David Murray “Sacred Ground”

Reseña de • Publicada el 27/05/2010

La inquieta personalidad de David Murray parece no encontrar sosiego en ninguna parte. El saxofonista nos tiene acostumbrados a los más variados y singulares proyectos: de los memorables dúos con Dave Burrell, Aki Takase o Kahil El’Zabar a las grabaciones en big band, pasando por sus periódicos retornos al World Saxophone Quartet o los experimentos con cuerdas; de los homenajes a Grateful Dead, Trane o Bobby Bradford a las incursiones en la música jamaicana o los chapuzones en el vitalismo cubano. No obstante, de cuando en cuando vuelve Murray a dos de los formatos que quizá le han permitido ahondar con mayor libertad en sus inquietudes musicales: el octeto y el cuarteto. “Sacred Ground” es su último trabajo en cuarteto, al que se suma Cassandra Wilson en dos cortes.

Se trata de una grabación surgida de la colaboración de Murray con el director Marco Williams con motivo de la realización de un documental que relata la sistemática expulsión de miles de personas de un puñado de condados del sur y el medio oeste norteamericano antes de la Gran Depresión debido al color oscuro de su piel. Murray, que firmó la banda sonora de aquel documental (“Banished”), quedó muy impresionado y propuso al poeta y novelista Ishmael Reed, con quién ha trabajado anteriormente en diversos proyectos, su participación en lo que terminaría siendo este CD: Reed terminó escribiendo las notas de carpetilla y los dos poemas que el saxofonista, ya entonces, deseaba fueran cantados por Cassandra Wilson. Así, la propia gestación de este trabajo de Murray es apasionante en sí misma, y denota una dedicación sorprendente para alguien que, como él, está simultáneamente implicado en tantos proyectos.

“Sacred Ground” es una de las más fascinantes grabaciones que recuerdo haber escuchado de David Murray. Su estilo instrumental lleva ya, qué duda cabe, muchos años plenamente desarrollado, pero creo detectar en sus últimos trabajos (singularmente en “Waltz Again” –Justin Time, 2005- y en el disco que nos ocupa) una solidez de ideas que si bien no es nueva, sí es al menos diferente, una claridad interna que corre el peligro de pasar desapercibida en el desinhibido marasmo que convocan sus cañas. Y es que sus intervenciones en “Sacred Ground” son verdaderos poemas de torcidas pero emocionantes rimas, certeras creaciones surgidas de la inspiración y la experiencia de uno de los más talentosos músicos del momento; sus líneas nos desprenden de las composiciones que las contienen para narrarnos historias fascinadoras que, no obstante, quedan perfectamente imbricadas en ellas.

Lafayette Gilchrist, que ya colaboró de manera sobresaliente en el anterior “Walt Again” de Murray, no es ya una promesa sino una implacable realidad: su extraño estilo, ora arcaico, ora avant garde, brilla con luz propia a lo largo de toda la grabación. Soy de los que han caído rendidos ante sus recientes trabajos para Hyena Records (“Three” -2007- y, sobre todo, “Towards The Shining Path” -2005-); sin embargo, resulta un placer especialmente revelador escucharle alejado de la relativa rigidez rítmica de sus grupos… aquí se muestra menos estilista (sin dejar de ser una insólita rareza) y su música respira en cambio con mucha mayor hondura: al igual que Murray, Gilchrist se apropia con decisión de las composiciones para crear paisajes tan extraños como hermosos. En “Sacred Ground”, sin ir más lejos, su improvisación arranca tras una vibrante sección del grupo en off-rhythm, que el pianista remata con unos segundos de emoción suspendida antes de la reentrada del grupo, ya con mayor viveza: es un momento memorable (uno más, en un disco repleto de ellos).

El tándem Cyrille/Drummond funciona con una elegancia, viveza y finura sensacionales. En verdad uno de los más potentes activos del disco es la íntima compenetración surgida entre los cuatro músicos, propiciada por el fluido, constante diálogo entre contrabajo y batería, y que se traduce en un sonido untuoso y flexible que les permite ofrecer música llena de serena libertad. Vale la pena detenerse en el precioso solo de Cyrille al final de Transitions, un destilado de melodía, color y ritmo.

La intervención de Cassandra Wilson es ejemplar tanto por lo sólida que resulta por sí misma como por lo bien imbricada que está en el conjunto de la grabación. Su habitual y emocionante contención impone una imposible serenidad al drama narrado en la pequeña, prodigiosa suite que abre el disco y un sentido del humor muy sutil, lleno de natural elegancia, al blues que lo cierra.

Entre medias, ya sin la participación de la cantante, “Sacred Ground” recorre un amplio espectro emocional, y lo hace con pasmoso aplomo. Es curioso cómo varía el disco a partir de Banished: una extraña unidad compositiva recorre los tres primeros cortes, realmente sensacionales, para mí lo mejor del disco. Luego Murray ofrece un tema modal característico suyo al clarinete bajo (Banished), un hermoso bolero (Believe In Love), un festivo, refrescante tema de corte hard bop (Family Reunion) y un sobrio y emocionante blues (The Prophet Of Doom).

El resultado es un disco magnífico. “Sacred Ground”, enorme como es, sabe a poco.

© Ricardo Arribas, 2010

 
Concierto completo de David Murray Black Saint Quartet (David Murray, Lafayette Gilchrist, Jaribu Shahid y Mark Johnson) acompañados de Cassandra WIlson, en Vienne (Francia) el año 2007.

Otras grabaciones de David Murray comentadas en Jazzitis
“Waltz Again” (2005, Justin Time)
“The Devil Tried To Kill Me” (2009, Justin Time)
“Yes We Can” (2011, Jazzwerkstatt), con el World Saxophone Quartet
“Be My Monster Love” (2.013, Motema Music)
Enlace al artículo “David Murray: una dinamo insaciable”, publicado en Jazzitis en 2010.
Enlace al artículo “Lafayette Gilchrist: La danza del elefante”, publicado en Jazzitis en 2010.

Autor: Ricardo Arribas

Nacido en 1972, 44 añazos ya, ha pasado la mayor parte de ellos disfrutando y aprendiendo con la música, si le preguntas te dirá que incluso entendiendo, a través de ella, un poquito mejor cómo funciona el mundo. El hecho de gozar con músicas no siempre mayoritarias le llevó con el tiempo a descubrir otro placer muy especial: escribir acerca de la música, tratar de transmitir y compartir con otros aficionados las sensaciones que le provoca, escuchar con oídos distintos tras haber escuchado/leído las que provoca en ellos... Y en esas anda.

  • Artista o Grupo

    David Murray
  • Título del disco

    "Sacred Ground"
  • Sello discográfico y año

    © Justin Time (2007)
  • Músicos del disco

    David Murray (saxo tenor y clarinete bajo), Lafayette Gilchrist (piano), Ray Drummond (contrabajo), Andrew Cyrille (batería), Cassandra Wilson (voz).

  • Otros datos

    Grabado el 20 y 21 de Octubre de 2006.

  • Escúchalo en Spotify

No hay comentarios

Publica tu comentario