www.jazzitis.com

Un sitio para hablar de jazz y de lo que plazca
Jazzitis Web
Fecha actual Mar Sep 25, 2018 08:17

Todos los horarios son UTC+02:00




Nuevo tema  Responder al tema  [ 10 mensajes ] 
Autor Mensaje
MensajePublicado: Mié Nov 11, 2009 18:37 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Feb 15, 2009 22:13
Mensajes: 1435
Ubicación: Barcelona
Nos engañan, la cosa se pone cada día más fea .......
Creo que el gato exagera un poco, pero es patético lo que está pasando.

[ img ]

_________________
En la vida puedo superarlo todo menos la tentación (Oscar Wilde)
Sin arroz no hay paella (John Lewis)
Aceptamos submarino como animal de compañía


Arriba
   
MensajePublicado: Jue Nov 12, 2009 04:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Feb 27, 2009 02:45
Mensajes: 376
Ubicación: Mar de los Sargazos, a más de mil millas del continente
Dímelo a mí que estoy viviendo con mis suegros. Por cierto, busco curro del bueno, que malo y provisional y a media jornada y mal pagado y tal ya tengo. Se agradecerá en especias.

:cafe

Después de leer el periódico, lo que me preocupa ya no es la crisis, es la gripe A. Gracias, país.

_________________
Música de fondo


Arriba
   
MensajePublicado: Lun Nov 16, 2009 17:53 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Feb 15, 2009 22:13
Mensajes: 1435
Ubicación: Barcelona
TRAS UNA DURÍSIMA JORNADA LABORAL ....

[ img ]


Leyre Pajín se queja, tal vez con razón, de que el montante de su salario mensual se haya aireado en algunos medios de comunicación. Se habló de que la secretaria de organizació del PSOE trincaba veinte mil euros mensuales, limpios de polvo y paja, pero la propia interesada ha aclarado que no, que son sólo cinco mil. "Una miseria" le ha faltado añadir.

A continuación ha aclarado que se embolsa otros 90.000 euros al año por haber sido Secretaria de Estado, pero eso no es un sueldo sino una indemnización que todos los altos cargos se embolsan durante dos años tras dejar el puesto.

Pajín es el ejemplo claro de por qué el sistema no da más de sí. Una señorita que no ha hecho otra cosa en su vida que medrar en un partido político, está con treinta y pocos años trincando doce mil euros mensuales del bolsillo de todos los españoles. Jamás ha trabajado, jamás ha tenido contacto con la economía real, no sabe lo que es una empresa, ni el esfuerzo que se necesita para sacarla adelante, no sabe cómo se crea un puesto de trabajo ni se ha presentado jamás a unas duras oposiciones. Su único mérito es ser socialista. 12.000 euros de trinque al mes, con dos...

Y si alguien la critica es por machismo, como acaba de contar en su blog. ¿Y aún hay quién se pregunta por qué nos vamos al carajo a toda velocidad?

Por cieto, Leyre Pajín, el día 1 de mayo, sostenía una pancarta, junto a los líderes-estómagos agradecidos de CC.OO y UGT, en la que se podía leer POR UN SALARIO DIGNO. Sin comentarios. 12.000 euros al mes, la niña.

No hay que desesperar, en su día yo votaba solcialista y todo ....

_________________
En la vida puedo superarlo todo menos la tentación (Oscar Wilde)
Sin arroz no hay paella (John Lewis)
Aceptamos submarino como animal de compañía


Arriba
   
MensajePublicado: Sab Feb 06, 2010 15:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Feb 27, 2009 02:45
Mensajes: 376
Ubicación: Mar de los Sargazos, a más de mil millas del continente
Pues ésta es la situación que estamos viviendo. Un crisis provocada principalmente por el sector financiero, de la mano del inmobiliario, vía acciones que se extendieron como la pólvora. El dinero llama al dinero, y los que lo tienen saben que retirándose a tiempo casi nunca pierden.

