www.jazzitis.com

Un sitio para hablar de jazz y de lo que plazca
Jazzitis Web
Fecha actual Dom Oct 25, 2020 21:27

Todos los horarios son UTC+01:00




Nuevo tema  Responder al tema  [ 7 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Rock Andaluz
MensajePublicado: Lun Nov 02, 2009 23:23 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Feb 15, 2009 10:20
Mensajes: 463
Ubicación: en la vieja Castilla
No soy ningún entendido en rock andaluz, aunque llevo muchos años disfrutando de esta música. Curiosamente, en el jazz, he terminado por aburrirme de aquello que empezaron a hacer Jorge Pardo y Chano Domínguez, la fusión con los nuevos flamencos y todo eso. Me gusta, pero con moderación. Sin embargo, en el campo del rock, soy un entusiasta de todo esto, aunque sólo conozco una parte. Sé que hay mucho más, pero esto es lo que me gusta. El ladrillazo que viene a continuación está extraido, y resumido y puntualmente adaptado para esta ocasión, de algo que escribí hace mucho tiempo sobre progresivo español (ya hablaremos de la movida catalana algún dia), y sólo pretende definir lo que más me gusta, de forma superficial aunque tratando un buen número de grupos, los más importantes para mí.

El Rock Andaluz es para mi, o al menos, una buena parte de éste, música rock a la que se incorporan elementos de, por una parte, la música tradicional andaluza o folclórico andaluza, el flamenco y sus derivados y, por otra, música del norte de África, de origen magrebí. Gran parte de los conceptos del rock que tomaba eran procedentes del Rock Progresivo o Sinfónico, aunque sería injusto decir que todo el rock andaluz bebía de las fuentes del progresivo. Los grupos que a mi me gustan son los más ligados a éste último, por lo que yo lo podría definir como rock progresivo hecho por andaluces, desligándolo pues del flamenco-rock o pop (Ketama), los nuevos flamencos (El Bola, Chano, Jorge Pardo) o la rumba pop (Camela). Indudablemente, muchas estructuras armónicas derivan del flamenco, se utilizan instrumentos típicos de este estilo (guitarra española y percusiones) y las partes cantadas, aunque suelen ser aflamencadas (los lamentos del blues que también adoptó el flamenco, al tener orígenes similares), no siempre tiene porqué ser así, y si no, véase “Glorieta de los Lotos” de Smash. También han influido en este estilo la canción de autor de protesta y un sentimiento político muy particular en el sur de España, dividido entre un cierto sentir nacionalista y otro que no, pero que en todo caso culminaría con las elecciones del 82. Pero ante todo es rock, sin etiquetas, más vale quedarse con eso. Naturalmente tuvo un inicio, a finales de los años 60, para desarrollarse plenamente en los 70 y 80, produciéndose a mediados de esta década su defunción.

[ img ] [ img ]

El alma máter de Triana, Jesús de la Rosa, había tocado los teclados con Los Bravos y junto al guitarrista Eduardo Rodríguez Rodway y Juan José Palacios “Tele” a la batería formó a mediados de los años 70 el que se ha considerado como el grupo más importante de este movimiento. Grabaron un buen puñado de discos, los dos primeros, esenciales para mi, “El patio” e “Hijos del agobio”. En ellos, todos los ingredientes del rock progresivo (especialmente por el uso de mellotrones y otros teclados) se mezclan con elementos del flamenco, originando una música excepcional, con unos teclados verdaderamente magistrales y unos excelentes solos de guitarra. Además, Jesús de la Rosa cantaba con una voz muy particular, en este caso, muy muy andaluza. En el primer disco hay influencias de King Crimson más que evidentes y contiene momentos estelares (Recuerdos de una noche, El Lago o el primer tema, toda una declaración de intenciones, “Abre la puerta niña, que el día va a comenzar, se marchan los sueños, que pena da despertar”). “Hijos del agobio” sube un punto en el escalón de la dureza, aunque hay quizás teclados mucho más predominantes. Lo que vino después empezó a olvidarse del sonido de sus inicios y la cosa empeoró para mi gusto, aunque todavía quedaban buenos momentos y alguno de ellos, tremendamente dramáticos como la muerte de Jesús de la Rosa en accidente de tráfico y esa leyenda sobre la letra de “Llegó el día” escrita por él y anticipando su marcha de forma premonitoria. También "Tele" se marchó hace unos años.

