Bill Evans and Orchestra «Brandeis Jazz Festival»

Reseña de • Publicada el 05/01/2010

Leer e improvisar

Se trata de grabaciones de los conciertos en el marco del Brandeis Jazz Festival celebrado en Nueva York en junio de 1957. La Brandeis University emplazó a tres músicos de jazz interesados en la música docta y a tres de música docta interesados en el jazz, para preparar un concierto con la premisa de cruzar las dos tradiciones musicales. Música leída y música improvisada conviviendo en el mismo escenario. Los tres compositores de música de concierto fueron Gunther Schuller, Harold Shapero y Milton Babbitt, y los tres compositores de jazz George Russell, Jimmy Giuffre y Charles Mingus. Cada uno compone uno de los seis temas del concierto.

Un prometedor pianista

La orquesta de 14/16 músicos toca bajo la dirección de Gunther Schuller y George Russell, y es con el nombre de los dos que la CBS lo publicó en Japón por primera vez en el mismo año, con un orden de los temas diferente a la actual edición. El disco ahora se ha editado a nombre de Bill Evans, pero entonces era un joven pianista que había grabado un par de discos a su nombre, el «Conceptions in Jazz» y «New Conceptions in Jazz», y todavía faltaban dos años para que Miles Davis le llamara para grabar el «Kind of Blue», y cuatro años para las míticas sesiones del Village Vanguard en trío con LaFaro y Motian.

Experimentales al poder: Gunther Schuller

En estos años de la segunda mitad de los 50s se estaba gestando lo que vino a llamarse la «Third Stream» (la Tercera Corriente). John Lewis y Gunther Schuller fueron sus principales iniciadores. Schuller había sido trompetista, participó en las grabaciones del «Birth of the Cool» de Miles Davis, pero se decantó por la composición y dirección de orquesta, con un trabajo impresionante en el campo de la educación, además es un musicólogo reconocido y respetado. Ha escrito una la historia del jazz que es un clásico, «El Jazz – Sus raíces y su desarrollo», y como director creó el departamento «Third Stream» en el New England Conservatory de Boston, lugar de encuentro del jazz con otros conceptos musicales, atonalismo, serialismo, improvisación libre, músicas étnicas o de otras tradiciones populares… nombrando responsable de las clases al pianista y compositor Ran Blake. Hace poco Joe Lovano, en formato de noneto, grabó un disco haciendo una revisión del Birth of the Cool en forma de suite compuesta y arreglada para la ocasión por Schuller, el » Streams Of Expression», muy recomendable.

Experimentales al poder: George Russell

George Russell es otro que tal. Sus comienzos como músico fueron con la batería. Pero también hacía arreglos, por ejemplo el Cubana Be y el Cubana Bop de Gillespie fueron unos primerizos arreglos suyos. Charlie Parker le llamó para que se incorporase como batería a su grupo, pero Russell tiene que ser hospitalizado 16 meses, y en vez de tocar con Parker se dedicó a escribir un ensayo para músicos (Concepto lídico de organización tonal) que resultaría decisivo para el desarrollo del jazz modal y de rebote abrió la ventana al free jazz. Así que abandonó la batería para dedicarse a la composición y arreglos, y dirigir la orquesta con la que graba su obra. Tiene una abundante e interesante discografía, incluidos sus discos con músicos europeos. Russell ha vivido muchos años en Europa.

Ni una cosa ni la otra

La portadilla incluye un texto de Schuller que describe las piezas. Lo inicia con una reflexión sobre lo que es el jazz destacando el valor fundamental de la improvisación, y critica la tendencia a la categorización de lo que es, o deja de ser, jazz. Explica que en el disco conviven la improvisación y las partes leídas, y sugiere que a eso se le puede llamar Tercera Corriente. Ni jazz ni no-jazz, si no todo lo contrario.

Seis temas para un concierto

El primer tema All about Rosie es de George Russell, desarrollado en tres partes. La primera, a base de vientos, es potente y trepidante, la segunda suena a blues todo el rato sin serlo, la tercera vuelve a ser excitante y aquí se puede escuchar un magnífico solo improvisado de Evans, muy de la escuela de Tristano.

El segundo, Suspensions, es una fantástica composición de Jimmy Giuffre en la que no hay improvisación. Dice Giuffre que ha escrito para cada uno de los músicos de manera individual, permitiendo que se expresen sin necesidad de su solo. por eso no hay improvisación en este trabajo.

El tercero, Transformatión, que es el tema de Schuller, en su exposición tiene un color que recuerda al Bernstein de West Side Story, y aquí también es Evans el que hace el solo improvisado, bastante menos interesante que el anterior.

