Samuel Blaser & Consort in Motion “A Mirror to Machaut”

Reseña de • Publicada el 29/08/2013

En el segundo trabajo al frente de este grupo, que tuvo en su seno a Paul Motian poco antes de que nos dejara y a quien se le dedica, Samuel Blaser continúa indagando de manera original y sin pisar terrenos horadados por nadie en referentes de la Música Antigua. Si antes fue el prebarroco de los madrigalistas italianos con Monteverdi a la cabeza, ahora es el turno del renovador absoluto de la monodia, el que facilitó el paso del gregoriano al mundo polifónico renacentista, Guillaume de Machaut (1300-05, Reims 1377).

Célebre por su Messe de Notre-Dame*, la única misa que escribió, el gran renovador de la “ars nova”, en cambio, dedicó la mayor parte de su obra a la música profana y sobre todo al género balada. Tenemos que situarnos en la trasformación paulatina de la sociedad medieval teocrática en una más humanista y urbana, en un sonido que extiende sus alturas como arcos en una catedral gótica. Traspasar las barreras de un lenguaje previo al sistema temperado e implicar con nuevas connotaciones poéticas la lírica de Machaut ha sido el reto que el músico suizo afronta. Reconoce Blaser que la estructura modal de estas piezas facilita la transposición de “modelos antiguos” a la música improvisada y al jazz.

No caben establecer comparaciones entre Consort in Motion (nombre de agrupaciones inglesas del siglo XV y XVI que encierra en sí mismo el motivo central sobre un “movimiento” renovado del formato) con otros proyectos de revitalización de la cultura musical occidental. No cabe la postura posmoderna de Uri Caine sobre sus clásicos del XVIII-XIX. Tampoco la de Sclavis, más cercanas pero del barroco de “Rameau” (ECM, 1996) o del también trombonista Yves Robert, en una incursión personal más oscura y despoja en “In touch” (ECM, 2002). Ni las de Michael Riessler, con un mayor peso de escritura, teatralidad y folclore sobre Monteverdi (ACT, 2004). O las del “Dowland Project” (ECM, 2002) de John Potter, con Barry Guy y John Surman, en una dirección que parte más bien desde el propio legado de géneros pretéritos con texto cantado hacia la improvisación y no al revés, como es este caso.

Contextualizado en su singularidad revisionista, Consort in Motion ofrece una música que se basa en la ductilidad del material utilizado, en esa capacidad de duplicar la melodía (polifonía) entre formas líricas y voces contrapunteadas, creando una disonancia suspendida como efecto expansivo que actualiza la arquitectura gótica. La lectura del motete como recurso que permitía la entrada de una voz a modo de presentación (hay solos para todos los instrumentos, subrayar que el contrabajo de Gress lo hace en la conocida Douce dame jolie), la variedad de motivos melódico-rítmicos, la incorporación de un cimbreante teclado (Complainte y Dame se Vous Mèste Lointeinne) une al Miles “modal”con el eléctrico (Lossing ya lo había hecho en “One from one” con Blaser y Michael Bates para Fresh Sound el año pasado), el uso de segmentos descriptivos entre épocas, de las cadencias medievales (De Fortune Me Doi Pleidre et Loer, con acentos percusivos de Hemingway) a la renacentista y un tono, en suma, más ágil y dinámico que en una entrega anterior más narrativa, hacen de “A Mirror to Machaut” un espejo rico en reflejos contemporáneos.

Machaut puso música a sus propios versos, como los trovadores de Occitania, muchos inspirados en la mujer. Los temas originales de Blaser, colocados a modo de arcos de modernidad tímbrica y mayor libertad de movimientos sobre el espíritu del autor, producen una visión cubista de Machaut. Son Saltarello y Cantus planus (irónico título a piano solo que se construye sobre un pequeño motivo pulsado que busca alturas) y seguidos como interludios van Bohemia, Linea e Intrö. Sí conviene resaltar, entre alguno de los momentos especiales de este trabajo, Dame Se Vous Mèste Lointeinne. Una singular pieza con destacada presencia de la batería en la que el estilo compositivo de Paul Motian -destilado por Blaser en los arreglos- abraza a la obra del músico francés.

Espaciosidad e interacción producen un suntuoso lirismo empujado por un sentido grácil y de respiración amplia a la vez. Detalles de color tímbrico en piano, teclado y percusión permiten una expresión ambivalente entre un sonido natural (no historicista, claro) y la ejecución actual. El equilibrio melódico y de texturas entre el exquisito clarinete del joven Badenhorst y el trombón certifica una trama polifónica que late en la consonancia y en la disonancia.

*Contrariamente a lo que se piensa por estar subtitulada “de la coronación”, no se debía a la del Emperador Carlos V, que tuvo lugar en dicha catedral y a la que Machaut asistió como canónigo.

© Jesús Gonzalo, 2013

Vídeo en el que Blaser explica el proyecto con fragmentos de la sesión en el estudio de grabación.

Autor: Jesús Gonzalo

Especialista andaluz en jazz y músicas contemporáneas y del mundo. Crítico musical en medios especializados, Jazzitis, Tomajazz, Cuadernos de Jazz, Factor Crítico o Revista Raíces, entre otros. Mantiene el blog de referencia Noiself. Director, productor y coordinador de festivales de jazz, roadmanager de giras de músicos como Harris Eisenstadt o Samuel Blaser, y dinamizador cultural en la página Jazzwanted de Facebook. Recientemente ha puesto en marcha al trío MAP formado por el pianista Marco Mezquida, el alto-saxofonista Ernesto Aurignac y el baterista Ramon Prats.

  • Artista o Grupo

    Samuel Blaser & Consort in Motion
  • Título del disco

    "A Mirror to Machaut"
  • Sello discográfico y año

    © Songlines Recordings (2013)
  • Músicos del disco

    Samuel Blaser (trombón), Joachim Badenhorst (clarinete, clarinete bajo, saxo tenor), Russ Lossing (piano), Drew Gress (contrabajo), Gerry Hemingway (batería).

  • Otros datos

    Grabado en Meudon, Francia, 19 y 20 de febrero de 2013.

  • Escúchalo en Spotify

No hay comentarios

Publica tu comentario