[ img ] [ img ]

Smash, aunque sevillanos de pura cepa, es el grupo más inclasificable, con momentos en los que el andalucismo brilla por su ausencia y donde toman conceptos de las bandas más emblemáticas del hard rock británico como Led Zeppelín o incluso Black Sabbath, otros absolutamente psicodélicos, con referencias más que evidentes a Gong y a Daevid Allen, y otros puramente flamencos. Es el grupo del bajista Julio Matito y el guitarrista y sitarista Gualberto García Pérez, junto a Antoñito Rodríguez a la batería, Henrik Michael al violín y flauta, y más tarde Manuel Molina que formaría poco después el grupo Lole y Manuel. El primer disco es una obra maestra, “Glorieta de los Lotos” con letras en inglés y pasajes absolutamente indescriptibles, algo que también ocurría en su segundo disco, “We come to smash this time”. Sin embargo, el tercero “Vanguardia y pureza del flamenco” tiene ya menos que ver como su propio nombre indica, aunque hay un algo que se respira en él (“El garrotín”, “Tangos de Ketama”) que dicen mucho de la personalidad del carismático Julio Matito que como Jesús de la Rosa, perdería la vida en un accidente, poco después de volver a formar Smash a finales de los 70. Es impactante verle cantar con esa sonrisa en el programa “Musical Express” de TVE el tema “Tiny Peter”, de nuevo en la onda Daevid Allen aunque con voces inequívocamente flamencas, falleciendo al dia siguiente. Quien quiera profundizar en el pensamiento del visionario Matito y compañía, que le eche a un vistazo a su ensayo “Cosmogonía de la estética de lo borde”…. “Imagínate a Bob Dylan en un cuarto, con una botella de Tío Pepe, Diego del Gastor a la guitarra y la Fernanda y la Bernarda de Utrera haciendo compás. Y dile a Bob Dylan que cante sus canciones. ¿Qué le entraría a Bob Dylan por ese cuerpecito”. Sin comentarios. Genio y figura.

Gualberto, en los años setenta, tras la primera disolución de Smash, publicó dos trabajos, “A la vida/al dolor” y “Vericuetos”. Yo solo tengo éste y es una genialidad de principio a fin”, fuertemente progresivo con influencias étnicas del medio y extremo oriente, pero con una originalidad fuera de toda duda.

[ img ] [ img ] [ img ]

Goma procedían de Sevilla y tienen un único trabajo llamado “14 de abril”, grabado en 1975, muy cercano a los conceptos desarrollados por King Crimson a mediados de los setenta, aunque con una mayor presencia de teclados. Eran Alberto Toribio a los teclados, Antonio Rodríguez a la batería, Manuel Rodríguez a la guitarra, Pepe Sánchez a los saxos y Pepe Lagares al bajo. La presencia de instrumentos de viento les acerca al sonido de bandas como Van Der Graaf Generador , aunque estaban desprovistos de la oscuridad de los británicos. Algún tema en inglés, y el resto, progresivo andaluz de primer orden aunque menos sorprendente que bandas como Triana, Imán o Cai.

Azahar fue un grupo multinacional, extraño, inclasificable, andaluz aunque con muchas y variopintas influencias. Lo formaron Dick Zappala a la voz y teclados, Antonio Valls a las guitarras, Gustavo Ros a los teclados y Jorge Barral al bajo, encargándose todos ellos de las percusiones, si bien, éstas quedan en un segundo plano. Tienen dos discos, “Elixir” y “Azahar”, de 1977 y 1979. Extraños, a veces, no parece música hecha en el sur de España, pero tiene momentos magníficos, con excelentes guitarras y teclados, particularmente un piano acústico muy bien ejecutado, recordándome por momentos a aquella banda entrañable llamada Renaissance.

