Artículo de • Publicado el 15/02/2016

John Zorn: cosecha de 2015

Se hace un poco complicado seguir la producción discográfica de John Zorn, tan abundante y diversa estilísticamente. Aquí se repasa el conjunto de la obra producida por este artista incansable a lo largo de todo el año, con una breve descripción de cada uno de esos trece álbumes.

John Zorn ha cumplido 62 años en 2015, pero el paso del tiempo no parece afectar a su aspecto físico ni a su brutal actividad artística, este año ha producido 13 discos, continúa cumpliendo la función de arquitecto musical de un universo en expansión con nuevos músicos y con otros que ya formaban parte de la pléyade de artistas con las que acostumbra a trabajar. Además de su febril actividad en los estudios de grabación, John Zorn se ha paseado presentando su música por todo el mundo, pero este artículo se ciñe al repaso de su producción discográfica. Son trece discos que se han publicado en su sello Tzadik, y al final se añade uno más a modo de bonus, publicado el sello británico Confront. Aunque se hayan publicado en formato CD por primera vez en 2015 no todas las grabaciones de estos 13 + 1 discos son actuales.

Repaso introductorio a la discografía de John Zorn

Siete de los trece discos de este año puede decirse que son para un público minoritario, además de ser de estéticas diferentes que con toda probabilidad aún segmentarán un poco más a ese reducido público potencial, a menos de que sean fans absolutos de este artista, haga lo que haga.

James Moore tocando con una lima de uñas entre las sufridas cuerdas de su guitarra.

James Moore creando sonidos con una lima de uñas metálica entre las sufridas cuerdas de su guitarra.

En este grupo de discos complicados Zorn ha empezado el año publicando otra de sus megalómanas improvisaciones con el impresionante órgano de St. Paul’s Hall, en la Universidad de Huddersfield, es el tercero de esta serie de improvisaciones en solitario y no será el último porque en enero de 2016 estará en el mercado la cuarta entrega. También ha publicado dos discos de naturaleza experimental con guitarras escuela Fred Frith/Derek Bailey, uno con cuatro guitarras y el otro de una guitarra en solitario, con el nada ortodoxo James Moore en los dos discos.

En onda de música contemporánea de carácter vanguardista ha grabado un disco, el “Hen To Pan” con los habituales músicos virtuosos de John Zorn en este tipo de producciones Chris Otto (violón) y Jay Campbell (cello), además del concertista Steve Gosling (piano) que ya grabó el año anterior en formato de trío el “In the Hall of Mirrors” para Tzadik, Michael Nicolas (cello) y otro colaborador de Zorn pero en otros contextos, Tyshawn Sorey (batería). Y para el aficionado al rock extremo, en una onda metalera hardcore, Zorn ha grabado tres discos en esta línea zorniana de energía destroyer, con la inusitada participación de un desenfrenado Medeski al órgano.

 The Spike Orchestra, liderada por los compositores Sam Eastmond y Nikki Franklin, cultivan una música mezcla de jazz, rock, klezmer, dibujos animados y avant-garde, con influencias que incluyen a John Zorn, Duke Ellington, Frank Zappa o Carl Stalling.

The Spike Orchestra, liderada por los compositores Sam Eastmond y Nikki Franklin, cultivan una música mezcla de jazz, rock, klezmer, dibujos animados y avant-garde, con influencias que incluyen a Duke Ellington, Frank Zappa, Carl Stalling o, como no, John Zorn.

Los otros seis discos son mucho más accesibles. Ha continuado grabando sus partituras de Book Of Angels en tres discos imperdibles, para ello ha convocado a diferentes agrupaciones para cada álbum, como hace siempre con esta serie de Book Of Angels. Uno de estos tres discos lo hace con el cuarteto de las virtuosas voces de las chicas de Mycale a capella, que ya conocemos en el álbum “Mycale” de 2010. Otro de estos tres discos lo graba con la banda mejicana Klezmerson, que se estrena en Tzadik, fiestero a tope. Y el tercero, a fin de año, un inesperado disco con una big band orientada a un jazz contaminado de diferentes tradiciones musicales, The Spike Orchestra, que también ha grabado por primera vez en Tzadik.

The Dreamers en un concierto dirigidos por John Zorn, visible en el ángulo inferior derecho de la imagen

The Dreamers en concierto dirigidos por John Zorn, visible en el lado derecho de la imagen.

