque se convirtieron en el nuevo canon de la música de los Blacks Indians de Nueva Orleans.

En el siguiente vídeo, unos minutos de The Wild Magnolias en un barrio de Nueva Orleans, liderados por el Big Chief Bo Dollis cuando todavía podía con el peso del traje, conduciendo los cánticos con su impresionante voz.

El conocimiento en todo el país de esta música local llegó al año siguiente, o sea en 1976, con la publicación de otro disco de Black Indians de Mardi Gras, los Wild Tchoupitoulas liderados por Big Chief Jolly (George Landry) con sus sobrinos, los Neville Brothers, producido por el gran Allen Toussaint. Fue en estas sesiones que los hermanos Neville decidieron formar un grupo, los Neville Brothers, dirigidos por su tío George Landry “Big Chief Jolly”. La familia Neville es otra institución legendaria en la música de Nueva Orleans, recordemos al inigualable grupo The Meters, por mencionar algo, una de las bandas más influyentes de la historia del funk.

Los cinco disco de los Wild Magnolias publicados entre 1974 y 1999, y el de The Wild Tchoupitulas publicado en 1976.

Los cinco discos de los Wild Magnolias publicados entre 1974 y 1999, y el de The Wild Tchoupitulas publicado en 1976.

Pero la explosión popular de la música de los Black Indians a nivel nacional se produjo en 1990 con la grabación del tercer disco de los Wild Magnolias “I’m back… at Carnival Time”, en esta década se publicaron discos de diferentes tribus en forma de recopilaciones y surgió una nueva generación de esta tradición musical como los Bayou Renegades, liderados por el guitarrista June Victoria, que primero publicaron en Francia y luego lo hizo un sello de Nueva Orleans.

En 1992 ya en un territorio netamente jazzero Donald Harrison Jr. grabó el “Indian Blues” con el apoyo de su padre Gran Jefe de los Guardians of the Flame. Y en 1996 Bo Dellis y los Wild Magnolias publicaron otro disco, el “1313 Hoodoo Street”. En 1999 Cyril Neville produjo un disco de los Wild Magnolias, el excelente “Life is a Carnival”, en el que participa el Dr. John con su piano nuevaorleanero a tope.

También en 1999 otro disco que acabó de dar impulso a esta música a finales de la década fue una grabación en la que se reunieron varios Grandes Jefes bajo el nombre de Indians of the Nation para el disco que llevaría el significativo título de “United We Stand, Divided We Fall”.

En el video de aquí abajo, aparición en el escenario de The Wild Magnolias en el Mardi Gras Indians Jazz Fest de 2008. El hombre vestido de blanco con gafas oscuras que entra el último y que toma el micro es Big Chief Bo Dollis, el más grande de los músicos Black Indians. Aquí el hombre ya estaba muy fastidiado. Murió en 2015 con 71 años.

Ya en el siglo XXI Donald Harrison Jr. publica en 2002 otro disco de corte jazzero con material tradicional de los Wild Indians (Indios Salvajes, como también se conoce a los Black Indians), el disco lleva el nombre de “Big Chief” y las sesiones de grabación son de 1991. Y también en 2002 Anders Osborne, un talentudo músico y productor sueco que después de estar un tiempo en Nashville se estableció en Nueva Orleans para convertirse en un fanático de la ciudad, grabó un disco con Big Chief Monk Boudreaux de los Golden Eagles, un disco de nuevas composiciones más otras tradicionales de Nueva Orleans.

Algunos discos fundamentales

Para finalizar esta breve introducción a una música con profundas raíces, de las muchas que se producen en Nueva Orleans, aquí se incluye un listado de una veintena de discos de Black Indians por orden alfabético, algunos más fáciles de encontrar que otros:

  • Anders Osborne & Big Chief Monk Boudreaux “Bury the Hatchet” (Shanachie)
  • Big Chief Monk Boudreaux & Forgotten Souls Brass Band “Don t Forget Em, New Orleans Music” (Online)
  • Bayou Renegades “Bayou Renegades” (Monkey Hill)
  • Chief Smiley Ricks & the Indians of the Nation “Feathercraft” (1.5 Sound)
  • Donald Harrison Jr. (featuring The Guardians of the Flame, Mardi Gras Indians, Dr. John) “Indian Blues” (Candid)
  • Donald Harrison Jr. “Big Chief” (Past Perfect)
  • Flaming Arrows “Here Come the Indians Now” (Mardi Gras)
  • Golden EaglesLightning and Thunder” (Rounder)
  • Indians of the Nation (Black Eagles, Carrolton Hunters, Black Feathers, White Cloud Hunters, West Bank Indians, Golden Arrows) “United We Stand, Divided We Fall” (Ch Ching)
  • Varios Artistas “Best of Mardi Gras Indians” (Mardi Gras)
  • Varios Artistas “Music of New Orleans, Volume 1: Music of Mardi Gras” (Smithsonian Folkways)
  • Varios Artistas “Super Sunday Showdown” (Rounder)
  • Wild Magnolias “Wild Magnolias” (Polygram)
  • Wild Magnolias “They Call Us Wild” (Polygram)
  • Wild Magnolias “I m Back…at Carnival Time” (Rounder)
  • Wild Magnolias “1313 Hoodoo Street” (AIM)
  • Wild Magnolias “Life Is a Carnival” (Metro Blue)
  • Wild Magnolias “30 Years and Still Wild!” (AIM)
  • Wild Tchoupitoulas “Wild Tchoupitoulas” (Antilles)
  • Young Guardians of the Flame “New Way Pak E Way” (First Tribe)

© Carles “Tocho” Gardeta, 2016
 

Autor: Carles "Tocho" Gardeta

Nacido en Barcelona de toda la vida, varón de 1,78 mt de altura y de complexión normal. Especialista en proyectos sin futuro y en producciones totalmente improductivas. Entre sus numerosas habilidades se cuentan las de montar en bicicleta, comer con cubiertos o hacer click con el mouse. Perdidamente enamorado de la música cultiva el vicio de escribir sobre ella, a pesar de entrar en conflicto con su admirado Frank Zappa respecto a lo que este dijo sobre lo de escribir sobre música, que es tan absurdo como bailar sobre arquitectura.

6 Comentarios
  • luisosby@gmail.com'
    Luis 17:44h, 10 marzo Responder

    Estupendo artículo, Tocho.
    Enhorabuena, por el texto y por la inclusión de los materiales gráficos y sonoros.
    Una delicia.
    Saludos!

    • Carles "Tocho" Gardeta 20:11h, 10 marzo Responder

      Me alegro que te haya gustado, gracias por el comentario. La inclusión de vídeo enriquece el texto una barbaridad. En este sentido dale un repaso al artículo de Ricardo Arribas http://www.jazzitis.com/articulos/la-herencia-africana-48-la-musica-cruza-el-atlantico/. De hecho se han editado todos los artículos de la antigua web mejorando la documentación gráfica, incluyendo vídeos en algunos casos, como este que te digo.

  • Ricardo Arribas 12:23h, 25 mayo Responder

    ¡Fantástico artículo, qué gusto asomarse y chapotear un rato en ese rinconcito sonoro que, la verdad, personalmente tenía casi totalmente desconocido! Como dice Luis, el material gráfico y sonoro ayuda un montón a hacerse una idea del asunto.

    Joer, queda uno con ganas de enredar en el listado de discos y comprobar cómo suena esa gente cuando se quita el traje y se mete en el estudio de grabación (asumo que así vestidos no es posible que quepan en ningún estudio jajaja).

  • nickolas@gmail.com'
    Nick 08:31h, 03 junio Responder

    Estupendo artículo. Sabía algo de esta tradición de Nueva Orlean por la tv, pero tu artículo me ha aportado mucha información desconocida. ¡¡Gracias!!

    • Carles "Tocho" Gardeta 11:21h, 03 junio Responder

      Muchas gracias por el feedback. Mi primer impulso de curiosidad también vino de la tv, concretamente de la serie “Treme”, en la que uno de los personajes más carismáticos es un Big Chief. Tengo que volver a ver esta serie, hace mucho tiempo que la vi. Las dos primeras temporadas son súper recomendables para quién esté interesado en la música de Nueva Orleans.

  • alvaroruizvalde@gmail.com'
    Alvaro Ruiz 15:41h, 01 enero Responder

    Buenas tardes y Feliz Año Nuevo 2018.
    El próximo Mardi Grass voy a NOLA. Conoceré la ciudad. Y después de leer lo que cuenta de ella se que la voy a conocer y disfrutar mejor.
    No me queda mas remedio que agradecerle el trabajo.
    Un abrazo. Alvaro Ruiz

Publica tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.