Azabache fué la continuación lógica de Azahar, siendo un grupo también complejo, con muchas influencias diversas, las menos tal vez las del flamenco. Tienen dos trabajos en el mercado, “Dias de Luna” y “No, gracias”, de 1979 y 1980. El grupo lo formaron Gustavo Ros a los teclados, Daniel Henestrossa a la guitarra y voz, cardo Valle a la percusión, Jorge "Flaco" Barral al bajo y voz y un violinista y flautista. En el segundo disco participó Hermes Calabria, más tarde, batería de Barón Rojo. Para mi gusto, de los menos interesantes.

[ img ] [ img ]

Cai se formaron en Cádiz y fué el grupo de rock andaluz del que formó parte el pianista Chano Domínguez, y posiblemente sea el que tiene más influencias del rock progresivo en su variante más enérgica y también del llamado rock urbano. Su primer trabajo “Más allá de nuestras mentes diminutas", de 1978, fue objeto de búsqueda y captura sin fortuna durante muchos años por parte de un buen número de aficionados hasta que nos encontramos con la reedición “Mucho más allá de nuestras mentes diminutas”. Si escuchas el primer tema, “Alameda”, hasta que entra la voz, podría pasar por uno de los trabajos de los grandes grupos, Yes, Genesis, Camel o King Crimson. Una vez que entran las partes cantadas, la calidad no decrece, pero estaríamos ante una de las voces más marcadamente andaluzas de todos estos grupos. Grandes partes de guitarra de Paco Delgado y teclados a lo Keith Emerson por parte de Chano, con un bajo excelente de José Vélez y Fopi a la batería. El cuarto tema, “Pasa el dia” contiene momentos verdaderamente buenos de fusión con el jazz, algo que se haría mucho más evidente en su siguiente trabajo, “Noche abierta”. El grupo tuvo una segunda etapa, ya sin Fopi, y con Kiko Guerrero a la batería.

Mezquita, al igual que Cai, han estado fuera de juego discograficamente hablando hasta no hace mucho. “Recuerdos de mi tierra” es un excelente trabajo grabado en 1979, por estos cuatro cordobeses, José Rafael García (guitarra), Randy López (bajo), Rosca López (teclados) y Rafael Zorrilla (batería) y cuenta con una sección de cuerdas como invitados. Largos pasajes instrumentales con una fantástica guitarra, bien acústica, bien eléctrica, con guiños a King Crimson y a los canadienses Rush, así como ciertas influencias árabes, más evidentes aquí que en otros grupos y posiblemente , los teclados más “agitanados” de todo el movimiento. Su siguiente trabajo “Califas del rock” se despojó de todo ésto, quedando en un rock más convencional aunque de una calidad indiscutible.

[ img ] [ img ] [ img ]

Imán Califato Independiente son unos de mis preferidos. Procedentes de Sevilla y autoexiliados en El Puerto de Santa María, son uno de los más cercanos a la fusión con el jazz. “Califato independiente”, de 1978, no tiene desperdicio. Los “Tarantos del Califato independiente” duran más de 20 minutos y cuentan con unos desarrollos instrumentales dignos del mejor rock progresivo, a cargo del bajista Iñaki Egaña, Marcos Mantero a los teclados, Manuel Rodríguez a la guitarra y Kiko Guerrero a la batería. “Camino del águila”, de 1980, vuelve a ser un grandísimo ejemplo de toda esta música, si bien, el primer disco es absolutamente esencial, obligatorio para cualquier discoteca, de profesional o de aficionado, que se precie de este estilo. Estoy a la espera de escuchar unas grabaciones inéditas que se han rescatado para el disco “30 Aniversario” con una fuerte carga de improvisación.

Alameda grabaron 5 discos entre 1979 y 1983, siendo los primeros, “Alameda” y “Misterioso manantial” ejemplos excelentes de rock progresivo andaluz, con una lineas de bajo muy crimsonianas y grandes intervenciones solistas de guitarra y teclados. El tercero, “Aire cálido de abril”, y sobre todo, “Noche andaluza” e “Ilusiones”, pierden parte de la magia y en algunos momentos, no sé en qué disco de éstos, ya que yo tengo las grabaciones completas para Epic, hay música (es una opinión) demencial. El grupo lo formaban José Roca a la guitarra, Manolo Rosa al bajo, Manuel y Rafael Marinelli a los teclados y Luis Moreno a la batería, aunque todos los trabajos contaban con intervenciones de músicos de la talla de Tito Duarte, Enrique de Melchor o el músico de Guadalquivir Luis Cobo "Manglis".