En este grupo de discos accesibles también ha editado en formato CD el concierto grabado hace dos años en Le Poisson Rouge celebrando su 60 aniversario, en el que se ofrecen versiones de composiciones suyas conocidas de diversas épocas y estilos, en una curiosa transformación al formato convencional de canción cantada, con un acompañamiento de músicos de lujo que forman parte de la élite del entorno de John Zorn: Marc Ribot, John Medeski, Trevor Dunn, Joey Baron, Cyro Baptista y Kenny Wollessen. Con estos mismos cracks, sustituyendo en los teclados a Medeski por Jamie Saft, o sea los fabulosos The Dreamers, ha publicado un álbum exquisito y, como nos tiene acostumbrado en los anteriores discos de este grupo, absolutamente digerible por cualquier tipo de público.

Y para cerrar este resumen de 2015 John Zorn cabe mencionar la producción de otro disco súper simpático y bailonguero con el grupo brasileño Forró In The Dark , su primera grabación en Tzadik para el disfrute de pequeños y mayores.

Estos trece discos se describen a continuación por orden de su aparición en el mercado, en ninguno de ellos Zorn toca su instrumento principal, el saxo alto, en realidad nuestro protagonista sólo interviene como músico instrumentista en el disco con el órgano de tubos St. Paul’s Hall, que graba él solo sin el acompañamiento de nadie y que es el primer disco que publicó en 2015.

Los discos uno a uno

1ZornOrganJohn Zorn “The Hermetic Organ Vol. 3: St. Paul’s Hall, Huddersfield” (Enero 2015)

John Zorn (solo, tocando un órgano de tubos.)

Para el lector con urgencias: improvisaciones góticas de Zorn solo con un impresionante órgano de tubos.

Zorn da rienda suelta a su faceta de sombrío y culto Capitan Nemo de los dos anteriores discos en los que se sienta ante el magnífico órgano de tubos del St. Paul’s Hall en la Universidad de Huddersfield, en medio de Inglaterra, para improvisar sus cosas. Los responsables del órgano ya deben estar curados de sustos porque allí se celebra un prestigioso festival anual de música contemporánea. Parece ser que el órgano fue el primer instrumento de John Zorn, y estas improvisaciones tienen para él un sentido especial. De hecho es difícil encontrar a Zorn grabando como músico en las grabaciones que se publican en los últimos años. Esta es la tercera entrega de Zorn improvisando con este majestuoso órgano, y los tres discos publicados hasta ahora tienen características muy parecidas, este contiene tres largas y cinemáticas improvisaciones, The Fall of Satan, Spectral Angels y The Revelation of St. John, de manera que, como sugieren los títulos que les ha puesto, está clarísimo que Zorn busca la máxima trascendencia mística en esta música, pero nosotros los simples mortales descreídos tendremos dificultades en encontrar la conexión, a pesar de que la música en sí es impresionante, eso sí lo tiene. De hecho si entras con las orejas abiertas y te pones el volumen altito, la escucha se convierte en un excitante viaje a territorios sumamente inquietantes y desazonadores, Zorn le saca unos sonidos a eso que te trasladan a un mundo donde lo único que puedes decir es “no somos nada”.

 

2ZornOlympiadDither & John Zorn “John Zorn’s Olympiad, Vol. 1: The Early Game Pieces” (Enero 2015)

Dither son: Taylor Levine (guitarra acústica y eléctrica); Gyan Riley, James Moore (guitarras eléctricas, acústicas y banjo); Joshua Lopes (guitarra eléctrica y acústica, bajo sexto, zhong ruan).

Para el lector con urgencias: música experimental de cuatro guitarrista neoyorquinos.

En estas grabaciones se interpretan composiciones escritas a finales de los 70 y principios de los 80, o sea de las primeras composiciones de Zorn con esa técnica de composición por bloques que luego ensambla según le viene y que sería marca de la casa con el paso de los años. El cuarteto Dither lo forman cuatro guitarristas con residencia en Nueva York, y el marco de trabajo es el de música experimental. Coincide que en este año 2015 el sello Tzadik ha publicado un disco de James Moore en solitario, uno de los guitarrista de este grupo, y se puede decir que hay bastante semejanza formal entre el disco de Moore (que se comenta más abajo en este artículo) y este disco del cuarteto Dither. Los cuatro músicos interpretan un total de ocho cortes con tres composiciones de Zorn en diferentes versiones, música experimental que cuenta con la interacción de los cuatro guitarristas para crear una música de carácter dadaista y de acceso complicado.