¿Consecuencias? Trabajadores en paro, preocupaciones y mal vivir para los de siempre, los que en su mayoría callan y se agarran a un clavo ardiendo para poder seguir viendo TV por la noche al calor de la estufa. Me temo que tenemos lo que nos merecemos.

¿Soluciones? El endurecimiento de las condiciones de trabajo. Que la socialdemocracia española deje a los parados a la espera de refundar el capitalismo es una vergüenza.

¿Alternativas? Podemos empezar cogiendo todos la Constitución, leyéndola, entendiendo que los Estados no sólo lo son de Derecho (como tantas y tantas veces nos recuerdan nuestros políticos), sino Sociales y Democráticos.

¿Pero qué Estado Social es éste en el que vivimos si nos quieren privatizar la vida? ¿Pero qué Democracia es ésta en la que no tenemos alternativa?

Saludos políticos, con lo poco que me gusta ejercer y lo necesario que encuentro generar debate, opinión al margen de los medios de información y persuasión.

:fo

_________________
Música de fondo


Arriba
   
MensajePublicado: Sab Feb 06, 2010 23:53 
Desconectado

Registrado: Vie Mar 06, 2009 18:36
Mensajes: 293
Citar:

ESA GENTUZA

Patente de corso, por Arturo Pérez-Reverte

XL SEMANAL:

Número: 1132
Del 5 al 11 de julio de 2009

Paso a menudo por la carrera de San Jerónimo, caminando por la acera opuesta a las Cortes, y a veces coincido con la salida de los diputados del Congreso. Hay coches oficiales con sus conductores y escoltas, periodistas dando los últimos canutazos junto a la verja, y un tropel de individuos de ambos sexos, encorbatados ellos y peripuestas ellas, saliendo del recinto con los aires que pueden ustedes imaginar. No identifico a casi ninguno, y apenas veo los telediarios; pero al pájaro se le conoce por la cagada. Van pavoneándose graves, importantes, seguros de su papel en los destinos de España, camino del coche o del restaurante donde seguirán trazando líneas maestras de la política nacional y periférica. No pocos salen arrogantes y sobrados como estrellas de la tele, con trajes a medida, zapatos caros y maneras afectadas de nuevos ricos. Oportunistas advenedizos que cada mañana se miran al espejo para comprobar que están despiertos y celebrar su buena suerte. Diputados, nada menos. Sin tener, algunos, el bachillerato. Ni haber trabajado en su vida. Desconociendo lo que es madrugar para fichar a las nueve de la mañana, o buscar curro fuera de la protección del partido político al que se afiliaron sabiamente desde jovencitos. Sin miedo a la cola del paro. Sin escrúpulos y sin vergüenza. Y en cada ocasión, cuando me cruzo con ese desfile insultante, con ese espectáculo de prepotencia absurda, experimento un intenso desagrado; un malestar íntimo, hecho de indignación y desprecio. No es un acto reflexivo, como digo. Sólo visceral. Desprovisto de razón. Un estallido de cólera interior. Las ganas de acercarme a cualquiera de ellos y ciscarme en su puta madre.

Sé que esto es excesivo. Que siempre hay justos en Sodoma. Gente honrada. Políticos decentes cuya existencia es necesaria. No digo que no. Pero hablo hoy de sentimientos, no de razones. De impulsos. Yo no elijo cómo me siento. Cómo me salta el automático. Algo debe de ocurrir, sin embargo, cuando a un ciudadano de 57 años y en uso correcto de sus facultades mentales, con la vida resuelta, cultura adecuada, inteligencia media y conocimiento amplio y razonable del mundo, se le sube la pólvora al campanario mientras asiste al desfile de los diputados españoles saliendo de las Cortes. Cuando la náusea y la cólera son tan intensas. Eso me preocupa, por supuesto. Sigo caminando carrera de San Jerónimo abajo, y me pregunto qué está pasando. Hasta qué punto los años, la vida que llevé en otro tiempo, los libros que he leído, el panorama actual, me hacen ver las cosas de modo tan siniestro. Tan agresivo y pesimista. Por qué creo ver sólo gentuza cuando los miro, pese a saber que entre ellos hay gente perfectamente honorable. Por qué, de admirar y respetar a quienes ocuparon esos mismos escaños hace veinte o treinta años, he pasado a despreciar de este modo a sus mediocres reyezuelos sucesores. Por qué unas cuantas docenas de analfabetos irresponsables y pagados de sí mismos, sin distinción de partido ni ideología, pueden amargarme en un instante, de este modo, la tarde, el día, el país y la vida.