Guadalquivir son andaluces y madrileños, pero afincados en esta última ciudad y son, junto a Imán, el grupo más cercano al jazz rock. Se notaba que Luis Cobo “Manglis” y Andrés Olaegui, ambos guitarrista habían escuchado atentamente a WeatherReport y a Return to Forever, y que el saxofonista Pedro Ontiveros sabía quien era Wayne Shorter. En ese grupo,el batería era un conocido de la escena jazzística madrileña, Larry Martin. Muy recomendable escucharles en ese doble recopilatorio de todas sus grabaciones. El primer disco, homónimo, es terriblemente flamenco, a pesar de ser al mismo tiempo muy jazzístico y el segundo “Camino del concierto” muestra una apertura hacia ritmos más comerciales, al igual que el tercero, y cuentan con la presencia de nombres ilustres del panorama musical español de esos años.

[ img ] [ img ]

Medina Azahara, para mi, sólo cuentan con un trabajo excepcional, el primero, “Paseando por la Mezquita”, grabado en 1979, el King Crimson más duro interpretado en el sur de España, muy similar a Mezquita y a la variante cordobesa de esta música. Son Manuel Martínez a la voz, Pablo Rabadán a los teclados, Manuel Molina al bajo, Miguel Galán a la guitarra y José Antonio Molina a la batería. Luego se endurecieron y, para mi, perdieron el encanto.

Vega es el grupo del guitarrista Tomás Vega y grabaron tres discos entre 1978 y 1981, “Andaluza”, “Jara” y “Sol de oscuridad”. En el primer disco colaboraron Larry Martin y el guitarrista Enrique Carmona y en ”Jara”, algunos jazzistas como el contrabajista Miguel Ángel Chastang, el percusionista Rubem Dantas y el saxofonista panameño Jorge Silvester. Una música excelente, con una fuerte presencia de guitarras de todo tipo, con reminiscencias de la música clásica española para guitarra, pero todo ello, con un colorido tremendo, cercano por momentos aciertos conceptos del proa-folk, incluso de la world music y lo que luego se llamó, por desgracia, new age.

[ img ]

Miguel Ríos tuvo una primera etapa que podría denominarse como rock progresivo, lógicamente aderezado por elementos de su Andalucía natal. “La huerta atómica” es un disco excelente, absolutamente vanguardista para aquel año 1975, con unas letras impactantes, con una temática basada en lo antiyanqui y lo antinuclear: Entre árboles y aviones, Una casa en la guerra, Buenos dias Superman, Yankee Johnny, Una siesta atómica, Instrucciones a la población civil, El consultorio atómico de la señorita Pum, El carnaval de los espectros, La burbuja antirreacción, La canción del megacristo …etc. Le acompañan en esta aventura los teclistas Mariano Diaz y Jose María Roger, el guitarrista Tony Ponce, Miguel Ángel Rojas al bajo y Evarist Ballús a la batería. A los que les guste Zappa, Captain Beefheart e incluso el Franco Batiatto de la primera época, la más experimental, que no lo dejen pasar por alto.

[ img ]

Granada no tiene nada que ver con la ciudad andaluza. Mirad en la portada del disco la fruta que se va a comer Carlos Cárcamo, el teclista y multiinstrumentista del grupo. De hecho son madrileños y solo en su primer trabajo, “Hablo de una tierra”, de 1975, muestran puntos en común con Triana o Imán. Los dos siguientes trabajos, “España año 75” y “Valle del pas” son excelentes aunque más alejados del progresivo andaluz, de hgecho, en el último, las influencias norteño-cantábricas, como su nombre indica, incluso celtas, son más que palpables. Junto a Cárcamo, Michael Vortreflich a la guitarra, Antonio García Oteyza al bajo y Juan Bona a la batería.

