Charles Lloyd “Mirror”

Reseña de • Publicada el 07/02/2011

Vale más que lo advierta cuanto antes: Charles Lloyd es un músico que siempre me ha parecido bastante plomo. Por algún extraño motivo (que se me escapa) nunca me he creído, nunca he entrado a fondo en su música… o más bien sucede que, entrando, demasiado pronto pierdo el interés en ella. Lloyd es uno de esos saxofonistas que crecieron colgados de las barrocas líneas saxofonísticas de Coltrane, lo que ocurre es que él, a pesar de ser uno más de tantos clones, consiguió hacerse un hueco en el mundillo del jazz y labrarse una carrera.

Ale, ya me he quedado a gusto. El caso es que Lloyd lleva 21 años (y 14 discos) grabando música bastante apreciable para el sello ECM. “Mirror” es la segunda grabación de su último y magnífico cuarteto, tras el anterior “Rabo de Nube” (ECM, 2008), y la primera en estudio. La verdad es que este grupo suena de muerte, Lloyd ha conseguido reunir, y aún más importante, interesar hasta el punto de permanecer unidos y dedicar tiempo a giras por todo el mundo, a tres músicos formidables. Es una lástima que “Mirror” suene tan monótonamente meloso: se echan en falta mayor nervio y mordiente, y una variedad rítmica que solo se ensaya en Lift Every Voice And Sing, aunque tomado en pequeñas dosis funciona bastante bien.

Así, Go Down Moses da fe de la notable capacidad de este grupo para graduar la intensidad de la música que interpreta; la revisión de la tradicional La Llorona es preciosa, emotiva, sencilla y natural; en Monk’s Mood y Ruby My Dear Lloyd tira de dos composiciones que Monk grabó originalmente con su ídolo, le quedan bonitas aunque servidor no puede evitar aburrirse ante tanto cansino copieteo instrumental (especialmente en Ruby My Dear); Mirror es una muy agradable composición e interpretación; en Being And Becoming Lloyd vuelve a Trane, pero esta vez en ese plan místico que tan bien se le da reproducir; Tagi es un texto recitado por el saxofonista con un suave fondo musical del grupo, y resulta francamente atractivo, aunque luego Lloyd se empeña en prolongarlo, ya con el tenor, más allá de lo necesario.

Ya hemos visto que Lloyd toma la senda coltraniana a menudo. Personalmente, aún no encontrando demasiada chicha en esa senda, le prefiero en ella que cuando trata de seguir una propia. En cambio el resto del grupo suena tremendamente personal: Reuben Rogers con ese contrabajo noble y hermoso; Eric Harland gracias a su batería fresca, vivaz, sobria y natural; y, claro, el ubicuo Jason Moran, cuyo piano musculoso (aquí más elegante de lo habitual) preside buena parte de los mejores momentos de la grabación (fantástico sosteniendo la tensión del grupo entero en Go Down Moses, desbordante su clase en Desolation Sound, magnífico también en Ruby My Dear).

En definitiva, aunque hay pocos momentos realmente insulsos en “Mirror” (Caroline, No), le faltan a la grabación variedad y hondura que la conviertan en una escucha verdaderamente emocionante.

© Ricardo Arribas, 2011

 
Video promocional del disco:

Un audio de YouTube de un tema del disco.

Autor: Ricardo Arribas

Nacido en 1972, 44 añazos ya, ha pasado la mayor parte de ellos disfrutando y aprendiendo con la música, si le preguntas te dirá que incluso entendiendo, a través de ella, un poquito mejor cómo funciona el mundo. El hecho de gozar con músicas no siempre mayoritarias le llevó con el tiempo a descubrir otro placer muy especial: escribir acerca de la música, tratar de transmitir y compartir con otros aficionados las sensaciones que le provoca, escuchar con oídos distintos tras haber escuchado/leído las que provoca en ellos... Y en esas anda.

  • Artista o Grupo

    Charles Lloyd
  • Título del disco

    "Mirror"
  • Sello discográfico y año

    © ECM (2010)
  • Músicos del disco

    Charles Lloyd (saxo tenor, saxo alto, voz), Jason Moran (piano), Reuben Rogers (contrabajo), Eric Harland (batería, voz).

  • Otros datos

    Grabado en Diciembre de 2009 en Santa Barbara Sound Design (EEUU).

  • Escúchalo en Spotify

No hay comentarios

Publica tu comentario