San Sebastián 2017: Wayne Shorter Quartet
Artículo de • Publicado el 02/08/2017

San Sebastián 2017: Wayne Shorter Quartet

Reseña del concierto ofrecido por el Wayne Shorter Quartet (Wayne Shorter: saxos; Danilo Pérez: piano; John Patituccci: contrabajo; Brian Blade: batería), el día 21 de julio de 2017 a las 18:30 en el Auditorio del Kursaal, en el marco del Festival de Jazz de Donostia/San Sebastián - Heineken 52 Jazzaldia.

San Sebastian 2017

Cartel del Festival de Jazz de San Sebastián 2017, Heineken 52 Jazzaldia.

El viernes 21 de Julio yo y mi infección pulmonar bacteriana llegamos a San Sebastián. Lo que yo creía que era un puñetero catarro que me duraba ya tres semanas había resultado ser otra cosa. La médico a la que fui me había recetado un antibiótico, pero aun así temía que me dieran virulentos ataques de tos durante los conciertos (me había ocurrido una semana antes en un concierto de música clásica). Finalmente no sucedió, mi enfermedad respetó la música (oye, igual es que a los bacilos les gusta el jazz, ¡deberían hacer un estudio científico!) y pude disfrutar de los conciertos lanzando sólo toses esporádicas.

El primer concierto previsto era ese mismo día en el Kursaal, a las 18:30. Nada menos que el Wayne Shorter Quartet, integrado como siempre por Wayne Shorter (saxo tenor, saxo soprano), Danilo Pérez (piano), John Patitucci (contrabajo) y Brian Blade (batería).

La clave de este grupo es la interacción del conjunto. Llevan tocando juntos todo lo que llevamos de siglo, y está claro que se entienden a las mil maravillas y que la compenetración entre ellos es total, particularmente entre piano y contrabajo, Danilo Pérez y John Patitucci. El intrincado entramado musical que crean esos dos, sostenido y vigorizado por el incansable Brian Blade, es portentoso y el espectáculo que supone verles mirarse, sonreírse y retarse durante todo el concierto mientras crean una música arrolladora ya vale por sí solo el precio de la entrada.

Y luego está Wayne Shorter. El hombre que estuvo en los Jazz Messengers de Art Blakey, en el fabuloso quinteto de Miles Davis, el artífice de varios discos míticos en Blue Note, el que fue pieza clave en los clásicos del Miles eléctrico “In a silent way” y “Bitches brew”, el miembro de Weather Report, el que grabó aquel precioso “Native Dancer” con Milton Nascimento… ¡Wayne Shorter! El término “leyenda viva” se le queda incluso corto.

San Sebastián 2017 Wayne Shorter

Wayne Shorter y Danilo Pérez en el escenario del Kursaal. (foto de El País)

83 años tiene ya, y se nota. Actualmente toca sentado y con sus saxos (que intercambia cada poco) navega sobre el proceloso océano musical que crean los otros tres. Y sigue siendo un creador, que cavila y piensa. Resulta casi doloroso verle “decidirse a tocar”, esperar unos momentos antes de entrar con el saxo y a lo mejor tocar sólo dos o tres frases. Es evidente que ya no tiene el mismo fuelle que antes, así que ahora sólo toca lo esencial, las frases imprescindibles, las frases perfectas. Sólo en algunos pocos momentos se atrevió con improvisaciones largas. Justo cuando el tema lo pedía.

En cuanto a lo que tocaron, empezaron con Lost, del álbum “The Soothsayer” del 65. Aunque es inútil citar las referencias porque lo que tocan no se parece en nada a la concepción original de los temas. De hecho el comienzo a lo que me recordó fue a las maneras de “Bitches brew”, hasta que Patitucci introdujo un sorprendente cambio de ritmo. Siguieron con The Three Marias, con Shorter primero con el tenor, luego peleándose con el soprano (le ajustó varias veces la boquilla) y luego otra vez con el tenor. Nuevamente fue una versión sorprendente e intensa, y sólo al final interpretaron claramente la melodía del tema. Entonces Shorter se acercó al micrófono y dijo no-sé-qué de “la casa del Dr. Frankenstein” antes de emprender Lotus, una composición que procede de su colaboración con la Orpheus Chamber Orchestra en el 2013, con hermosos pasajes de Patitucci con el arco y Shorter luciéndose con el tenor. El siguiente tema fue el brutal Zero Gravity, y aquí lo más destacado fue el poderoso y vibrante solo de piano de Danilo Pérez. Un hermoso pasaje de soprano sirvió de introducción a Prometheus Unbound, un tema más tranquilito que fue creciendo en intensidad y con el que dieron fin al concierto. Pero faltaba el bis, claro, que consistió en Adventures Aboard the Golden Mean, con Shorter suelto y brillante con el soprano.

Hay una frase que ha dicho Shorter en más de una entrevista: «To me the word jazz means “I dare you”». («Para mí la palabra jazz significa “te desafío”»). La música que toca este cuarteto es eso, puro desafío. Música desafiante para el espectador y para los propios músicos. No hay nada trillado ni acomodaticio. Todo es pura intensidad y pura creatividad. Al finalizar el evento y darse cuenta de que sólo ha durado una hora y veinte minutos, uno se sorprende de que la experiencia haya sido tan corta, porque las emociones han sido muy grandes.

Este actuación será emitida en La 2 de TVE en la madrugada del martes 22 de agosto, dentro del programa “Festivales de Verano”.

© Alejandro Díaz, 2017

Unos minutos de la actuación de Wayne Shorter Quartet en el 52 Heineken Jazzaldia en Donosti/San Sebastián 2017:

Autor: Alejandro Díaz

Nacido en Gijón en 1973, lo del jazz le entró por un oído y, como todavía no le salió por el otro, es de suponer que sigue por ahí dentro, alojado en alguna parte de su cerebro (él asegura que es en la parte buena). Su vida carece de dirección, lo cual no le impide ser un apasionado de la música en directo y prodigarse en ofrecer opiniones directas sobre los conciertos que ve y los discos que escucha. Ustedes verán si le hacen caso, pero les advierto que el hombre es abstemio, y que además no le gustan ni el fútbol, ni los coches, ni los perros. Ya ven, una lindeza de tío. ¡Y encima escribe poemas!

No hay comentarios

Publica tu comentario