Quizá porque los conozco, concluyo. No uno por uno, claro, sino a la tropa. La casta general. Los he visto durante años, aquí y afuera. Estuve en los bosques de cruces de madera, en los callejones sin salida a donde llevan sus irresponsabilidades, sus corruptelas, sus ambiciones. Su incultura atroz y su falta de escrúpulos. Conozco las consecuencias. Y sé cómo lo hacen ahora, adaptándose a su tiempo y su momento. Lo sabe cualquiera que se fije. Que lea y mire. Algún día, si tengo la cabeza lo bastante fría, les detallaré a ustedes cómo se lo montan. Cómo y dónde comen y a costa de quién. Cómo se reparten las dietas, los privilegios y los coches oficiales. Cómo organizan entre ellos, en comisiones y visitas institucionales que a nadie importan una mierda, descarados e inútiles viajes turísticos que pagan los contribuyentes. Cómo se han trajinado –ahí no hay discrepancias ideológicas– el privilegio de cobrar la máxima pensión pública de jubilación tras sólo 7 años en el escaño, frente a los 35 de trabajo honrado que necesita un ciudadano común. Cómo quienes llegan a ministros tendrán, al jubilarse, sólidas pensiones compatibles con cualquier trabajo público o privado, pensiones vitalicias cuando lleguen a la edad de jubilación forzosa, e indemnizaciones mensuales del 100% de su salario al cesar en el cargo, cobradas completas y sin hacer cola en ventanillas, desde el primer día.

De cualquier modo, por hoy es suficiente. Y se acaba la página. Tenía ganas de echar la pota, eso es todo. De desahogarme dándole a la tecla, y es lo que he hecho. Otro día seré más coherente. Más razonable y objetivo. Quizás. Ahora, por lo menos, mientras camino por la carrera de San Jerónimo, algunos sabrán lo que tengo en la cabeza cuando me cruzo con ellos.


Traigo aquí éste artículo incluido en el post "Pensiones" y que creo que también viene a cuento..

Pérez-Reverte a puesto palabras a todo lo que pienso de los políticos pero no sé expresar...


Arriba
   
MensajePublicado: Sab Feb 06, 2010 23:58 
Desconectado

Registrado: Vie Mar 06, 2009 18:36
Mensajes: 293
Seguro que si se eliminan: altos cargos, secretarios, secretarias, chóferes, coches oficiales, ministros, ministerios, enchufados, comidas en restaurantes de lujo, fiestas populares, alcaldes, concejales, etc, etc, etc... las arcas del estado darían un subidón que ni te cuento...Y con ése dinero se podría invertir en: Mejora de hospitales, Cultura, etc...


Arriba
   
MensajePublicado: Dom Feb 07, 2010 11:33 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Feb 15, 2009 22:13
Mensajes: 1435
Ubicación: Barcelona
Os pongo otro texto de Pérez Reverte, sólo que escrito hace ya doce años, pese a lo cual esta de rabiosa y lacerante actualidad ......

LOS AMOS DEL MUNDO

(Artículo del escritor español Arturo Pérez-Reverte, publicado en 'El Semanal' (España) el 15 de nov. de 1998, y que ahora, diez años después, parece una visión de Nostradamus) .