 

3ZornHenToPanJohn Zorn “Hen To Pan” (Febrero 2015)

Jay Campbell y Michael Nicolas (violoncelo); Steve Gosling (piano); Chris Otto (violón); Tyshawn Sorey (batería).

Para el lector con urgencias: música vanguardista clásica contemporánea de cámara.

En este disco se reúnen tres obras escritas para concierto. La primera lleva el nombre de Ouroboros y se ofrecen tres variaciones, dos de ellas con Tyshawn Sorey improvisando su acompañamiento, es decir, la batería va por libre mientras los dos violoncelos interpretan a partir de la partitura. La segunda obra es Occam’s Razor, subtitulada Canons, interludes and fantasies for cello and piano, con lo que queda explicado que está interpretada por un cello y un piano. Y la tercera es The Aristos, subtitulada Ten metaphysical ambiguities for violin, cello and piano, con lo que se hace innecesario decir cual es la instrumentación. Las tres variaciones del Ouroboros están en los cortes 1, 3 y 5, y Zorn intercala las otras dos composiciones, de manera que las tres obras quedan planteadas en el disco formalmente como una unidad en cinco partes.

La partitura de estas composiciones exige músicos virtuosos, podría decirse que es música “seria” contemporánea de cámara (cuando no hay batería, porque cuando interviene quizás hay un poco demasiado de ruido para el público “serio”), atonal, expresionista, de fantásticos y continuos giros inesperados a lo Carl Stalling… de hecho es música como de dibujos animados pero con el chip de esa música llamada culta.

 

4ZornAmonJohn Zorn & Klezmerson “Amon: Book of Angels Vol. 24” (Febrero 2015)

Carina Lopez, Marco Rentería (bajo); Natalia Turner (violoncelo); Chali Mercado (batería); Gustavo Nandayapa (batería, percusiones); María Emilia Martínez (flauta); Alex Otaola (guitarra); Juan Manuel Ledezma (guitarra, requinto, leona); Rodrigo Santoyo (oud); Chatran González (percusión); Daniel Zlotnik (saxos, clarinete); Homero Santiago (trombón); Moisés Garcia (trompeta); Benjamin Shwartz (viola, piano, órgano, jarana); Rolando Morejón (violín); Osiris Caballero León (violín, jarana).

Para el lector con urgencias: sabrosa y original mezcla de música latina y judía bajo el prisma mejicano.

Para este volumen de la serie Book of Angels Zorn ha elegido a una banda de ocho músicos mejicanos, que puede crecer hasta dieciseis integrantes, y que llevan el nombre de Klezmerson, creada por su líder Benjamin Shwartz al que Zorn conoció en 2010 a través del percusionista Cyro Batista.

Shwartz creció en un ambiente en el que las culturas mejicana y judía formaban parte de su entorno vital, y en su andanza musical une dichas tradiciones de manera totalmente natural desde una óptica moderna, con un sonido actual y nada elitista. En su práctica musical recuerda en cierto modo al judeo-cubano Roberto Rodríguez, que grabó el anterior volumen de esta serie.

La banda utiliza jarana, leona y requinto, que son guitarras muy utilizadas en la región de Veracruz, donde se hace una música tradicional llamada son jorocho, además de violín, flauta, bajo y percusiones latinas, a los que se le añaden batería, violoncelo, saxo y trompeta. El resultado es una mezcla de charanga, cha cha cha, klezmer, rock mejicano norteño, gypsy balcánico… todo ello con ese toque exótico de Henry Mancini y la modernidad del downtown neoyorquino. Schwartz describe su trabajo como “una ensalada con muchos ingredientes, cómo uno de esos platos que salen por accidente”. Total, un disco muy disfrutón con una fórmula muy original.

 

5ZornSimulacrumJohn Zorn “Simulacrum” (Marzo 2015)

John Medeski (órgano), Kenny Grohowsky (batería) y Matt Hollenberg (guitarra eléctrica).

Para el lector con urgencias: power trio haciendo trash metal jazz.

