Akua Naru - The Miner's Canary

Akua Naru «The Miner’s Canary»

Reseña de • Publicada el 22/09/2016

Desde su denominada “época dorada”, el hip-hop y, por ende, uno de sus hijos bastardos, el neo-soul, camina, en términos generales, sobre terrenos movedizos, ambiguos y confusos. Un género cuya eclosión revitalizó, y de qué manera, la música de finales del siglo XX y que ahora, sin embargo, vaga en una semi-deriva mediatizada y mercantilizada capaz de ofrecer momentos tan inolvidables como fiascos absolutos. Entre los primeros, y por citar sólo unos cuantos, ahí están los Madlib o los 9th Wonder, turntablistas como Logic y Shadow o los genios de Flying Lotus o Thundercat con sus caudales sonoros, creando inercias (y sinergias) propias y novedosas vías de exploración mientras resisten cuales galos bigotudos contra ataques romanos en un cómic de Astérix. Quizá por ello, y también por la siempre necesaria y, desgraciadamente demasiado ausente, mirada femenina en un mundillo que sigue siendo insoportablemente machista, el aterrizaje de Latanya Olatunji, más conocida como Akua Naru, no sólo significó un oasis en medio del desierto sino un esperanzador asidero que tomar como punto de referencia.

Pero antes de meterse en harina, y para conocer mejor a la protagonista de este humilde texto, cabría hacerse alguna pregunta del todo pertinente. La primera, ¿es Akua Naru sólo hip-hop, como generalmente se viene entendiendo este género? De ninguna manera. Indiscutiblemente lo es porque ahí están todos los ingredientes que así lo atestiguan pero su sonido trasciende explícitamente esos límites para construir idiosincrasia propia a partir de retales pasados y presentes sabiamente imbricados, superpuestos y entrelazados. De esta forma, encontramos reminiscencias de bandas clave en el desarrollo instrumental del hip-hop como Stetsasonic, The Roots, Digable Planets, Opus Akoben o los Beastie Boys de aquel glorioso álbum instrumental llamado “The In Sound From Way Out” así como puntos en común con una de las grandes féminas del género –aunque parcialmente desconocida para el público mainstream- como Bahamadia. Aclarado esto, podemos formularnos la segunda pregunta, ¿puede considerarse a Akua Naru una rapper al uso?” Ni mucho menos y, además, pecaríamos de ingenuos si contestamos con una afirmación demasiado taxativa. Su forma de fraseo, su flow está a medio camino entre la cadencia jazzística a lo Q-Tip y un recitado deudor de gente como Camille Yarbrough, Ladybug Mecca de los imprescindibles y ya mencionados Digable Planets o Jill Scott en su faceta más poetry y spoken word. Por supuesto, y como no podía ser de otra manera, también están presentes ecos de los Last Poets, los Watts Prophets, Gil Scott-Heron o, en el apartado meramente instrumental, Roy Ayers en la concepción que Naru expresa en su música. Una concepción que, como puede observarse, se acopla perfectamente en esa sabrosa línea que une la historia del hip-hop hecho por mujeres: MC Lyte y Queen Latifah abrieron el camino, Lauryn Hill lo perfeccionó, la citada Bahamadia lo sofisticó y Akua Naru se pone al servicio de todas ellas para traer toda esa energía acumulada a nuestros días. Y qué mejor manera de plasmarlo y darlo a conocer que sus discos.

Después de un excelente, potencial y premonitorio debut llamado “The Journey Aflame” y su excelsa réplica en forma de reintepretación en directo de varias de sus composiciones en “Live & Aflame Sessions” en 2012 (actuaciones disponibles en Youtube), en verano del año pasado vio la luz su “The Miner’s Canary”, coherente continuación sonidera de sus anteriores entregas, algo así como un buen vino envejecido en barrica de roble que espera pacientemente a ser descorchado y servido con entusiasmo. Despegamos, de esta forma, con una evocativa y declaratoria introducción (The Mine), deudora del sustrato sonoro más cercano al jazz, para dar paso a la solidez rocosa de Heard donde una de las bases más contundentes que podemos encontrar en el track listing nos marca el paso al que debemos empezar a mover rítmicamente el cuello. A partir de aquí, Naru ofrece un periplo introspectivo con hueco para la explícita ternura de paisajes como Canary Dreams con el soulman ecléctico Cody Chestnutt, y Seraphim, un precioso medio tiempo anclado en las raíces del neo-soul, capaz de derretir con su sugerente groove el iceberg más firme. Y así, canción a canción va desgranando todo el potencial sonoro almacenado en su concepto musical, entendido éste como un todo, un conglomerado de expresiones y paletas de colores de muy diversa procedencia susceptibles de nuevos matices a cada nueva escucha. Engarzada en este precepto, tenemos la prístina conjunción entre jazz y hip-hop de (Black &) Blues People junto al trompetista Christian Scott conectado con la sapiencia y buen hacer en las producciones de la siempre eficiente y vanguardista Georgia Anne Muldrow en la sugerente Mr. Brownskin. También Toni Morrison, homenaje a la escritora negra del mismo nombre y tributo racial desde la perspectiva de género, con un pellizquito pianístico apoyando el groove que no por mero detalle resulta menos embriagador o Boom Bap Back, una canción que bien podrían haber firmado los primeros Roots. Mención aparte merece la banda, con ese sonido orgánico, natural, de elegante cadencia y superlativa facilidad para comprender el ritmo y la síncopa, sus líneas de bajo punzantes, sus licks en los teclados y su apabullante riqueza rítmica. Colaboran incluso en alguna canción el mítico batería Bernard “Pretty” Purdie y Ben L’Oncle Soul, sensación francesa del mejor soul. Así que yo que vosotr@s no me lo perdería.

