Artículo de • Publicado el 21/07/2016

Reseñas norteñas: Metheny & Carter en Vitoria

Crónica del concierto ofrecido por el guitarrista Pat Metheny y el contrabajista Ron Carter en el concierto de la 40ª edición del Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz celebrado en el Polideportivo de Mendizorrotza el día 16 de julio de 2016 a las 21:00.

Tras el concierto de Mahanthappa en el Teatro Principal, y después de entrar en una confitería a buscar algo con lo que endulzarme, dirigí mis pasos a Mendizorrotza. Por fin llegué y… ¿qué es esto? ¡La cola daba casi la vuelta entera al pabellón! Al menos iba rápido. Una vez dentro, comenzó la ardua tarea de buscar un buen sitio. Aquí no, aquí tampoco, ese tío se me acaba de adelantar… Tras unos minutos, dejé de buscar un sitio “bueno” y empecé a buscar “el menos malo”. Por fin, me conformé con uno en la penúltima fila del “patio de butacas”. Un poquito lejos, pero estaba centrado y con buena vista. ¡Vaya aspecto fantástico que ofrecía Mendizorrotza! Casi repleto, oigan. Menos mal que el jazz es una música minoritaria.

Pat Metheny y Ron Carter

Pat Metheny y Ron Carter en el escenario del Polideportivo de Mendizorrotza durante el concierto del Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz.

Pero claro, es que el programa era de lujo. Nada menos de Pat Metheny y Ron Carter, dos auténticas leyendas vivas. Allí estaban los dos, saliendo sonrientes al escenario. Los dos de pie, uno al lado del otro. Comenzó el evento con Manhã de Carnaval, el clásico que compusiera Luiz Bonfá para la película “Orfeo negro”, una melodía que se adapta muy bien a la guitarra eléctrica de Metheny. Lo siguiente fue otro clásico, All The Things You Are, uno de los grandes standards del jazz. Los músicos sonaban relajados y compenetrados, y la música no podía ser más bonita.

Hablando de clásicos, posiblemente James sea uno de los mayores del repertorio de Metheny. Lo tocaron en una interpretación encendida, mientras que la del Down Here On The Ground de Wes Montgomery fue más matizada, casi un andante, con un gran trabajo de Carter.

No podía faltar un blues, y eso fue lo que vino a continuación: Eighty-One, posiblemente la composición más famosa de Ron Carter. La tocaron como un blues realmente agresivo, e incluso Metheny se permitió algunos jugueteos ruidistas. Tras el blues, tiempo para otro clásico metheniano: Question and Answer, que el guitarrista compusiera para el disco aquel con Dave Holland y Roy Haynes.

Y llegó la parte de exhibición, por turnos: primero Metheny se sentó y cogió la Pikasso, su guitarra-arpa de 42 cuerdas, y con ella tocó una de las virguerías esas que hace con ella, con pasajes cristalinos y pasajes de furioso rasgueo de las cuerdas, incluso dando rítmicos golpes con la mano en el cuerpo del instrumento.

Turno de exhibición para Ron Carter, que se marcó en solitario un exuberante medley, en el que incluso tocó la Suite para Violonchelo nº 1 de Johann Sebastian Bach. Y no le hizo falta el arco, la tocó perfectamente en pizzicato. Recordemos ahora que los inicios de Carter fueron en el campo clásico, y que su primer amor había sido el violonchelo.

Mientras tanto, Metheny había cogido una guitarra acústica para prepararse para el siguiente tema: la balada I Fall In Love Too Easily, que cantara Frank Sinatra en la película “Levando anclas”. Una preciosidad lírica con hermosos solos de ambos músicos.

Nuevo cambio de guitarra. Metheny volvió a la eléctrica del principio, y con ella interpretaron una alegre y swingueante versión de St. Thomas, el famoso clásico caribeño de Sonny Rollins, con la que finalizó el concierto. Bueno, no del todo, porque faltaba el bis, para el que Metheny volvió a coger la acústica.

Un diálogo íntimo y relajado entre dos maestros. Belleza a raudales. Hora y veinte de disfrute en la que sólo eché de menos que le hubieran hecho un recuerdito a Charlie Haden. Venga, no importa, ya lo hago yo. Te recordamos, Charlie.

© Alejandro Díaz, 2016

 
Vídeo de un aficionado de Pat Metheny y Ron Carter tocando el I Fall In Love Too Easily en el Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz en su 40ª edición:

Enlace a MÁS RESEÑAS NORTEÑAS

Artistas:

Autor: Alejandro Díaz

Nacido en Gijón en 1973, lo del jazz le entró por un oído y, como todavía no le salió por el otro, es de suponer que sigue por ahí dentro, alojado en alguna parte de su cerebro (él asegura que es en la parte buena). Su vida carece de dirección, lo cual no le impide ser un apasionado de la música en directo y prodigarse en ofrecer opiniones directas sobre los conciertos que ve y los discos que escucha. Ustedes verán si le hacen caso, pero les advierto que el hombre es abstemio, y que además no le gustan ni el fútbol, ni los coches, ni los perros. Ya ven, una lindeza de tío. ¡Y encima escribe poemas!

2 Comentarios
  • tempsdejazz@gmail.com'
    Abel 07:38h, 22 julio Responder

    ¡Joder Alejandro! Menuda memoria prodigiosa la tuya… Y cuanto conocimiento musical. Bueno, en este caso, cuanto reconocimiento. Reconocer tanto tema y tanto título tiene mérito, coño.
    ¿Tú eres de los que traes una libretita y vas apuntando? (tengo vistos algunos de estos por Barcelona) ¿O lo debes todo a la parte buena de tu cerebro?
    En fin, mi enhorabuena envidiosa por haber podido asistir al concierto. Por lo que comentas estoy seguro que hubiese disfrutado.
    Salu2! :-)

    • Alejandro Díaz 13:46h, 22 julio Responder

      Jejeje… ¡Gracias, Abel! Pues sí, soy de los que lleva una libretita y voy tomando notas. No siempre reconozco los temas en pleno concierto, a veces un tema me suena pero no recuerdo el título, entonces hago una anotación en «scat escrito» del ritmo y la melodía del tema, para luego buscarlo en casa. También ayuda buscar posibles vídeos que alguien haya hecho y colgado en youtube. De todas formas, ya ves que no puse qué tema fue el bis. Es que no lo sé.

Publica tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.