Este disco se publicó seis meses antes que el “Inferno” comentado más abajo, del mismo power trio y en la misma dirección. Los dos discos, publicados con pocos meses de diferencia, podrían haber sido un álbum doble. Básicamente valdrían los mismos adjetivos metaleros con los que he etiquetado el “Inferno”, pero este es, de alguna manera, más jazzy y no tan netamente trash como el “Inferno”, siguiendo con las malditas etiquetas este sería más metal progresivo, con una tensión dinámica un poco más compleja, menos directo, aunque los dos, “Simulacrum” e “Inferno”, están regidos por esa actitud intensamente violenta, visceral, hardcore, de apariencia primaria… aunque si se escucha sin prejuicios esta música no tiene nada de primaria.

 

6ZornGomoryJohn Zorn & Mycale “Gomory: Book of Angels Vol. 25” (Mayo 2015)

Ayelet Rose Gottlieb, Malika Zarra, Sara Serpa, Sofia Rei: voces

Para el lector con urgencias: música preciosa de cuatro voces femeninas a capella.

John Zorn ya había convocado con anterioridad a estas cuatro voces mágicas para otro disco de la serie Book of Angels, el volumen 13 “Mycale” publicado en 2010.

El aficionado al jazz quizás recuerde a la portuguesa Sara Serpa por su colaboración con el pianista Ran Blake en un disco a dúo. La argentina Sofia Rei es una de las tres voces protagonistas del disco “The Song Project” publicado este año y comentado en este artículo. La israelí Ayelet Rose Gottlieb ha grabado varios discos a su nombre, en Tzadik el “Mayin Rabin” en 2006. Y la marroquí Malika Zarra ha grabado dos discos en los que fusiona música árabe y jazz.

Quien haya escuchado el anterior vol. 13 de la serie ya se puede hacer una idea, a mí este quizás me gusta aún más que el anterior. Yo casi lo clasificaría como folklore de cámara más que otra cosa, aunque sea un folklore bastante inventado. Las canciones están cantadas en diferentes idiomas, hay varias en castellano, otras en francés, otras árabe, alguna en portugués… El primer tema tiene algún aire de milonga, el segundo muy de calypso, pero en general parecen madrigales sefarditas renacentistas del siglo XXI, con mucho del peculiar scat polifónico característico de este virtuoso grupo vocal, el disco es precioso.

 

7ZornSongProjectJohn Zorn “The Song Project: Live at Le Poisson Rouge” (Mayo 2015)

Mike Patton, Sofia Rei y Jesse Harris (voces); John Medeski (órgano, piano, Fender Rhodes); Trevor Dunn (bajo); Joey Baron (batería); Marc Ribot (guitarra); Cyro Baptista (percusiones), Kenny Wollesen (vibráfono).

Para el lector con urgencias: composiciones de Zorn en forma de canciones convencionales para cantante.

De hecho este disco se publicó antes en una caja para coleccionista con doce singles en vinilo y un librito de 32 páginas, y meses después Tzadik lo publicó en formato CD. Resulta que con motivo de la celebración de su 60 cumpleaños Zorn les pidió a tres cantantes de su círculo que pusieran letra a canciones de su amplísimo repertorio (la letra de una de las canciones está escrita por Sean Lennon) para ser cantadas en un concierto en el club Le Poisson Rouge. Ahí están Mike Patton (¡cómo no!), Sofia Rei (cuyas poéticas letras son en castellano) y Jesse Harris, cantando solos, en dúo o trío, acompañados de un grupo de súper lujo tocando en directo temas de Zorn muy conocidos. La fórmula funciona la mar de bien, es un gusto escuchar las melodías de estas trece canciones compuestas originalmente para Naked City, Masada, The Dreamers, para películas, etc, acompañados por esos fantásticos músicos, con solos aquí y allá (a destacar los de Ribot o Medeski), a los que se suma la atmósfera de un público entregado y las presentaciones de John Zorn.

 

8ZornPellucidarJohn Zorn & The Dreamers “Pellucidar: A Dreamers Fantafabula” (Junio 2015)

Cyro Baptista (percusiones); Joey Baron (batería); Trevor Dunn (bajo); Marc Ribot (guitarra); Jamie Saft (teclados); Kenny Wollesen (vibráfono).

Para el lector con urgencias: música preciosa y sofisticada que gustará a toda la familia.

