Artículo de • Publicado el 28/01/2013

Nuestro Pueblo: una construcción extraordinaria

A veces la excentricidad y la tozudez producen obras extraordinarias, este es el caso de Simon Rodia y sus fenomenales construcciones, y el de su coetáneo Forestiere, otro friki cabezón que decidió construir su maravillosa vivienda bajo tierra.

Alguna vez, en la compra de algún disco, me he dejado llevar por la imagen de la portada, hace años el disco “Harold In The Land Of Jazz” del Harold Land fue uno de esos casos. Lo que me llamó la atención fue esa tosca arquitectura de notable altura y de aspecto gaudiniano que se eleva detrás del saxofonista. Años más tarde me sorprendió ver la misma construcción en un disco de Jeff “Tain” Watts, sin embargo aquí las torres tienen un aspecto futurista, esta intemporalidad sólo la consiguen ciertas obras artísticas.

Portadas de "Harold In The Land Of Jazz" © 1958 de Harold Land, y "Watts" © 2009 de Jeff "Tain" Watts, visible en ambas la imagen de "Nuestro Pueblo" (The Watts Towers).

Portadas de “Harold In The Land Of Jazz” © 1958 de Harold Land, y “Watts” © 2009 de Jeff “Tain” Watts, visible en ambas la imagen de “Nuestro Pueblo” (The Watts Towers).

El plano tan forzado de la foto del disco de Land destaca el aspecto monumental de esas torres primitivas que se asemejan más a un andamiaje efímero que a una construcción acabada. El otro disco en el que también aparecen esas torres, mucho más reciente, el “Watts” de Jeff “Tain” Watts, hace una referencia más explícita, porque Watts es el nombre del distrito en donde están estas extrañas e impresionantes torres. El título de ambos discos coincide en el juego de utilizar el nombre del artista para relacionarlo con un lugar, imaginario en el caso de Harold Land, y real en el de Jeff “Tain” Watts.

Estas torres están en Los Ángeles, California, y es la obra arquitectónica de un obrero hijo de inmigrantes italianos, Simon Rodia (1879-1965), nacido en Nápoles pero desde muy pequeño viviendo en EEUU. Las construyó él solo, y a mano, en sus ratos libres durante 33 años. Bautizó a las torres con el nombre de “Nuestro Pueblo”, así en castellano, pero los norteamericanos les llaman Watts Towers. Las empezó en 1921 y estuvo trabajando en su obra hasta 1954.

TowersOK3

Me pregunto que si uno está treinta y tantos años dedicado a una obra monumental, y llega un día que la acabas ¿qué haces luego? La cuestión es que el conjunto de esas diecisiete torres es muy conocido y actualmente están consideradas como un magnifico ejemplo de arquitectura vernácula no tradicional.

Las Watts Towers (Nuestro Pueblo) están en pie de puro milagro porque la municipalidad quiso demolerlas poco después de que Simon Rodia abandonara el lugar, pero incitativas privadas lograron evitarlo, incluso el ayuntamiento para justificar la necesidad de arrasar aquella incomprensible construcción hizo una prueba de resistencia de las estructuras más grandes con la esperanza de dañarlas irremisiblemente, y resistieron hasta que se rompió la grúa que estiraba con cables lateralmente de las estructuras, las cuales no se movieron ni un solo pelo. Simon Rodia había hecho bien su trabajo.

Es un complejo de 17 torres interconectadas, dos de ellas tienen una altura de más de 30 metros, en realidad es un conjunto escultórico, porque no están pensadas como vivienda. Están construidas con material de desecho y decoradas con trozos de cerámica rota de una fábrica cercana. Los vecinos del barrio nunca vieron con buenos ojos aquello tan extravagante que hacía aquel tozudo italiano con medios artesanales, su suspicacia les llevaba a temer que fueran antenas para comunicarse con los japoneses en los años de la guerra mundial, a todo el mundo le parecía normal que aquella construcción sin sentido sufriera actos vandálicos con frecuencia.

Simon Rodia en traje de faena.

Simon Rodia en traje de faena.

Finalmente Simon Rodia abandonó aquello a lo que se había estado dedicando sin un plan conocido, pero con envidiable tesón, durante toda su vida, dejándolo tal como se puede contemplar hoy en día. Aparece en libros de arquitectura muy serios, figura en el Registro Nacional de Lugares Históricos de EEUU y ha sido declarado Monumento Histórico Nacional. Se han hecho trabajos de conservación y actualmente atrae a muchos turistas.

Este es el trailer de la película dedicada al personaje y su obra:

Otra construcción extraordinaria

De este tipo de cosas frikis hay otra en Fresno, también California (¿que tendrá ese Estado?), se llama Forestiere Underground Gardens (Jardines subterráneos de Forestiere), y es la obra de otro currante inmigrante italiano, Baldassare Forestiere (1879-1946), [en la foto de la izquierda]  nacido precisamen el mismo año que su paisano Simón, aunque hay discusión sobre la fecha exacta del nacimiento de Simon Rodia. Este otro italiano estuvo cuarenta años dedicado a trabajar en su única obra, e hizo su casa bajo tierra a base de tecnología de pico, pala y mucho tesón. Decía que estaba más fresquito en verano y más caliente en invierno.

Con esa panzada de currar no creo que se diera mucha cuenta de la temperatura, pero bueno. Su casa bajo el suelo tiene más de cien espacios, entre habitaciones, pasillos, patios, plazas… construidas a diferentes niveles de profundidad. Parece que plantaba los árboles en el nivel inferior, cíticos preferiblemente, y les hacia agujeros en el techo para que recibieran luz natural. Un oasis subterráneo. Si yo estuviera en Fresno, mañana mismo iba a verlo.

 
BaldessareMontatjeOK

 
 
Simón, el de las torres de la portada de Harold Land y Jeff “Tain” Watts, dudo que hubiera visitado Barcelona, pero unas fotos de la Sagrada Familia sí las debía tener. Es totalmente Gaudí interpretado en onda naïf, con sus trocitos de cristales y cerámica adornándolo todo. Los pedacitos no son vajillas rotas de la burguesía catalana, sino que incluyen trozos de botellas de cerveza bien proletarios. En realidad es fácil, te bajas cuatro fotos de cosas de Gaudí, coges la agenda, te reservas cuarenta años y ala, a hacértelo. Eso sí, es mejor que lo hagas en EEUU, así tienes más garantías de salir en las enciclopedias de arte.

Por cierto, los dos discos son altamente recomendables.

HarolLandDisc

Harold Land “In The Land of Jazz” © 1958 Contemporary Records
Harold Land (saxo tenor), Rolf Ericson(Trompeta), Carl Perkins (piano), Leroy Vinnegar (bajo), Frank Butler (batería).

JeffTainDiscJeff “Tain” Watts “Watts” © 2009 BMI
Jeff “Tain” Watts (batería), Terence Blanchard (trompeta), Branford Marsalis (saxos), Christian McBride (bajo).

 
© 2013 Tocho
 

Autor: Carles "Tocho" Gardeta

Nacido en Barcelona de toda la vida, varón de 1,78 mt de altura y de complexión normal. Especialista en proyectos sin futuro y en producciones totalmente improductivas. Entre sus numerosas habilidades se cuentan las de montar en bicicleta, comer con cubiertos o hacer click con el mouse. Perdidamente enamorado de la música cultiva el vicio de escribir sobre ella, a pesar de entrar en conflicto con su admirado Frank Zappa respecto a lo que este dijo sobre lo de escribir sobre música, que es tan absurdo como bailar sobre arquitectura.

No hay comentarios

Publica tu comentario