www.jazzitis.com

Un sitio para hablar de jazz y de lo que plazca
Jazzitis Web
Fecha actual Dom Jul 25, 2021 14:00

Todos los horarios son UTC+02:00




Nuevo tema Responder al tema  [66 mensajes ]  Ir a la página «1234»
Autor Mensaje
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Mar Oct 13, 2009 01:01 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Mié Feb 18, 2009 20:39
Mensajes:2684
Ubicación:Madrid
.


Melodías de prostíbulo

DIEGO A. MANRIQUE 12/10/2009

En su torrencial La del pirata cojo, Joaquín Sabina desgranaba una variedad de ocupaciones deseables; allí, entre "Al Capone en Chicago" y "fotógrafo en Playboy", mencionaba la de "pianista en un burdel". Ése es precisamente el primer oficio remunerado del protagonista de El pianista siciliano (Umbriel Editores, 2009), que firma Alfio Caruso. Si hemos de creer al autor, el puesto también incluía recompensas carnales.

Caruso es un estudioso de la Mafia que ha decidido fundir sus inmensos conocimientos en forma de novela. El pianista siciliano sigue las andanzas del imaginario Guglielmo Melodia, un pobre diablo que, en una iglesia de su Catania natal, descubre que tiene oído absoluto: puede reproducir cualquier música, tras haberla escuchado una vez. Y toca a Verdi y a Gershwin con igual aplicación.

Las mejores páginas del libro son las que retratan la (misérrima) vida cotidiana en Sicilia a principios del siglo XX. Pero Melodia, implicado involuntariamente en un asesinato, debe largarse a Estados Unidos, tras esconderse en Túnez: interesante recordar tiempos en que los europeos se veían abocados a la emigración clandestina, sobre todo cuando las autoridades estadounidenses decidieron rechazar a los analfabetos.

Sus habilidades como jukebox humano le permiten trabajar para la Cosa Nostra, ambientando tanto locales nocturnos como conclaves privados. Como Leonard Zelig, el héroe de Woody Allen, Melodia se codea con Vito Genovese, Frank Costello, Joe Bonanno y otros "enemigos públicos". Asiste a trapicheos electorales de los mafiosos a favor de Roosevelt, pone a prueba las facultades cantoras de Frank Sinatra, vuela a Cuba para reunirse con el liberado Lucky Luciano y reemplazar (¿eh?) a Benny Moré.

La fórmula Zelig empacha: resulta inconcebible que los capi insistan en hacer confidencias a Melodia, cuyos servicios aprecian pero al que ciertamente no respetan como hombre. Ni siquiera sabe elegir caballo ganador: intima con Bugsy Siegel, que es ejecutado por sus socios cuando se dispara el presupuesto del Hotel Flamingo, piedra fundacional de la reinvención de Las Vegas como ciudad del pecado.

Pero el pianista de Catania tiene motivos para sentir agradecimiento hacia Siegel: el gánster le presenta a Duke Ellington en Harlem. Ocurre que Melodia se ha enamorado del jazz, aunque su facilidad para la copia parece impedirle la expresión personal: "Cuanto más me empeñaba en tocar St. James Infirmary o Mood indigo, más me percataba que siempre sería el señor Don Nadie mezclado con el señor Don Nada. Louis Armstrong tomaba una nota, se la ponía bajo el brazo, daba con ella una vuelta a la manzana y luego la despedía. Me consolaba pensando que ya era un gran regalo del Creador poder remedar su genio".

Por lo que parece, El pianista siciliano tendrá continuación: termina con la vuelta de Melodia a Italia, tras la Segunda Guerra Mundial. Aunque el novelista no enfatiza esa simbiosis, se palpa la íntima relación entre jazz y gansterismo. Esa proximidad dio mucho juego a Coppola y Altman, en películas como Cotton Club y Kansas city, pero viene de antes; tiene incluso sus raíces en Nueva Orleans.

Es un secreto a voces que, a principios del siglo XX, la explotación de los vicios en la cuna del jazz estaba en manos de sicilianos y judíos. Hasta que, en 1917, se clausuró Storyville, el barrio caliente de Nueva Orleans, usando como excusa un homicidio y la abundancia de enfermedades venéreas entre los inquilinos de la cercana base naval. Hoy se piensa que la Marina actuó de acuerdo con la oligarquía local, inquieta ante el creciente poder de los mafiosos.