El cuarto, On Green Mountain, de H. Shapero, en la primera parte respira aires del barroco europeo, pero en plan cachondo, es muy bonito, exprimiendo las posibilidades de un tema melódico muy sencillo y que en su parte central permite expresar el sentido del humor de los músicos.

El quinto es de Barbbitt y suena a música contemporánea de cabo a rabo, aquí no parece que hayan bromas, hace gracia escuchar a Bill Evans en plan dodecafónico. Por cierto, en el catálogo de Tzadik hay un título a nombre de Babbitt, el «Occasional Variations». Este compositor vanguardista el año pasado cumplió 93 años.

La sexta es para el gran Mingus. Es una composición de tono solemne, inmensa, de fantástica dinámica. No veas lo que impresiona ese contrabajo con arco. En un principio propone un paseo serio por la música contemporánea hasta que eclosiona el brillante piano de Bill Evans anunciando jazz, aunque la cosa vuelve a cauces doctos hasta que después de un par de intentos del piano jazz por fin lo consigue, y da paso a la orquesta con una cosa más urbana y dicharachera que cada vez es más jazz y más asilvestrado, muy Mingus, y finalmente se las apaña para volver a cauces doctos, que es como acaba el tema. Su trabajo es el que responde con más fidelidad al concepto que planteaba la organización del evento.

La propina

En esta edición la compañía española Gambit Records ha incluido tres bonus tracks del Festival de Newport del mismo año, de Don Ellis como titular con Bill Evans en la formación. Después de la densidad e intensidad de los temas anteriores el swing que se escucha en estas tres grabaciones extras aún es más efectivo. Bill Evans es absolutamente reconocible, su personalidad pianística ya es totalmente identificable en estas grabaciones, pero se acabará de pulir y abrillantar en los siguientes años.

Conclusión

En definitiva, es un disco de unos artistas preocupados en ampliar los limites de su campo de acción, integrando, en sus métodos de composición e improvisación, formas y procedimientos de la tradición clásica europea (fuga, concerto grosso…) o de sus adquisiciones mas recientes (atonalismo, dodecafonismo) y fórmulas orquestales hasta entonces poco empleadas en el jazz (cuarteto de cuerdas), además de documento inapreciable para entender un momento bisagra, es música de un grado muy alto de calidad, a pesar de la sensación de puzzle que produce el escuchar uno tras otro a seis diferentes creadores. Los músicos son de primer orden, algunos relacionados a menudo con el jazz de la costa oeste.

© Tocho, 2010
 

Otras grabaciones de Bill Evans comentadas en Jazzitis
«How My Heart Sings» (1962, Riverside)
«Live At Art D’Lugoff’s Top Of The Gate» (2012, Resonance –grabado en 1968-)
«But Beautiful» (1996, Milestone –grabado en 1974-)

 

Autor: Carles "Tocho" Gardeta

Nacido en Barcelona de toda la vida, varón de 1,78 mt de altura y de complexión normal. Especialista en proyectos sin futuro y en producciones totalmente improductivas. Entre sus numerosas habilidades se cuentan las de montar en bicicleta, comer con cubiertos o hacer click con el mouse. Perdidamente enamorado de la música cultiva el vicio de escribir sobre ella, a pesar de entrar en conflicto con su admirado Frank Zappa respecto a lo que este dijo sobre lo de escribir sobre música, que es tan absurdo como bailar sobre arquitectura.

  • Artista o Grupo

    Bill Evans and Orchestra
  • Título del disco

    "Brandeis Jazz Festival"
  • Sello discográfico y año

    © Gambit (2005)
  • Músicos del disco

    Director: Gunther Schüller y George Russell
    Tracks 1-4: Art Farmer, Louis Mucci (trompeta); Jimmy Knepper (trombón); Jimmy Buffington (trompa); John Laporta (saxo alto); Robert di Domenica (fl); Manuel Zegler (basoon); Hal McKusik (ts); Barry Galbraith (g); Teddy Charles (vib); Margaret Ross (harp); Bill Evans (p); Joe Benjamin (b); Ted Sommer (d).
    Track 5: El mismo personal, excepto Fred Zimmerman (b) que sustituye a Joe Benjamin, y se añade Teo Macero, antes de hacerse un famoso productor.
    Track 6: El mismo pero con Charles Mingus (b).

  • Otros datos

    Grabado en los conciertos del Brandeis Jazz Festival celebrado en Nueva York en junio de 1957.

  • Escúchalo en Spotify

No hay comentarios

Publica tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.