Eve Risser White Desert Orchestra

Eve Risser White Desert Orchestra “Les deux versants se regardent”

Reseña de • Publicada el 16/01/2017

Eve Risser es una pianista y flautista francesa, compositora y conductora de la White Desert Orchestra, con una muy sólida formación musical desde su infancia. Se estrenó discográficamente en 2007 con “Ouature”, un disco a dúo con Yuko Oshima. El formato de dúo es uno de sus preferidos (el mencionado “Ouature”, «Split”, “Fenêtre ovale” y “Hanakana”), pero también ha grabado a trío (“En corps”), en cuarteto (“A Nest at the Junction of Paths”) y sola al piano preparado (el minimalista “Des pas sur la neige” en 2015), además de sus grabaciones formando parte de la ONJ (Orchestre National de Jazz), con PAK de Ron Anderson para el sello Tzadik, con Niggenkemper, o con Jean-Jacques Birgé.

Leyendo la biografía de esta creativa artista de 24 años sorprende la cantidad de experiencias musicales a las que le ha conducido su inquietud artística, la diversidad de géneros y tendencias en las que ha profundizado, la calidad de sus maestros y el reconocimiento de su talento por parte de las instituciones.

El motivo principal del primer disco de Eve Risser con su orquesta se basa en la profunda impresión que le causó a la compositora la visita al Bryce Canyon, en Utah y la magnitud de la visible huella física de la erosión producida durante millones de años por pequeños ríos y el viento en la superficie de la Tierra, con el resultado de esos profundos cañones que hoy son una importante atracción turística. El título del disco hace referencia a una realidad física de esos fenómenos geológicos: “Les deux versants se regardent” (Los dos lados se miran). Algo parecido a la gran obra de Wadada Leo Smith dedicada a los parques naturales de EEUU, pero con un resultado musical que no tiene nada que ver en absoluto.

De alguna manera el disco de esta orquesta compuesta por diez músicos, transmite la emocionada experiencia de la joven compositora ante esos imponentes y bellos paisajes, y la evidencia del paso del tiempo en términos de millones de años. Esa grandiosidad sobrecogedora y de alguna manera la conciencia de esa escala geológica, en contraste con las pequeñas cosas de nuestra escala humana, tienen su reflejo en los lentos y cuidados desarrollos de cada composición incluida en este disco. El lenguaje musical elegido, a partir de un pleno sentido orquestal sin solista destacado, se desarrolla lentamente, todo transcurre sin prisas, con una textura de colorida instrumentación e imprevistas dinámicas, netamente minimalista, no exento de lírico misterio y alguna muy aislada explosión.

“Les deux versants se regardent” es una buena muestra de una determinada música que se hace actualmente, una música avanzada situada en los límites de eso que llamamos jazz y que se solapa con cierta música contemporánea de naturaleza distinta a la “música clásica contemporánea” por su aproximación a la música popular de diferentes tradiciones. Para evitar tanta confusión con el término de referencia “jazz” deberíamos empezar a encontrar un término que definiera mejor este tipo de música en la que hay sitio para la improvisación y también para la partitura, en un virtuoso equilibrio… ¿la “cuarta corriente”?… ¿o “suma post-vanguardista” (“suma” para los amigos) por su desprejuiciada integración vanguardista de influencias de cualquier género, tendencia y tradición?… en fin… mejor dejárselo a los especialistas.

En definitiva, un disco de amplia panorámica y ambientes ingrávidos, con pasajes netamente jazzeros y otros más abiertos a las técnicas compositivas vanguardistas contemporáneas, de una poética moderna que es del todo probable resulte incómoda para aquel que busca swing a toda costa, pero que gustará al aficionado atento a las músicas de vanguardia no agresiva.