Para acabar, y si la queremos cortita y al pie, diremos simplemente que “The Miner’s Canary” es un discazo. Así, sin más. Sobrio, instrumentalmente impoluto, vocalmente preciosista y refinado, musculoso y contundente en las composiciones, estilista en los arreglos, gospel en los coros y militante en la más absoluta tradición de raigambre negra con trasfondo político. Un misil directo a la línea de flotación de los prejuicios que, por estas latitudes, suelen imperar al hablar de hip-hop. Pura Great Black Music del siglo XXI. Con lo que me gusta a mí eso.

© Rodrigo López Muñoz «Donny», 2016

 
Akua Naru en directo con uno de los temas del disco: Mister Brown Skin

 

Autor: Rodrigo López Muñoz “Donny”

1981 fue el año del golpe fallido. Según sus padres, también nació él y, desde entonces, la música le persigue. O él a ella, sigue sin tenerlo claro. Fueron dos mujeres –su madre y su tía- las que inocularon el veneno musical en su cuerpo. El soul marcó su adolescencia y, a partir de ahí, se echó a perder con cualquier sonido que procediera de las entrañas. Casi 4.500 discos después y tras blogs, revistas como Soul Nation y pinitos como DJ, aquí sigue, “musicófago” perdido. Rebelde sin remedio en lo político, populista en lo musical, de vez en cuando escribe sobre cosas. Aunque a veces no se entienda ni él.

Akua Naru - The Miner's Canary
  • Artista o Grupo

    Akua Naru
  • Título del disco

    "The Miner’s Canary"
  • Sello discográfico y año

    The Urban Era (2015)
  • Músicos del disco

    Akua Naru (voz), Blitz The Ambassador (voz), Cody Chesnutt (voz), Ben L’Oncle Soul (voz), Christian Nink, Mathieu Edouard, Bernard Purdie, Daru Jones, Aurelien Lefebvre (baterías), Alex Rönz, Gwen Ladeaux (bajos), Ralph Lavital, Mathias Löscher, Milan Hoffman, Marcus Machado, Joel Johnson (guitarras), Wendy Milton (piano, Rhodes, sintetizador), Furlan Felter, Alvin Giles (Wurlitzer), Flow Fourlin, Julian Ritter (saxos altos), Josiah Woodson (trompeta), Hamza Touré (saxo tenor), Lulia-Andreea Smeu, Nicoletta Petre (violines), Maria Coltatu (viola), Corina Ciuplea (violonchelo), DJ Rob Bankz (turntables), Arin Maya Lawrence, André C. Willis, Kimberly Crawley, Jacqueline Nsiah, Clifton Watson, Vanessa Irvin, Njeri Rahab, Earl Bloodworth, Dr. Katrina Hazzard, Olaiya Olatunji, Connie Bidounzo (coros).

  • Otros datos

    Temas:
    01. The Mine (Akua Naru, Wendy Milton)
    02. Heard (Akua Naru, Alex Rönz, Christian Nink, Wendy Milton)
    03. Canary Dreams (feat. Cody ChesnuTT) (Akua Naru, Alex Rönz, Furian Felter, Ralph Lavital, Wendy Milton)
    04. Seraphim (feat. Fetsum) (Akua Naru, Alex Rönz, Julian Ritter, Wendy Milton)
    05. The Dark (Akua Naru, Alex Rönz, Furian Felter, Ralph Lavital, Wendy Milton)
    06. (Black &) Blues People (feat. Christian Scott) (Alex Rönz, Christian Scott)
    07. Boom Bap Back (Akua Naru, Amen Viana, Leif Bräutigam)
    08. Mr.Brownskin (feat. Georgia Anne Muldrow) (Akua Naru, Alex Rönz, Wendy Milton)
    09. Sugar (HoneyIce Tea) (feat. Ahrel Lumzy) (Akua Naru, Leif Bräutigam)
    10. Untitled (Ase) (Akua Naru, Julian Ritter)
    11. Toni Morrison (Akua Naru, Olaiya Olatunji, Aurelien Lefebvre, Florian Fourlin, Frank-Cliff Jean, Mickäel Joseph)
    12. On Beauty (Akua Naru, Christian Nink, Ralph Lavital)
    13. The Flight (Akua Naru, Alex Rönz)
    14. Falling (Akua Naru, Wendy Milton)
    15. One Woman (feat. Dr.Tricia Rose) (Wendy Milton)
    16. Fly (feat. Ben L’Oncle Soul) (Bonus Track) (Akua Naru, Alex Rönz, Furlan Felter, Ralph Lavital)

    Todas las letras por Akua Naru.

    Producido por Akua Naru.

  • Escúchalo en Spotify

2 Comentarios
  • luisosby@gmail.com'
    Luis 'Osby' 11:33h, 25 septiembre Responder

    Impecable artículo, Donny.
    Me alegro mucho de saber de ti de nuevo y, además, de que sea leyéndote por aquí.
    El temazo que dedican a Toni Morrison está genial.
    Me llamó también la atención The Dark, más que nada porque creo que daba mucho más juego que el escaso minuto y medio que dura; bueno, es una impresión mía, vamos.
    Lo dicho: muy contento de leerte por aquí.
    Un fuerte abrazo.

  • Rodrigo López Muñoz "Donny" 17:48h, 25 septiembre Responder

    Muchísimas gracias, Luís! Me alegro mucho de leerte también. Me encontró Tocho en Facebook de casualidad y me captó, jejeje. Nos leeremos a menudo. Voy a ver si te encuentro por Facebook también y así estamos más en contacto.

    Un abrazo grande!

Publica tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.