Fue ciertamente un contratiempo para los malandrines de Nueva Orleans... y una bendición para el jazz. Los músicos, que ya habían empezado a viajar, se desperdigaron por todo Estados Unidos, difundiendo los ritmos hot. Muchos de aquellos instrumentistas tenían apellidos italianos y, en menor grado, hispanos. Ellos han sido borrados de la historia oficial del jazz, pero ésa es otra historia.


http://www.elpais.com/articulo/cultura/ ... icul_4/Tes

.


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Mar Oct 13, 2009 23:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Sab Feb 14, 2009 17:07
Mensajes:3207
Ubicación:Barcelona
No sé como resultará la lectura de la novela, pero el articulín de D.A. Manrique me ha encantado, menudo personaje el Guglielmo Melodia. A mí, todo lo que reivindique la importancia de lo latino en el jazz, me pone. Por cierto, lo de la cantidad de músicos italianos por Nueva Orleans no lo había registrado en mi imaginario de la historia de esta bendita música. Como dice Manrique "Fue ciertamente un contratiempo para los malandrines de Nueva Orleans... y una bendición para el jazz. Los músicos, que ya habían empezado a viajar, se desperdigaron por todo Estados Unidos, difundiendo los ritmos hot. Muchos de aquellos instrumentistas tenían apellidos italianos y, en menor grado, hispanos. Ellos han sido borrados de la historia oficial del jazz, pero ésa es otra historia." (la negrita es mía)

_________________
http://www.lastfm.es/user/cgardeta


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Mié Oct 14, 2009 12:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Mié Feb 18, 2009 20:39
Mensajes:2684
Ubicación:Madrid
"¿Para cuándo un Premio Nobel de la Música?"
Fernando Navarro en
Un Premio Nobel de Música

http://lacomunidad.elpais.com/ruta-norteamericana/posts


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Lun Oct 19, 2009 10:40 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Mié Feb 18, 2009 20:39
Mensajes:2684
Ubicación:Madrid
.
[ img ]

La 'capilla sixtina' del jazz
El club londinense de Ronnie Scott cumple 50 años convertido en leyenda


http://www.elpais.com/articulo/cultura/ ... icul_5/Tes

Web ofcial del Ronnie Scott's
http://www.ronniescotts.co.uk/

.


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Sab Oct 24, 2009 09:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Dom Feb 22, 2009 22:56
Mensajes:82
ANTONIO MUÑOZ MOLINA IDA Y VUELTA

Thelonious Monk, en su retiro


Desde la ventana de la habitación que abandonó muy pocas veces en los últimos años de su vida Thelonious Monk veía el río Hudson y el perfil entrecortado de Manhattan. Cada mañana se vestía escrupulosamente con sus trajes bien cortados, sus grandes zapatos, sus calcetines y sus corbatas a juego, como si tuviera que acudir a alguna cita en la ciudad, y a continuación se tendía en la cama, y se pasaba el día mirando el techo, o se incorporaba sobre los almohadones doblados para mirar la televisión. Su programa favorito era la versión americana de El Precio Justo. El pianista Barry Harris, que vivía en la misma casa, y que ensayaba en una sala próxima, se asomaba a veces a la habitación de Monk y al verlo inmóvil y formal encima de la cama pensaba que parecía un muerto en su ataúd. La casa estaba en Nueva Jersey y había pertenecido al director de cine Joseph von Sternberg. Su dueña era ahora la baronesa Pannonica de Koenigwarter, que llevaba años dedicando su vida y su fortuna a proteger a músicos de jazz, y que en 1955, en su apartamento del hotel Stanhope de Nueva York, había acogido a Charlie Parker, enfermo y desahuciado. Mientras la baronesa Pannonica le preparaba algo de cena o una bebida Parker estaba en el sofá mirando un programa cómico que le gustaba mucho. Se le paró el corazón en medio de un ataque de risa.