Con este disco entramos en la zona plácida y amable de Zorn. Este es la cuarta producción de John Zorn con estos seis excepcionales músicos que forman The Dreamers, haciendo esta música cuidada y exquisita con su punto exótico y con tan buena acogida por el público en general. Han pasado cuatro años desde la publicación del “A Dreamers Christmas”, el anterior disco de The Dreamers antes de este, y mantiene el mismo nivel de excelencia de los cuatro álbumes anteriores, música relajada de aires klezmer que la guitarra surfera y atmosférica de Ribot, el piano cool de Saft, el vibráfono cristalino de Wollesen, la elegante y musical batería de Baron, el melódico bajo de Dunn y las sutiles percusiones ambientales de Baptista ayudan a transportarla a paisajes de ensueño. Un placer que puede disfrutar toda la familia. (El disco de The Dreamers “Ipor: The Book of Angels Vol. 14” fue reseñado por Ricardo Arribas en Jazzitis en Abril de 2010)

 

9ZornForroForro In The Dark “Forro Zinho – Forro In The Dark Plays Zorn” (Julio 2015)

Jesse Harris (voz); Jorge Continentino (pífanos, flautas, voz, saxo tenor y barítono); Vitor Gonçalves (acordeón); Rea Mochiach (bajo, percusión, fun machine); Guilherme Monteiro (guitarra eléctrica); Mauro Refosco (zambomba, vibráfono, synare, percusión); Sofia Rei (voz); Marcos Valle (voz invitada y Wurlitzer)

Para el lector con urgencias: música festiva de aires brasileños tradicionales y armonías judías.

Forró In The Dark es un grupo instrumental de excelentes músicos brasileños residentes en Nueva York que se reunieron informalmente en 2002 para animar el fiestorro de cumpleaños de su líder Mauro Refosco haciendo una música bailable tradicional del Nordeste de Brasil: el forró. Y les salió tan divertido que decidieron continuar el grupo. Desde entonces han grabado dos álbumes y un EP en los que han colaborado gente como David Byrne o Bebel Gilberto.

La primera vez que se atrevieron con material de Zorn este estaba presente y uno de los miembros del grupo explica que en medio de la actuación Zorn se levantó y dijo “Esto es una jodida mierda ¡me voy a casa!”. Pero la cosa acabó bien. Tan bien que su tercer disco, enteramente dedicado a composiciones de Zorn, lo ha publicado Tzadik y Zorn les ha compuesto un par de temas nuevos que se incluyen en el disco.

La música de Forro in the Dark es divertida, melodías sencillas y armonías básicas, con ritmos de forró, pero lo funden con rock, klezmer, algún toque funky, psicodelia amable, cosa antillana y sonido moderno, y el resultado resulta muy cachondo.

 

10ZornTheTrueDiscoveriesJohn Zorn “The True Discoveries of Witches and Demons” (Agosto 2015)

Marc Ribot y Matt Hollenberg (guitarras); John Medeski (órgano); Trevor Dunn (bajo); Kenny Grohowski (batería).

Para el lector con urgencias: música poderosa de trash metal jazz.

Por la formación ya nos podemos hacer una idea, la base es la del power trío de “Simulacrum” al que se añaden Marc Ribot y Trevor Dunn, que le dan a la cosa cruda del trash metal del “Simulacrum” e “Inferno” una densidad tetosterónica definitiva. Siguen esos poderosos riffs de guitarra distorsionada, ese órgano gótico e incendiario, esa batería arrolladora, a los que se suman la corrosiva guitarra de Ribot y la corpulencia machacona y espesa de Dunn. Rock jazz metalero adrenalítico para dejarte hecho polvo después de subidones energéticos y cortes afilados como una cuchilla de afeitar por estrenar. Algunos títulos: Psychosoma, Dark Sacrifice, Sorcerer, Eccleciaste, Phantasma, The Power of the Runic Symbols… Música violenta de una fuerza aplastante que desborda los límites de cualquier etiqueta que uno se pueda imaginar.

 

11ZornInfernoJohn Zorn “Inferno” (Septiembre 2015)
John Medeski (órgano), Kenny Grohowsky (batería) y Matt Hollenberg (guitarra eléctrica).

Para el lector con urgencias: power trio haciendo trash metal jazz.