Usted no lo sabe, pero depende de ellos. Usted no los conoce ni se los cruzará en su vida, pero esos hijos de la gran puta tienen en las manos, en la agenda electrónica, en la tecla antro del computador, su futuro y el de sus hijos. Usted no sabe qué cara tienen, pero son ellos quienes lo van a mandar al paro en nombre de un tres punto siete, o un índice de probabilidad del cero coma cero cuatro. Usted no tiene nada que ver con esos fulanos porque es empleado de una ferretería o cajera de Pryca, y ellos estudiaron en Harvard e hicieron un máster en Tokio, o al revés, van por las mañanas a la Bolsa de Madrid o a la de Wall Street, y dicen en inglés cosas como long-term capital management, y hablan de fondos de alto riesgo, de acuerdos multilaterales de inversión y de neoliberalismo económico salvaje, como quien comenta el partido del domingo. Usted no los conoce ni en pintura, pero esos conductores suicidas que circulan a doscientos por hora en un furgón cargado de dinero van a atropellarlo el día menos pensado, y ni siquiera le quedará el consuelo de ir en la silla de ruedas con una recortada a volarles los huevos, porque no tienen rostro público, pese a ser reputados analistas, tiburones de las finanzas, prestigiosos expertos en el dinero de otros.

Tan expertos que siempre terminan por hacerlo suyo. Porque siempre ganan ellos, cuando ganan; y nunca pierden ellos, cuando pierden. No crean riqueza, sino que especulan. Lanzan al mundo combinaciones fastuosas de economía financiera que nada tienen que ver con la economía productiva. Alzan castillos de naipes y los garantizan con espejismos y con humo, y los poderosos de la Tierra pierden el culo por darles coba y subirse al carro. Esto no puede fallar, dicen. Aquí nadie va a perder. El riesgo es mínimo. Los avalan premios Nóbel de Economía, periodistas financieros de prestigio, grupos internacionales con siglas de reconocida solvencia. Y entonces el presidente del banco transeuropeo tal, y el presidente de la unión de bancos helvéticos, y el capitoste del banco latinoamericano, y el consorcio euroasiático, y la madre que los parió a todos, se embarcan con alegría en la aventura, meten viruta por un tubo, y luego se sientan a esperar ese pelotazo que los va a forrar aún más a todos ellos y a sus representados. Y en cuanto sale bien la primera operación ya están arriesgando más en la segunda, que el chollo es el chollo, e intereses de un tropecientos por ciento no se encuentran todos los días.

Y aunque ese espejismo especulador nada tiene que ver con la economía real, con la vida de cada día de la gente en la calle, todo es euforia, y palmaditas en la espalda, y hasta entidades bancarias oficiales comprometen sus reservas de divisas. Y esto, señores, es Jauja. Y de pronto resulta que no. De pronto resulta que el invento tenía sus fallos, y que lo de alto riesgo no era una frase sino exactamente eso: alto riesgo de verdad. Y entonces todo el tinglado se va a tomar por el saco. Y esos fondos especiales, peligrosos, que cada vez tienen más peso en la economía mundial, muestran su lado negro.

Y entonces, ¡oh, prodigio!, mientras que los beneficios eran para los tiburones que controlaban el cotarro y para los que especulaban con dinero de otros, resulta que las pérdidas, no. Las pérdidas, el mordisco financiero, el pago de los errores de esos pijolandios que juegan con la economía internacional como si jugaran al Monopoly, recaen directamente sobre las espaldas de todos nosotros.

Entonces resulta que mientras el beneficio era privado, los errores son colectivos, y las pérdidas hay que socializarlas, acudiendo con medidas de emergencia y con fondos de salvación para evitar efectos dominó y chichis de la Bernarda.. Y esa solidaridad, imprescindible para salvar la estabilidad mundial, la paga con su pellejo, con sus ahorros, y a veces con su puesto de trabajo, Mariano Pérez Sánchez, de profesión empleado de comercio, y los millones de infelices Marianos que a lo largo y ancho del mundo se levantan cada día a las seis de la mañana para ganarse la vida.