[ img ]

No quiero terminar sin acordarme de mis queridos Tabletom, los malagueños más internacionales de la escena musical ( y que nadie me diga que han sido Danza Invisible). Lo que pasa es que yo no diría que hacen rock andaluz… o sí, no lo sé. Lo que sí que sé es que hacen una música interesantísima, más que original y que son unos músicos portentosos, los hermanos Ramírez, Perico a la guitarra y Pepillo a los saxos y flauta, junto a Rockberto, un poeta y un gigante del rock, con una voz muy peculiar, rota, quebrada, muy maltratada, pero nadie más que él puede contarnos las historias que nos cuentan Tabletom. Un genio de la música. Da igual el disco que recomendemos, desde finales de los 70, con el maravilloso “Mezclalina” hasta “La parte Chunga” o el más reciente, incluso la actuación en la Sala Vivero de Málaga, de no hace mucho, con un Pepillo a la flauta, así como Antonio Carrillo, el otro saxofonista y flautista, que cortan la respiración. Son grandes, muy grandes.

[ img ]

Para terminar, recomendar el documental llamado “Underground, la ciudad del arco Iris”, contenido en esta edición baratísima de 2 cds y 1 dvd, llamada “Hijos del agobio y del dolor-Pioneros y orígenes del rock andaluz”. En él se descubren muchas cosas de la España de esos años a nivel musical, la influencia de la política en este movimiento, su esplendor y su ocaso… en definitiva, una buena iniciación a esta música y a esta doctrina, maravillosa y muy importante en la música española de esos años y de los siguientes.

Saludos


Arriba
   
MensajePublicado: Mar Nov 03, 2009 14:39 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Feb 15, 2009 19:25
Mensajes: 2781
Joder Paco, eres un crack.

Esta vez no he mordido el anzuelo (todavía), pero normalmente tus mensajes me tienen ocupado buscando disquitos para escuchar. Por favor, no te cortes en seguir desenpolvando comentarios tuyos de lo que sea, es un placer leerlos.

Saludos


Arriba
   
MensajePublicado: Dom Nov 08, 2009 02:17 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Feb 27, 2009 01:45
Mensajes: 366
Ubicación: Mar de los Sargazos, a más de mil millas del continente
Qué gran artículo, crimson (o Paco, con permiso). Yo también he disfrutado con muchos de los discos que comentas, y espero hacerlo pronto con otros que alabas y que todavía no he catado. Sólo un par de apuntes con la intención de charlar sobre el tema.

[ img ]

El primero sería que el tercer disco de Triana, Sombra y luz (1979), también estaría entre los recomendables de Triana, aunque sólo sea por el disparate psicodélico con quejidos flamencos que da título al álbum. Cierto es que las letras de sus dos primeros temas, auténticos estallidos del mejor flamenco-rock, han envejecido mal. Son letras que tuvieron sentido en un momento histórico muy concreto y, como suele pasar en estos casos, el paso del tiempo les ha sentado fatal. Aún así, el disco está más cercano a sus antecesores que a lo que vendría después en la discográfica de Triana, un acercamiento descarado a la canción ligera. La trágica muerte de De la Rosa en accidente de coche me deja la duda de qué hubieran podido hacer más allá de donde lo dejaron, si hubiesen sido capaces de acercarse de nuevo a la excelencia de sus tres (insisto) discos o hubiesen acabado por consagrarse como nuevo ejemplo de cómo el sistema fagocita a quien se deja. Por cierto, mucho que ver con la citada excelencia de sus primeros discos tiene que ver con la excelente guitarra eléctrica solista de Antonio Pérez, un gran guitarrista de quien no conozco nada más allá de su colaboración con Triana; me pregunto si tú sabes algo más.

