Henry Threadgill «This Brings Us To, Vol 2»

Reseña de • Publicada el 25/02/2011

Este segundo volumen de «This Brings Us To» está compuesto por música grabada durante las mismas sesiones que alumbraron el primero, editado hace algo más de un año (enlace al comentario). Dado que la música que contienen ambos es conceptualmente muy similar, cabe pensar que la extravagancia de editarla en dos partes con un año de intervalo responde más a intereses comerciales que a otra cosa (esperemos que Pi Recordings no esté actuando de este modo para sobrellevar lo que temen sea un posible nuevo desvanecimiento discográfico de su nueva estrella).

Una vez hechas las pertinentes observaciones a la edición en sí, vamos al lío. «This Brings Us To, Vol 2» no se compone, de ninguna manera, de material desechado del volumen 1. Al contrario, su música es tan excitante o más que la de aquel. La música de Henry Threadgill en general (sobre todo de los años noventa en adelante), pero la de Zooid con particular claridad, me hace pensar en un madero abandonado a su suerte en mitad del océano, durante una tempestad, sacudido constantemente por un oleaje vivo de esos de altamar, con olas cruzándose en todas direcciones en un angustioso vaivén que te hace pensar que menos mal que es el madero y no tú quien está ahí abajo. Y el caso es que resulta imposible apartar la mirada, los sentidos, del madero; su tozuda insistencia en permanecer en la superficie pese a los titánicos esfuerzos del temporal por hundirlo resulta absolutamente absorbente, fascinante.

Pero no vayáis a pensar que «This Brings Us To, Vol 2» ofrece música ruidosa, intensa en un sentido físico… se trata de música musculosa y, sí, llena de fisicidad, pero su intensidad se desarrolla a un nivel situado más allá de lo evidente: se trata de una fisicidad profunda y certera, plena de matices sonoros que la convierten en una experiencia arrebatadora. Porque la banda de Threadgill, Zooid, tras ocho años de rodaje (es su agrupación más longeva) funciona como un solo organismo multiforme, como un conjunto de entes independientes pero plenamente integrados para florecer musicalmente.

Pese a toda la irrenunciable originalidad de esta música, hay algo en ella que nos remite decididamente al jazz más primitivo, a las bandas de New Orleáns y sus vivarachas improvisaciones colectivas. Hay mucho de ello en Zooid, aunque a menudo es un solo músico el que “dirige” esa improvisación colectiva (vale la pena, por cierto, resaltar los magníficos pasajes en que Threadgill comanda improvisaciones de rotunda ebullición, como en Extremely Sweet William y Polymorph).

Esperemos que Henry Threadgill continúe documentando discográficamente su música: es un caramelo irresistible, angustiosamente escaso.

© Ricardo Arribas, 2011

 
Henry Threadgill’s Zooid en 2013.

Otras grabaciones de Henry Threadgill comentadas en Jazzitis
«This Brings Us To, Vol 1» (2009, Pi)
«Tomorrow Sunny / The Revelry, Spp» (2012, Pi)

Autor: Ricardo Arribas

Nacido en 1972, 44 añazos ya, ha pasado la mayor parte de ellos disfrutando y aprendiendo con la música, si le preguntas te dirá que incluso entendiendo, a través de ella, un poquito mejor cómo funciona el mundo. El hecho de gozar con músicas no siempre mayoritarias le llevó con el tiempo a descubrir otro placer muy especial: escribir acerca de la música, tratar de transmitir y compartir con otros aficionados las sensaciones que le provoca, escuchar con oídos distintos tras haber escuchado/leído las que provoca en ellos... Y en esas anda.

  • Artista o Grupo

    Henry Threadgill
  • Título del disco

    "This Brings Us To, Vol 2"
  • Sello discográfico y año

    © Pi (2010)
  • Músicos del disco

    Henry Threadgill (saxo alto, flute), Liberty Ellman (guitarra acústica), Jose Davila (trombón, tuba), Stomu Takeishi (guitarra bajo), Elliot Humberto Kavee (batería).

  • Otros datos

  • Escúchalo en Spotify

No hay comentarios

Publica tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.