Mostly Other People Do The Killing «Red Hot»

Reseña de • Publicada el 29/04/2014

Espero sepáis disculpar que empiece el comentario desglosando mi relación con la discografía de este grupo; me ha parecido interesante hacerlo así por aquello de ubicar su última grabación en relación con el resto de las siete que han editado hasta ahora. Mostly Other People Do The Killing es un grupo que me impresionó vivamente cuando lo escuché por primera vez, a raíz de la edición de su primera grabación («Mostly Other People Do The Killing» -2004, Hot Cup-).

La frescura de su propuesta, su desinhibida mezcolanza estilística, su desenfadado y provocativo tránsito entre unas y otras épocas jazzíticas (cuando no sencillamente la yuxtaposición de varias simultáneamente), unido a la indiscutible prestancia de los cuatro músicos, resultaban irresistibles. «Shamonkin!!!» (2007, Hot Cup), «This Is Our Moosic» (2008, Hot Cup) y «Forty Fort» (2009, Hot Cup) confirmaron esas impresiones: eran grabaciones tan atractivas y disfrutables como la primera; sin embargo lo cierto es que no las escuché con el mismo fervor (el efecto sorpresa ya no jugaba a su favor, y resultaba evidente cierto estatismo, por mucho que la fórmula tuviese todavía mucha tela que cortar). «The Coimbra Concert» (2011, Clean Feed) pasó sin pena ni gloria por mi reproductor a pesar del plus de ser una grabación en directo, «Slippery Rock!» (2012, Hot Cup) sencillamente no ha pasado.

Pero lo cierto es que tenía curiosidad por escuchar al grupo tras el transcurso de estos dos años, durante los cuales dos de sus miembros han adquirido un considerable status en el panorama jazzítico: tanto Peter Evans como Jon Irabagon cuentan con sólidas (si bien todavía breves) carreras discográficas, y son dos de los músicos más reclamados del momento.

¿Y «Red Hot»? La nueva grabación de Mostly Other People Do The Killing sigue, cómo no, la senda de sus predecesoras, pero hay algunos cambios importantes. De entrada la dispersión temporal que comentaba dos párrafos más arriba ha desaparecido en gran medida: Moppa Elliott y sus huestes han preferido en esta ocasión recluirse en los años veinte del siglo pasado, para recrear a su manera el jazz que Louis Armstrong, Bix Beiderbecke, Sydney Bechet, Earl Hines, etc… crearon entonces. Por otro lado la formación, hasta ahora siempre el cuarteto mondo y lirondo, ha crecido hasta convertirse en septeto para recrear  con mayor fidelidad el jazz de New Orleáns de los años veinte.

Claro está que lo último que cabe esperar de este grupo es una grabación con voluntad revivalista. Ya desde el The Shickshinny Shimmy que la abre el jazz de los años veinte queda convenientemente bastardizado mediante constantes toques satíricos y bloques instrumentales extemporáneos: las reposadas intervenciones de Irabagon (al soprano) y el pianista Ron Stabinsky sobre el nervioso colchón sonoro tejido por Elliott y Kevin Shea en el mencionado The Shickshinny Shimmy, la (cómo no) exuberante improvisación del trompetista Peter Evans en Zelienople, los un tanto gratuitos jugueteos electrónicos del banjoista Brandon Seabrook en el arranque de Red Hot (todos los músicos inician en solitario uno de los temas salvo Evans e Irabagon, que lo hacen en dúo), la excelente introducción en solitario de Stabinsky al tema King of Prusia (curioso escuchar en su intervención, todas juntas, citas de Scott Joplin y el Steppin’ Out de Joe Jackson, entre otras varias más), los jugueteos off rhythm en Turkey Foot Corner hasta que aparece el tema en sí, el piano (muy Tyner) en Orange is the Name of the Town

Uno escucha cosas tan bonitas como el tema King of Prusia, con su extraño solo de banjo con arco, y no puede evitar pensar que Mostly Other People Do The Killing no saben hacer otra cosa que mirarse el ombligo; su música, una vez pasado el embeleso inicial, resulta tan llamativa como insustancial, tan sorprendente como gratuita, tan redonda en la forma como hueca en el fondo… es como un rompecabezas cuidadosamente ensamblado para aturullar al oyente con su asombrosa concepción musical, pero carente a fin de cuentas de todo asomo de naturalidad, de vida propia si lo sacas del laboratorio.

No obstante, si uno es capaz de seguir adelante y dejarse llevar por el buen humor, la actitud desinhibida y el sentido lúdico que indudablemente continúan alimentando la música de MOPDTK, «Red Hot» puede resultar una grabación muy disfrutable.

© Ricardo Arribas, 2014

Directo de MOPDTK en 2012.

Otras grabaciones de Mostly Other People Do The Killing comentadas en Jazzitis.
Forty Fort (2009, Hot Cup)
The Coimbra Project (2011, Clean Feed)

Autor: Ricardo Arribas

Nacido en 1972, 44 añazos ya, ha pasado la mayor parte de ellos disfrutando y aprendiendo con la música, si le preguntas te dirá que incluso entendiendo, a través de ella, un poquito mejor cómo funciona el mundo. El hecho de gozar con músicas no siempre mayoritarias le llevó con el tiempo a descubrir otro placer muy especial: escribir acerca de la música, tratar de transmitir y compartir con otros aficionados las sensaciones que le provoca, escuchar con oídos distintos tras haber escuchado/leído las que provoca en ellos... Y en esas anda.

  • Artista o Grupo

    Mostly Other People Do The Killing
  • Título del disco

    "Red Hot"
  • Sello discográfico y año

    © Hot Cup (2013)
  • Músicos del disco

    Peter Evans (trompeta), Jon Irabagon (saxo soprano, saxo melódico en Do), David Taylor (trombón bajo), Brandon Seabrook (banjo, electrónica), Ron Stabinsky (piano), Moppa Elliott (contrabajo), Kevin Shea (batería).

  • Otros datos

    Grabado en The Bunker Studio, New Cork City (EEUU).

  • Escúchalo en Spotify

No hay comentarios

Publica tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.