© Carles “Tocho” Gardeta, 2017

Un fragmento de la White Desert Orchestra en el Festival Banlieues Bleues el 24 de Marzo de 2015:

Autor: Carles "Tocho" Gardeta

Nacido en Barcelona de toda la vida, varón de 1,78 mt de altura y de complexión normal. Especialista en proyectos sin futuro y en producciones totalmente improductivas. Entre sus numerosas habilidades se cuentan las de montar en bicicleta, comer con cubiertos o hacer click con el mouse. Perdidamente enamorado de la música cultiva el vicio de escribir sobre ella, a pesar de entrar en conflicto con su admirado Frank Zappa respecto a lo que este dijo sobre lo de escribir sobre música, que es tan absurdo como bailar sobre arquitectura.

Eve Risser White Desert Orchestra
  • Artista o Grupo

    Eve Risser White Desert Orchestra
  • Título del disco

    "Les deux versants se regardent"
  • Sello discográfico y año

    Clean Feed (2016)
  • Músicos del disco

    Sylvaine Hélary (flute, alto flute, bass flute, piccolo); Antonin Tri Hoang (alto sax, clarinet, bass clarinet); Benjamin Dousteyssier (tenor & bass sax); Sophie Bernado (bassoon); Eivind Lønning (trumpet); Fidel Fourneyron (trombone); Julien Desprez (electric guitar); Eve Risser (piano, prepared piano); Fanny Lasfargues (electro-acoustic bass guitar); Sylvain Darrifourcq (drums, percussion), Céline Grangey (sound editor).

  • Otros datos

    Temas: Les Deux Versants Se Regardent; Tent Rocks; Eclats; Fumeroles; Homme-Âge I; Shaking Peace; Jaspe; Earth Skin Cut; Homme-Âge II.

    Todas las composiciones de Eve Risser, excepto Shaking Peace de John Hollenbeck.

    Grabado en Studio MidiLive en Villetaneuse por Céline Grangey, asistida por Baptiste Mésange. Masterizado por Miguel Angel Tolosa. Producido por Laurent Carrier Diffusion(sarl) y Eve Risser. Producción ejecutiva de Pedro Costa para Trem Azul.

    Diseño de Travassos Cover.

  • Escúchalo en Spotify

2 Comentarios
  • notinctemps@yahoo.es'
    Pere 18:34h, 08 junio Responder

    Molt bones i marítimes tardes:

    Anys enrera,(mitjans del 80´s,principius dels 90´s ,entre aquesta invisible línea entre els vinils i els cd´s, aquest hagués estat un dels objectes sonors(si se´m permet la nostàlgia carrinclonera) que m´hagués comprat….Pel contingut? Ni idea…Per la portada? Segurament.
    Vull pensar que no era l´únic…..L´eufòria retínica permetia suposar un estímul paral.lel…Les butxaques estaven eufòriques i l´estètica (que no depenia del fuet econòmic…) determinava tant les compres racionals com les irracionals……

    «De alguna manera el disco de esta orquesta compuesta por diez músicos, transmite la emocionada experiencia de la joven compositora ante esos imponentes y bellos paisajes, y la evidencia del paso del tiempo en términos de millones de años..»
    Contemplo les fotos de Bryce Canyon….Són aquelles imatges que, en el fons, més enllà de contemplar-les, et demanen de ser visitades…..viscudes i patides….El paisatge et menja, és poderós, fins al punt que, potser, et demana que no facis el més mínim esforç per interpretar-lo,ni fotogràficament,ni literàriament, ni musicalment, ni poèticament….
    «…..y la evidencia del paso del tiempo en términos de millones de años.»…..

    Sí, podem anomenar les noves músiques…..caldria també que anomenàssim les noves formes d´escoltar de la vella, i bella , gent….? Les músiques canvien, és cert……I la forma d´escoltar dels oïents?
    Si l´emissor (en totes les seves formes)canvia , pot canviar, també, (en totes les seves formes)el receptor? No haurien, tots dos, de fer l´esforç?