Eso es lo que viene, me temo. Nadie perdonará un duro de la deuda externa de países pobres, pero nunca faltarán fondos para tapar agujeros de especuladores y canallas que juegan a la ruleta rusa en cabeza ajena. Así que podemos ir amarrándonos los machos. Ése es el panorama que los amos de la economía mundial nos deparan, con el cuento de tanto neoliberalismo económico y tanta mierda, de tanta especulación y de tanta poca vergüenza.

Los Amos del Mundo / Arturo Pérez-Reverte

_________________
En la vida puedo superarlo todo menos la tentación (Oscar Wilde)
Sin arroz no hay paella (John Lewis)
Aceptamos submarino como animal de compañía


Arriba
   
MensajePublicado: Dom Feb 07, 2010 13:32 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Feb 27, 2009 02:45
Mensajes: 376
Ubicación: Mar de los Sargazos, a más de mil millas del continente
Y lo que expresa Reverte en este último artículo, que me parece más acertado que el primero, aunque tampoco aporta datos para reforzar su opinión (un vicio muy acostumbrado entre los plumillas de opinión), me temo continuará siempre vigente mientras no se modifique el actual sistema económico imperante, es decir, el capitalismo. Uno debería añadirle el adjetivo galopante, puesto que estamos viviendo uno de los momentos más virulentos de la historia en cuanto a la ejecución de las políticas neoliberales, ejemplificadas en los gobiernos conservadores de Reagan, Thatcher, los Bush, Blair y un largo etcétera. Como ven, nombro a los gobernantes de dos de los estados más poderosos del planeta.

El neoliberalismo no es más que la vuelta a la filosofía económica de siglos anteriores, aquella que evita recordar errores pasados como el crack del 27 para aplicar así el velo de la incultura a la ciudadanía y poder cometer de nuevo excesos con los que enriquecerse, a sabiendas, como dice Reverte, que los que pagan el pato no van a ser ellos. Entre los cuatro millones de parados que hay en España, no se encuentra ninguno de ellos, ellos no han visto una cartilla del paro ni en pintura. Se saben poderosos, pero no son más listos que los demás. En todo caso, controlan suficientes hilos como para imponer su voluntad por la fuerza (claro, no van a utilizar la razón). Lo interesante es observar que estos tipos son muchos menos (el reparto de la riqueza en el mundo se puede consultar en informes más o menos fiables de organizaciones internacionales de aquellas que se consideran serias). Y, como decían los guionistas de La Bola de Cristal, juntos somos más. La cuestión es cómo.

_________________
Música de fondo


Arriba
   
MensajePublicado: Dom Feb 07, 2010 13:33 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Feb 27, 2009 02:45
Mensajes: 376
Ubicación: Mar de los Sargazos, a más de mil millas del continente
Citar:
Han olido sangre

A diferencia de otras timbas, casinos y bingos, los mercados financieros tienen una peculiaridad: que los jugadores de chica ganan tanto o más que los que juegan a grande; que uno se puede forrar apostando a que un valor, un bono, una moneda… un país entero se despeñará. Algo de eso está pasando con España, el nuevo epicentro de la crisis mundial, donde se ha juntado el hambre con las ganas de comer. Por un lado, los datos objetivos: el aumento del déficit por encima de las previsiones del Gobierno, el paro, y la pertinaz recesión, ese PIB que sigue seco. Por el otro, muchos factores subjetivos que pesan incluso más: la falta de confianza en el Ejecutivo –al que la presidencia planetaria ha convertido en el pimpampum de la prensa financiera internacional–, el ejemplo griego y portugués… Pero también la voracidad de unos especuladores que han aprovechado esa coyuntura para morder nuestra deuda pública, de un modo similar al que lo hicieron hace años con las bandas de fluctuación del euro, cuando ganaron fortunas echando a la libra del sistema monetario.