La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
Ahora Pannonica o Nica vivía retirada en Nueva Jersey en compañía de sesenta gatos y desde 1976 tenía como huésped a Monk, que llevaba todo ese tiempo sin tocar el piano, sin hacer nada, sólo levantarse cada mañana y vestirse y volver a tenderse en la cama recién hecha para mirar al techo o volver los ojos hacia la ventana en la que se recortaba cada día la silueta azulada o diluida en la niebla de la ciudad en la que había crecido y pasado la mayor parte de su vida, y a la que no iba a volver, teniéndola tan cerca. Le gustaba a veces dejar la puerta entornada para escuchar a Barry Harris tocando el piano. También se daba algún paseo por el bosque cercano a la casa. Cuesta imaginar a Thelonious Monk caminando por un sendero en un bosque, grande y solo, incongruente con su traje de ciudad y su falta de costumbre de frecuentar la naturaleza, alguien crecido en las calles peligrosas del West Side de Manhattan, aclimatado muy pronto a la tiniebla de los clubes, los callejones, las esquinas nocturnas. Caminaría con una torpeza urbana agravada por la enfermedad, con algo de sonambulismo, con la mirada ausente y la expresión ensimismada, atento tal vez a los rumores del viento en las hojas y a los cantos de los pájaros, él que había tenido desde niño un oído tan sutil para la música, y que ahora parecía haber dejado de necesitarla. Cómo sería ir por uno de aquellos senderos y encontrar de pronto a Thelonious Monk, con su mirada fija y bovina, quizás con un sombrero o un gorro estrambótico, si es que no había prescindido también de esa costumbre, la de coronar su figura con un tocado en el que siempre había algo de pagoda o de bonete o solideo de alguna orden monacal, de un sacerdocio absurdo que él hubiera adoptado con la misma seriedad con que Buster Keaton se empeñaba en sus tareas imposibles.

Algo de imposible hubo siempre en la música de Monk, una cualidad tortuosa y chocante que durante muchos años desconcertó a quienes la escuchaban y que todavía mantiene el filo de su novedad. La pulsación de una sola nota basta para identificarlo. Delicadeza y disonancia se superponen provocando ondulaciones sonoras que duran en los espacios de silencio. Con cuatro o cinco notas ya se ha establecido una melodía que tiene una parte de dulzura y otra de burla y de tentativa en el vacío. Cuando Monk era un adolescente pasó dos años acompañando al piano a una predicadora evangelista ambulante, una de aquellas iluminadas que daban sus sermones en graneros o en pobres salones de alquiler en los pueblos segregados del Sur y enardecían a los fieles con el fuego de una oratoria bíblica que se convertía sin transición en canto africano de llamada y respuesta. El joven Monk acompañaría los himnos tocando harmonios o pianos viejos sin afinar a los que les faltaban teclas y observaba de cerca la perduración de los ritmos y las melopeas clamorosas venidas de África, mezcladas con la herencia musical europea en una aleación que era el río originario del negro spiritual, el blues y el jazz. Años después, cuando ya era un músico conocido, sus estridencias y sus invenciones sonoras no se alejaron nunca del tronco de los blues, y sus lentas danzas de oso sobre el escenario mientras los otros seguían tocando tenían algo de ritual antiguo y posesión, como de trance de iglesia baptista.

Otros se extenúan en vano queriendo lograr a base de aspavientos y de imposturas algún simulacro de originalidad. Thelonious Monk no se pareció nunca a nadie. Creció en la digna pobreza de la clase trabajadora negra que emigraba desde el Sur agrario, atrasado y racista a las capitales industriales del Norte y siguió siendo pobre, con periodos cortos de relativo bienestar, hasta el final de su vida. En un pequeño club de Harlem, Minton's Playhouse, en los primeros años cuarenta, empezó a tocar como no lo había hecho nunca nadie, pero el crédito por la gran transformación del jazz que tardó mucho todavía en llamarse bebop se lo llevaron sobre todo Charlie Parker y Dizzy Gillespie, mientras él permanecía en la pobreza y en la sombra. Parker y Gillespie lo trastornaron todo acelerando al máximo la velocidad y exagerando el virtuosismo: Monk prefirió la apariencia de sencillez, las lentitudes contemplativas. Inventó una música en la que otros brillaban más que él y una estética personal que se convirtió en moda: la boina, las gafas de sol en plena noche, la perilla de cabra. Jugaba al tenis con la misma destreza desconcertante y versátil con que tocaba el piano y cuando tenía algo de dinero preparaba cazuelas de espaguetis con albóndigas. A las personas que quería -su primer amor, Ruby, su mujer, Nelly, su hijo Toot, su hija Bo Bo- les dedicó pequeñas baladas llenas de una ternura como de canciones de cuna, hechas con un arte tan meticuloso, tan liviano, como acuarelas de Paul Klee.

Robin D. G. Kelly le ha dedicado ahora una extraordinaria biografía, Thelonious Monk, The Life and Times of an American Original. La mejor manera de leerla es escuchando de fondo los discos de Monk, sintiendo en cada nota del piano, como en una sesión de espiritismo, una presencia que el paso de los años no desdibuja. Pero cuando acaba la música y uno cierra el libro la presencia no cesa. El silencio también tiene que ver con Thelonious Monk, que eligió recluirse en él al final de su vida, estragado por la enfermedad y el agotamiento: un silencio que según él decía es el ruido más estruendoso que existe en el mundo.