    • Carles "Tocho" Gardeta 20:43h, 08 junio Responder

      Per descomptat, estimat Pere, les noves propostes, les que són innovadores de veritat, sempre creen un nou tipus d’oient. La música evoluciona, i la manera d’escoltar-la també, la del present i la del passat. La sensibilitat d’artistes i oients canvia com canvia la mentalitat de l’individu de qualsevol societat avançada en cada moment històric. Hi ha cert tipus de música que crea nous oients, noves orelles, noves maneres d’emocionar-se amb el so organitzat per aquells creatius inquiets que busquen maneres de fer pròpies, i que resulten més vinculades al seu temps.

      Hi ha formes artístiques que complauen a l’espectador (oient) perquè el que fan és reforçar la seguretat de la seva zona confortable, aquestes són les formes més habituals. Però hi ha un altre tipus de propostes que t’obliguen a sortir de la zona confortable per explorar altres zones que potser són més emocionants, si estàs disposat a enriquir-te amb l’aventura de l’abandonament de la teva zona segura.

      Sempre hi han hagut artistes que prenen la decisió de desenvolupar el seu treball per territoris menys trillats, amb arrels en les seves entranyes més profundes, buscant expressar-se amb la màxima honestedat i autenticitat, incloent-hi riscos com el de la incomprensió de la penya, ells són una minoria en aquest negoci de la música (i de l’art en general), com també hi ha el risc que la seva obra sigui apropiada per una elit exclusivista que no té gens d’interès que aquestes creacions es difonguin massa, perquè deixaria de ser un signe de distinció de classe. Des de Jazzitis fem la nostra petita contribució perquè això no sigui així, i comentem discos com aquest perquè siguin coneguts per aquells que tinguin les orelles obertes i disposats a abandonar la seva zona confortable, sense necessitat de sentir-se un privilegiat de pertànyer a cap elit exclusivista. L’artista creatiu de música autèntica, per molt atrevida que sigui, aspira a ser el més popular possible, i en aquestes estem.

      Moltes gràcies pel teu comentari.

      Traducción al castellano:

      Por supuesto, estimado Pere, las nuevas propuestas, las que son innovadoras de verdad, siempre crean un nuevo tipo de oyente. La música evoluciona, y la manera de escucharla también, la del presente y la del pasado. La sensibilidad de artistas y oyentes cambia como cambia la mentalidad del individuo de cualquier sociedad avanzada en cada momento histórico. Hay cierto tipo de música que crea nuevos oyentes, nuevos oídos, nuevas maneras de emocionarse con el sonido organizado por aquellos creativos inquietos que buscan maneras de hacer propias, y que resultan más vinculadas a su tiempo.

      Hay formas artísticas que complacen al espectador (oyente) porque lo que hacen es reforzar la seguridad de su zona confortable, estas son las formas más habituales. Pero hay otro tipo de propuestas que te obligan a salir de la zona confortable para explorar otras zonas que quizás son más emocionantes, si estás dispuesto a enriquecerte con la aventura del abandono de tu zona segura.

      Siempre han habido artistas que toman la decisión de desarrollar su trabajo por territorios menos trillados, con raíces en sus entrañas más profundas, buscando expresarse con la máxima honestidad y autenticidad, incluyendo riesgos como el de la incomprensión del la peña, ellos son una minoría en este negocio de la música (y del arte en general), como también existe el riesgo de que su obra sea apropiada por una élite exclusivista que no tiene ningún interés en que esa obra se difunda demasiado, porque dejaría de ser un signo de distinción de clase. Desde Jazzitis hacemos nuestra pequeña contribución para que eso no sea así, y comentamos discos como este para que sean conocidos por aquellos que tengan las orejas abiertas, sin necesidad de sentirse un privilegiado por pertenecer a ninguna élite exclusivista. El artista creativo de música auténtica, por muy atrevida que sea, aspira a ser lo más popular posible, y en estas estamos.

Publica tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.