[ img ]

El otro apunte tiene que ver con Smash, uno de mis grupos favoritos desde que los descubrí no hará más que dos o tres años. Un grupo cuyo sonido, además de las referencias que citas, tiene mucho que ver con el rock que se practicaba en la costa oeste californiana a finales de los sesenta, y desde luego uno de los mejores ejemplos de rock del bueno hecho en España que conozco. El tema es que, como sabrás, su tercer disco, Vanguardia y pureza del flamenco, debe en gran parte su nombre a que es un disco compartido con el cataor Agujetas, una cara para cada uno. Si nos centramos en la cara que ocupa la música de los Smash, y exceptuando el conocido El Garrotín, del que los mismos Smash sobrevivientes abominan en el documental que recomiendas, ya que se trata de una nueva concesión a la industria discográfica, podemos decir que es de lo más logrado que grabaron nunca en cuanto al acercamiento de la música rock al flamenco. Mucho de esto último tuvo que ver con la incorporación del gran Manuel Molina. Añado para terminar que el primer disco de Lole y Manuel, Nuevo Día, exponente de lo que se ha dado a llamar "nuevo flamenco", es otra joya.

Un saludo

_________________
Música de fondo


Arriba
   
MensajePublicado: Mié Nov 18, 2009 13:57 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Feb 15, 2009 10:20
Mensajes: 463
Ubicación: en la vieja Castilla
Disculpa, salmonete, hasta hoy no había visto este mensaje tuyo. Buena aportación. Llevas razón en que ese disco de Triana, "Sombra y luz" es también muy bueno. La verdad es que no sé nada del guitarrista Antonio Pérez. Tengo que reconocer que mis conocimientos de rock andaluz no llegan mucho más allá de lo que he comentado. Hay algún grupo más que me dejé en el tintero, como son Omni, más actuales, pero no los he escuchado mucho.

Tomo nota de lo de Lole y Manuel. Nunca me había planteado escucharlos, tal vez prejuicios, pero te garantizo que te haré caso (sólo ese primer disco, jeje) y ya te comentaré.

Saludos


Arriba
   
MensajePublicado: Sab Ene 16, 2010 11:52 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Feb 15, 2009 20:05
Mensajes: 181
Ubicación: Saturno
Hola, aterrizo en este hilo ahora. Nunca es tarde.

Lo 1º, no dejeis de escuchar a Lole y Manuel. Son la leche.

Lo 2º, se te ha olvidado, Paco, citar a Pata Negra. No sé si porque están más cercanos a un flamenco-rock-blues que al rollito progresivo que tanto te va.

Lo 3º, creo que en esa lista falta citar a Dolores, con Jorge Pardo, Jesús Pardo, Toni Aguilar, Rubén Dantas y Pedro Ruy-Blas. En mi opinión, como les sucede a casi todos excepto a los primeros discos de Triana, han envejecido regular.

Y por último, no quiero irme sin meter en este saco el mejor disco de toda esta época de rock andaluz, un disco que, sin embargo, está dentro de las estanterías del flamenco aunque cuenta entre sus temas alguno de lo más heterodoxo. Un disco que está entre los mejores de la historia del flamenco, y de la música en general: La Leyenda del Tiempo, de Camarón. No olvidar que Camarón, en este disco de 1979, el primero que graba sin Paco de Lucía a su lado, y el primero en el que está Tomatito, se rodea de parte de la flor y nata de la lista de gitanos y payos rockero-andaluces de la época. Ahí están representados Pata Negra, de la mano de Kiko Veneno y Raimundo Amador, Dolores a través de Jorge Pardo, Smash con el sitar de Gualberto en la gloriosa Nana del caballo grande (cuántas veces habré dormido a Diego Jr. cantándole esta copla), Alameda al completo, entre otros...
[ img ]
Este disco sí que es I.M.P.R.E.S.C.I.N.D.I.B.L.E en cualquier colección, como lo podría ser Kind of Blue, o A Love Supreme.

Saludos

_________________
¡Visita mi web!


Arriba
   
MensajePublicado: Sab Ene 23, 2010 23:12 
Desconectado
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Feb 14, 2009 16:25
Mensajes: 220
Se han movido los mensajes escritos a partir de aquí a "Tauromaquia" viewtopic.php?f=17&t=1225 porque no corresponden al tema de este hilo.


Arriba
   
MensajePublicado: Dom Ene 24, 2010 10:36 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Feb 27, 2009 01:45
Mensajes: 366
Ubicación: Mar de los Sargazos, a más de mil millas del continente
Y pido de nuevo perdón por la parte que me toca, importante, puesto que fui yo quien empezó a marear la perdiz. Los motivos por los que lo hice y mis conclusiones sobre todo lo ocurrido se encuentran en el otro hilo. Ahora, charlemos de música. En concreto me gustaría hacerlo sobre Pata Negra, que con acierto citaba Diego como grandes exponentes de eso que damos en llamar "rock andaluz" y que, como estamos demostrando, es un género bastante heterogéneo. A pesar de no haber escuchado toda su discografía en profundidad, sí creo que tienen discos muy buenos.