-


Thelonious Monk, The Life and Times of an American Original. Robin D. G. Kelly. Free Press, 2009. 608 páginas.






http://www.elpais.com/articulo/portada/ ... bpor_6/Tes

_________________
http://www.diariofolk.com


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Sab Nov 14, 2009 14:15 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Dom Feb 22, 2009 22:56
Mensajes:82
CRÍTICA: MÚSICA - Discos Allen Toussaint
La 'bendición' del Katrina

"Fue una tragedia, pero debo decir que permanecí en la ciudad cuatro días después del paso del huracán Katrina y que vi cosas terribles, pero también muchos actos de buena voluntad. Había muchas necesidades aquellos días y mucha gente reaccionó de una forma hermosa con los demás, venían personas de otros lugares a ayudarnos. Y eso me reconfortó", cuenta afable Allen Toussaint desde Nueva Orleans, la ciudad a la que ha vuelto tras vivir un tiempo en Nueva York.


http://www.elpais.com/articulo/portada/bendicion/Katrina/elpepuculbab/20091114elpbabpor_26/Tes

_________________
http://www.diariofolk.com


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Lun Nov 23, 2009 07:52 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Dom Feb 22, 2009 22:56
Mensajes:82
Billie Holiday, ante su primera canción

En su inicio los burdeles y el jazz eran la misma sustancia. La niña bebió aquella música del propio manantial. Su voz de gata herida y humillada en su constante rebeldía de saltar por todos los tejados fue el comienzo de su leyenda

http://www.jazzitis.com/foro/posting.php?mode=reply&f=11&t=144

_________________
http://www.diariofolk.com


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Sab Dic 26, 2009 10:42 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Mié Feb 18, 2009 20:39
Mensajes:2684
Ubicación:Madrid
[ img ][ img ][ img ]
[ img ][ img ][ img ]

MÚSICA | Los discos del año


Debilidades personales
Folk de raíz, jazz puro y sinuosas melodías, entre la música para recordar elegida por ocho críticos


EL PAÍS 24/12/2009

Animal Collective, ‘Merriweather Post Pavillion’
Definir la música de un grupo tan extraño como Animal Collective resulta casi imposible: digamos que suenan como si los Beach Boys hubieran sido abandonados en una tribu africana con unos cuantos sintetizadores y una buena provisión de psicotrópicos. No imitan a ningún grupo del pasado -aunque el espíritu aventurero de Grateful Dead o los primeros Pink Floyd vivan en ellos- ni copian hallazgos de coetáneos -aunque se les pueda emparentar con Grandaddy o los Flaming Lips-. La banda de Baltimore ha firmado este año su disco definitivo, en el que sus viajes lisérgicos al fondo de la mente cuajan en canciones reconocibles. Las densas bases electrónicas, los ritmos hipnóticos y las arrebatadas apoteosis vocales pueden marear al principio, pero una vez se ha entrado en el álbum, el asombro es absoluto. Ante semejante explosión de euforia, dan ganas de tomar lo mismo que ellos. (Domino / PIAS). MIKEL LÓPEZ ITURRIAGA

Levon Helm, ‘Electric Dirt’
Levon Helm, ex batería de los magníficos The Band, volvió a la vida hace dos años tras superar un cáncer de garganta y publicar el fabuloso Dirt Farmer. Recluido en su granja de Woodstock, donde celebra conciertos para un público reducido junto a destacadas figuras de la música norteamericana, confirma ahora con este álbum que lo suyo es muy especial, de otra naturaleza. Con su voz errante y su elegancia a las baquetas, es capaz de abrir el tarro de las esencias como los elegidos y llegar a lo profundo del alma humana con un folk de profundas raíces y sin artificios. Su hija Amy, de los interesantes Olabelle, hace de segunda voz, el maestro Allen Toussaint se encarga de los arreglos de viento y el sobresaliente Larry Campbell, escudero fiel, aporta su guitarra y estilo. Un plantel de lujo con un maestro de ceremonias que encandila y merece, a sus 69 años, todo el reconocimiento. En una palabra: exquisito. (Vanguard). FERNANDO NAVARRO