España es hoy ese ratón con el que juguetean los grandes gatos especuladores. Por medio de complejas herramientas financieras, como los credit default swaps, los señores del dinero están apostando a que la deuda pública española –y por ende, toda nuestra economía– irán a peor. Como toda puja respaldada por ingentes cantidades de dinero, su profecía se está haciendo realidad. La fiebre ha llegado también a la bolsa, a pesar de que la comparación con Grecia sea injusta. La deuda española (55% del PIB) es menos de la mitad de la griega (115%). A medio plazo, es probable que el problema español desaparezca en cuanto los grandes gatos encuentren otra presa mejor a la que lanzar sus zarpazos. Eso sí, sus arañazos nos van a salir carísimos. ¿Refundar el capitalismo? Pues toma dos tazas.

Ignacio Escolar

Citar:
Tiburones en la costa

Se puede estar harto de Zapatero y de sus cejas y hasta se puede pensar que el país iría mejor gobernado por un ingenio de Apple con pantalla táctil, pero lo que estamos viviendo en estos días trasciende al Ejecutivo, a su política económica y a su presidente. Tiempo habrá de que los electores pongan a cada cual en su sitio; entre tanto sería bueno que no perdiéramos de vista que nos enfrentamos a un ataque organizado de especuladores, esos tiburones con los que íbamos a acabar en cuanto tuviéramos tiempo para refundar el capitalismo. No se trata, por tanto, de defender al Gobierno sino al Estado.

Hay que empezar por proclamar lo evidente; esto es, que España no es Grecia ni Portugal, que habremos perdido de vista el cogote de Francia y quizás ya ni siquiera seamos la octava potencia del mundo o la novena. Pese a ello, ni estamos en bancarrota ni amenazamos ruina, como algunos sectores interesados se han encargado de propalar a los cuatro vientos. El Gobierno ha cometido muchas torpezas y ha contribuido de manera importante a socavar la credibilidad del país, aunque no es el único culpable del clima actual.

El segundo punto importante a destacar es que no se trata de un problema exclusivamente español y que los tiburones no nos han elegido para hacer justicia poética y derribar a Zapatero en vista de que a Rajoy le cuesta bastante. En definitiva, que no hay nada personal en su conducta sino simple negocio, al que tampoco escaparán otros países del euro que parecen contemplar la tempestad como la distancia del que piensa que no probará la lluvia.

La realidad parece confirmar que no será así. Un buen indicador son los CDS (Credit Default Swaps) o, si se prefiere, el riesgo país, los derivados de crédito que cubren el peligro de impago. Ayer mismo, el de los bonos a cinco años de España alcanzaban un nuevo récord y se situaban por encima del de países como Colombia, Perú, Panamá, Sudáfrica o Brasil. O lo que es lo mismo, que esos sabios mercados veían más factible la quiebra española que la de estos cinco países citados, lo cual es un auténtico disparate. Pero la escalada afectaba también a Italia, Holanda o Reino Unido, que ni mucho menos son inmunes al ataque de estas fieras.

¿Que cómo se están forrando estas sanguijuelas a nuestra costa? Pues calentando estos instrumentos financieros para que su cotización suba, como ha venido ocurriendo desde finales de año. En noviembre marcaban 65 puntos y ayer estaban a 182, lo que significa que algunos de estos escualos han triplicado sus ganancias. Acrecentar las dudas sobre la fortaleza de nuestra economía forma parte de la estrategia. Simultáneamente, lo que también sube es la rentabilidad de la deuda española, por lo que necesitamos pagar más para colocar nuevas emisiones y renovar las que van venciendo.

En situaciones como éstas resaltan más algunas conductas, del todo inexcusables. Entre las más flagrantes destaca la del comisario europeo Joaquín Almunia, al que hay que recordar que no está en Bruselas por ser una lumbrera en el terreno económico, monetario o de la competencia sino porque este país ha decidido que esté allí y de paso se lleve un sueldo algo más que terciadito. Y por eso, debería tener más cuidado cuando decide meter a España en el mismo saco de Grecia y de Portugal, que es como poner una diana en el mapa para que los especuladores disparen los dardos.