Es interesante señalar que el germen de Pata Negra se encuentra en dos mundos distintos, por un lado el de los hermanos Amador, Rafael, el mayor, y Raimundo, que provienen de un ambiente marginal, el barrio sevillano conocido como las Tres mil viviendas (solución urbanística aprobada en 1968 y ejecutada en 1977, con que la que se quiso concentrar varias agrupaciones de chabolas en una única zona situada, por supuesto, a las afueras de la ciudad). Quien no haya estado en las Tres Mil no se puede hacer una idea de lo qué es aquello; habrá sitios peores, pero sin duda es un sitio peligroso. Los Amador a lo que se dedican mayormente es a tocar la guitarra, cantar y fumar porros. En estas conocen a Kiko Veneno, nacido en Cataluña pero criado en Sevilla, licenciado en Filosofía y Letras, a quien le va la bohemia y a ella se dedica, componiendo canciones y tocando la guitarra por Europa y Estados Unidos. Fue Kiko Veneno quien empezó a poner discos de rock a los Amador. Según tengo entendido llegaron a compartir los tres un piso donde se podía fumar costo sin parar, escuchando a unos gitanos y a un payo improvisar sobre discos de Pink Floyd, blues y flamenco. La familia Amador estaba indignadísima de sus hijos se apartaran del flamenco que se suele considerar más puro.

Los tres empiezan a juntar un repertorio y empiezan a darse a conocer como Veneno. Y en 1977, Ricardo Pachón, un tipo famoso aquí en sevilla por estar metido en eso de los artistas (ha producido a Camarón, Lole y Manuel, Silvio y demás), consigue hacerles grabar un disco en unas sesiones precipitadas, siempre después de despedir a toda la camarilla que acompaña al grupo y, según cuenta el propio Pachón, después de repartir un tripi disuelto en un vaso de agua entre los músicos. El disco Veneno fue censurado por su portada, una fotografía de una postura de costo en la que se había grabado el nombre del grupo, y no vendió un carajo, que se dice por Sevilla. Sin embargo, con el tiempo, es citado por todos y señalado como uno de los discos más influyentes de la música popular española en revistas de reputación tan dudosa como Rolling Stone. Yo puedo dar fe de que, si bien contiene temas peores y mejores, y algunos de los temas están por pulir, no es un mal disco. En todo caso, un buen ejemplo del potencial de esa mezcla entre flamenco y blues que los Amador tocan de esa forma tan natural. Talento en bruto y marginal, aderezado por las letras alucinadas de Kiko Veneno.

[ img ]
Después del fracaso discográfico, Veneno se separa y los Amador deciden montar su propia banda, Pata Negra. De los discos de Pata Negra que he escuchado con atención, yo me quedaría con tres: Pata Negra (Mercury, 1981), el más flamenco, Guitarras callejeras (Nuevos Medios, 1985), el que más me gusta, y Blues de la frontera (Nuevos Medios, 1987), el que tuvo más éxito comercial según creo. Teniendo en cuenta que los Amador predican en lo musical algo ajeno a la sofisticación y que las letras están escritas justo después de fumarse un caliqueño, lo cierto es que, de nuevo, la manera en que mezclan blues y flamenco, que tanto llamó la atención de B.B. King, en temas como Rock del Cayetano (la versión del disco Guitarras callejeras es la mejor) o el instrumental Blues de la frontera es muchas veces prodigiosa. Incluso, en algunos temas (Morao Mellizo, La pata negra) utilizan estructuras que pueden llegar a recordar al jazz, pero muy de refilón.

[ img ]

[ img ]

[ img ]

Salud

_________________
Música de fondo


Arriba
   
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema  Responder al tema  [ 7 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC+01:00


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Ir a: 

cron
Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Limited
Traducción al español por phpBB España