En la fajita promocional se dice que es música impregnada de metal jazz, minimalismo, atonalidad, ambient y más, pero si sólo se quedara con lo de metal jazz creo que hubiera sido más fiel a lo que hay en el disco, porque lo de ambient y minimalismo es muy residual, a pesar de que en los pequeños momentos en los que entra en esos registros es muy bonito y amable, pero son una islita pacífica en un océano de turbulencias metaleras. El disco es una prolongación del “Simulacrum”, publicado también este año. A mí me suena totalmente a la onda instrumental de Emerson, Lake & Palmer, o de los anteriores Nice, pero derrochando energía a lo bestia. Son seis temas relativamente cortos, de entre 3 y 6 minutos, y uno largo de 21 minutos, este es un tema impresionante, con una dinámica interna de pasajes de alto contraste, que pasan por lo violento, lo majestuoso y lo delicado. La música del disco se sustenta en pesados riffs de guitarra, a veces de claro color klezmer. Medeski está brutal con sus improvisaciones incendiarias, Grohowsky avasallador, y Hollenberg como una roca con sus riffs de guitarra distorsionada y sus despegues metaleros. ¿Death metal?, ¿speed metal?, ¿hardcore metal?, ¿trash metal?, no sé… por ahi va la cosa, desde luego a los aficionados de las posteriores consecuencias del heavy metal supongo que les gustará este disco.

 

12ZornJamesMooreJohn Zorn & James Moore “James Moore Plays The Book Of Heads” (Octubre 2015)
James Moore (guitarra solo). CD publicado con un DVD de un documental de James Moore tocando, realizado por Stephen Taylor.

Para el lector con urgencias: música experimental de guitarra solista muy poco ortodoxa.

En la portada del disco se muestra el arsenal nada tecnológico con el que cuenta James Moore para la grabación de este disco de guitarra en solitario, mayormente guitarra acústica y a veces eléctrica. En dicho arsenal se ven globitos, baquetas, un bootle neck, unas pinzas, una lima de uñas, una muñeca parlante, un arco de violín, una esponja mojada, un muelle, diversos palitos, unas cuerdas de nylon, unos pequeños platillos… Recientemente tuve la oportunidad de ver a Marc Ribot en un concierto de guitarra acústica, y uno de los temas fue una composición de Zorn que Ribot interpretó leyendo la partitura y utilizando globitos frotando las cuerdas, bootle neck, lápices entre las cuerdas, una lima de uñas, etc… y tenía su gracia, sobre todo por la actitud subversiva del asunto, aquello duró apenas tres o cuatro minutos, este disco de James Moore es la versión extendida, aquello fue como un resumen. Son 46 minutos para 35 estudios, y como puede deducirse la duración de cada uno de ellos es muy corta. No es muy ruidoso, los silencios además juegan un gran papel, pero quien espere escuchar una guitarra como está acostumbrado a escucharla, aquí se encontrará con un increíble mundo paralelo, excepto con el último tema, el “Etude 35” que es de los largos, tiene una duración de un minuto y medio, y es muy bonito. SIn ver lo que está haciendo Moore con la guitarra es no es fácil hacerse una idea de donde saca estos sonidos. Este es quizás el disco más difícil auspiciado por Zorn este año.

 

13ZornCerberusJohn Zorn & The Spike Orchestra “Cerberus: The Book of Angels Volume 26” (Diciembre 2015)

Mike Wilkins (saxo alto, clarinete); Vasilis Xenopoulos (saxo alto, flauta); Paul Booth (saxo tenor, clarinete); Stewart Curtis (saxo tenor, clarinetes); Erica Clarke (saxo barítono, clarinete bajo); Noel Langley (trompeta, flugelhorn); Karen Straw (trompeta, flugelhorn); George Hogg (trompeta, flugelhorn); Ben Greenslade-Stanton (trombón); Ashley Slater (trombón); Mike Guy (acordeón); Dave Powell (tuba); Moss Freed (guitarra); Chris Nickolls (batería); Sam Eastmond (trompeta); Sam Leak (piano, teclados); Otto Willberg (contrabajo); Nikki Franklin (voz).

Para el lector con urgencias: música de tradición de las grandes orquestas del jazz, pero moderna.