Otra de las actitudes reprochables es la del ex presidente Aznar, que es un tipo que se ha disfrazado de Churchill y al que parece que tengamos que dar las gracias por seguir viviendo. No hay semana sin que este buen señor nos enseñe el precipicio por el que jura que nos despeñaremos. Entre tanto curso de inglés y de management para ser un buen empleado de Murdoch, Aznar no ha tenido tiempo de aprender que un ex presidente es un embajador vitalicio, cuya misión no es dibujar el Apocalipsis con el contorno de una piel de toro por muchos litros de odio que destile hacia sus adversarios políticos.

El primero en ver las orejas al lobo ha sido Emilio Botín, que ha salido en tromba en defensa de las últimas medidas del Gobierno y, sobre todo, del Estado. No es que los banqueros se hayan hecho del PSOE de pronto, sino que temen que las dudas sobre la solvencia de España se trasladen a sus propias entidades, como ya ha empezado a ocurrir. La cobertura de riesgos por impago también ha subido para la banca española hasta el punto de haberse duplicado en menos de tres meses. Y aún les queda por digerir el grueso de sus activos inmobiliarios, que han de aflorar este año en sus balances, una prueba de fuego que nadie en su sano juicio atizaría con más gasolina.

Estamos en una situación difícil pero no desesperada. Lo que más daño nos ha hecho son las exageraciones sobre nuestros males. La dirección de la política económica ha podido ser nefasta, aunque, en líneas generales, no se ha hecho nada distinto a lo que han venido aplicando los países de nuestro entorno, donde se ha recurrido intensamente a los incentivos públicos para sacar al enfermo del coma. Si se ha cerrado el año con un déficit público superior al 11% no ha sido por el Plan E ni porque se hayan dilapidado los recursos, sino porque ha habido un drástico recorte de los ingresos tributarios y porque el pago de prestaciones por desempleo se ha disparado a niveles escalofriantes.

Es cierto que en lo referente a la credibilidad el Gobierno no ha sido de mucha ayuda. Uno no puede ir a Davos a sentarse en la misma mesa que el presidente griego por una simple cuestión de estética ni puede dar la sensación de ir a la deriva, con propuestas que cambian cada quince minutos o, como mucho, de una día para otro. Aun así y con sus matices, estamos ante un evidente volantazo en la política económica, ya sea por propio convencimiento o por la presión exterior de los organismos internacionales y de los propios especuladores. Estos tiburones son tremendos: no sólo se ponen las botas a nuestra costa sino que además te hacen el plan de estabilidad.

Juan Carlos Escudier

Ojo, que el futuro puede ser muy negro.

_________________
Música de fondo


Arriba
   
MensajePublicado: Mar Feb 09, 2010 13:37 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Feb 15, 2009 20:25
Mensajes: 2821
Coltrane escribió:
Seguro que si se eliminan: altos cargos, secretarios, secretarias, chóferes, coches oficiales, ministros, ministerios, enchufados, comidas en restaurantes de lujo, fiestas populares, alcaldes, concejales, etc, etc, etc... las arcas del estado darían un subidón que ni te cuento...Y con ése dinero se podría invertir en: Mejora de hospitales, Cultura, etc...

Pues hombre, tampoco creo que las arcas del estado subieran significativamente. De todos modos, ¿realmente crees que sería recomendable eliminar a los altos cargos, así sin más? ¿O solamente a algunos? ¿Tú no crees que los secretarios, los ministros y los ministerios cumplen una función? ¿No crees que las secretarias y los chóferes son necesarios? ¿De verdad propones eliminar a los alcaldes y los concejales? ¿Eliminarías algunos alcaldes, quizá? ¿O a todos, así en bloque?


El artículo de Juan Carlos Escudier me ha parecido muy interesante. No entiendo mucho de economía (ni estatal ni doméstica), pero me ha sonado bastante razonable lo que dice este señor.

Un saludo


Arriba
   
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema  Responder al tema  [ 10 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC+02:00


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Ir a: 

cron
Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Limited
Traducción al español por phpBB España