Parece como si John Zorn decidiera reservar para el último disco de 2015 lo que en mi opinión es un bombazo. Por fin se decide a escribir para una big band de jazz. No será ninguna obscenidad relacionar esta música con la obra musical para orquesta de George Gershwin, Charles Mingus, Oliver Nelson, Gil Evans, Carla Bley o Duke Ellington, y situarla en ese nivel. Según palabras de Zorn, este proyecto está destinado a “producir una especie de música judía radical… poner Ornette Coleman y las escalas armónicas judías juntos”. Demasiado simple para describir esta música, pero la verdad es que el éxito de esta intención está absoluta y magníficamente conseguido. Música apasionada afianzada en el bloque orquestal, no tanto en las improvisaciones de sus solistas que también las hay pero bastante medidas, con un dominio espectacular del color, dinámica, melodía, armonía, ritmo y en definitiva del lenguaje del jazz moderno en su formato de big band, con sonoridades gypsy, latinas, judías, neoyorquinas, gilevansianas… Un disco altamente recomendable para cualquier aficionado al jazz actual que ame la gran tradición orquestal del género.

Bonus

14ZornNewYorkIst featuring John Zorn “New York” © Confront ‎– ccs 40

Rhodri Davis (arpa); Simon H.Fell (contrabajo); Mark Wastell (violoncelo); John Zorn (saxo alto en el track 6). Grabado en concierto en el club Tonic, Norfolk Street, New York City en Abril de 2001 por Bruce Gallanter.

Para el lector con urgencias: dura música experimental de carácter dadaista.

El trío acústico de cuerdas británico Ist actuó en 2001 en el club Tonic de Nueva York, en primera fila estaba Bruce Gallanter, el propietario de la conocida tienda de discos Downtown Music Gallery, con una grabadora, y grabó el concierto del trío Ist de aquella noche que se ofrece en este disco. La velada fue presentada por Derek Bailey, que falleció en 2005 y a quién Ist le dedica este disco, y allí estaba John Zorn que se subió al escenario para tocar su saxo alto en el último de los seis temas. El contexto es pura y dura libre improvisación, además los instrumentos está tocados de manera muy poco convencional, de manera que los no seguidores de este género de libre improvisación van a tenerlo muy crudo para disfrutar de esta performance acústica. Realmente la inclusión de esta grabación en la descripción de la producción discográfica en 2015 de John Zorn está cogida un poco por los pelos, porque lo único que la justifica es su presencia en el último tema de siete minutos que cierra un concierto de unos cincuenta minutos de descontrol dadaista, pero Zorn es mucho Zorn, y su intervención con el saxo alto es enorme.

Y con este disco se completa la revisión a la discografía de John Zorn en 2015. Mi agradecimiento a J.Carmelo “Pharoah” Rodríguez por su ayuda en la recopilación de la discografía.

© Carles “Tocho” Gardeta, 2016

 

Autor: Carles "Tocho" Gardeta

Nacido en Barcelona de toda la vida, varón de 1,78 mt de altura y de complexión normal. Especialista en proyectos sin futuro y en producciones totalmente improductivas. Entre sus numerosas habilidades se cuentan las de montar en bicicleta, comer con cubiertos o hacer click con el mouse. Perdidamente enamorado de la música cultiva el vicio de escribir sobre ella, a pesar de entrar en conflicto con su admirado Frank Zappa respecto a lo que este dijo sobre lo de escribir sobre música, que es tan absurdo como bailar sobre arquitectura.

4 Comentarios
  • joaquinferper@cgtrabajosocial.com'
    Joaquín 16:57h, 07 marzo Responder

    Han vuelto a renacer de una forma espléndida. No estoy muy de acuerdo con el comentario que dices de Zappa; hay comentaristas de música que hacen que, al lector le den ganas de escuchar -mi caso- algunos de los discos que comentas. Zorn no para es el ‘Picasso’ de la música un currante nato algo así como era Erich Zann que tocaba de día, de noche y en los postres.
    Un placer leerte.

    • Carles "Tocho" Gardeta 19:18h, 07 marzo Responder

      No me toques al Zappa, si él decía que es absurdo escribir sobre música es que es así, lo que pasa es que algunos nos movemos en lo absurdo como pez en el agua.
      Oye, ¿no serás aquel Joaquín de Tomajazz? Eso de citar a Erich Zann… uhmmmm…

  • joaquinferper@cgtrabajosocial.com'
    Joaquín 23:40h, 07 marzo Responder

    Sí; ‘yo soy aquel’. Espero algún día citarme a mí mismo. En lugar de citar un cuento de Lovecraft que tenía tantos defectos o más que yo., ¡qué digo!, más que yo, sin duda.
    Me alegra ver que estas en forma…, muy en forma.

    • Carles "Tocho" Gardeta 20:30h, 08 marzo Responder

      Joer, Joako… ¡qué alegrón!

Publica tu comentario