Melody Gardot, ‘My one and only thrill’
Una madurez impensable con 24 años. Quizá por tener que sobreponerse a las secuelas de un accidente de tráfico, que la trajeron a la música como forma de terapia. A esta estadounidense con apellido francés, que compone y toca guitarra y piano, ya la han comparado con Peggy Lee y Julie London. Viene de la gran tradición americana: la que va del jazz a la bossa nova. Y este disco melancólico enamora desde la primera escucha. Una voz carnosa siempre al servicio de la canción, sedosos arreglos de cuerdas de Vince Mendoza y producción de Larry Klein -asegura que la contactó tras oírla cantar en la radio-. Dice que si vas a versionar una canción conocida tienes que hacer algo diferente con ella. Y es lo que hace Melody Gardot con Over the rainbow, ese clásico que descubrió de niña viendo una y otra vez El mago de Oz en el televisor de su abuela. (Universal Music).CARLOS GALILEA

J. Khün M. Bekkas, R. López, ‘Out of desert’
Joachim Kühn, pianista y saxofonista nacido en Leipzig (antigua RDA), residente en Ibiza, celebró su 64 cumpleaños en 2008 en un pequeño oasis cercano a la frontera entre Marruecos y Argelia con un grupo de músicos bereberes y su trío habitual, Majid Bekkas y el alicantino Ramón López. El trío viajó de oasis en oasis encontrándose con los músicos del lugar: "Las palabras sobraban", recuerda, "simplemente, llegábamos y nos poníamos a tocar". En Out..., la música de Kühn, tan cercana a Bach como a Ornette Coleman, se encuentra con el sonido poderoso del guembri en el lenguaje común de la improvisación. Imposible resistirse al encanto de unas interpretaciones que son la celebración del encuentro entre dos mundos no tan distantes como pudiera parecer. En marzo, Kühn volverá al continente negro para un nuevo periplo que está previsto alcance Malí y Burkina Faso. Inshallah. (ACT, Karonte). CHEMA GARCÍA MARTÍNEZ

Malatu Astake & The Heliocentrics, ‘Inspiration Information’
Los discos de la serie Éthiopiques enfatizaron la profundidad del horror: la dictadura del coronel Mengistu también arrasó con la sofisticada escena musical que había prosperado bajo el régimen imperial de Haile Selassie. Allí, Francis Falceto nos descubrió que hubo un Duke Ellington etíope. Disculpen la simpleza de la comparación: Mulatu Astatke seguía una ruta personal, sin precedentes obvios ni demasiados discípulos. El sello Strut ha apostado por recordar que Astatke sobrevivió y que conserva sus poderes creativos: su reunión con los Heliocentrics demuestra el potencial de su ethio-jazz, música flotante y sinuosa, de luminosas melodías y pulso tranquilo, abierta a los experimentos. Para hacerse una idea del salto que representa Inspiration Information, se recomienda sumergirse en From New York City to Addis Abeba: the best of Mulatu Astatke, una exquisita antología, también lanzada en 2009. (Strut / Popstock!).DIEGO A. MANRIQUE

Sweet Billy Pelgrim, ‘Twice born men’
Hubo muchas caras de sorpresa cuando se anunció que este Hombres que nacen dos veces optaba al prestigioso premio Mercury como mejor disco británico de la temporada. Casi todos aquellos rostros pertenecían a quienes no habían reparado aún en este jugosísimo trío que lidera Tim Elsenburg, un gafapasta protegido de David Sylvian (el dueño del sello Samadishound) con un timbre de voz relativamente parejo a las letanías del que fuera líder de Japan. Elsenburg aporta destellos de humor a un repertorio intenso como los discos de Radiohead y minucioso hasta el detalle más nimio: Kalypso introduce como elemento rítmico los chorros de un lavavajillas y There will it end incluye hasta treinta pistas de voz. Los ambientes de SBP pueden remitir a los de Sigur Rós, pero en versión más liviana y con un muy sugerente universo lírico. Romanticismo para sibaritas modernos. (Samadhisound / Galileo MC). FERNANDO NEIRA

Stuart Murdoch, ‘God help the girl’
Se supone que este God Help The Girl es el adelanto de una comedia musical que verá la luz en el año a punto de entrar concebida por Stuart Murdoch, de ocupación sus Belle & Sebastian. De momento aquí están para anunciarnos otros tiempos de chicas solitarias y con pies descalzos como Sandie Shaw y hasta las que parecían mayores como Petula Clark aunque llevaban el pelo corto como Mia Farrow. Las chicas que anunciaban por la tele que las medias ahora llegaban hasta la cintura y se ponían minifalda para no ser como sus madres. Cuando el pop era la canción que te salvaba de los domingos por la tarde y el reloj se detenía poco antes que dieran las diez. Baladas secretas que se escondían en la cara B y en los corazones adolescentes que regalaban sus besos a las puertas del instituto. (Rough Trade / Popstock).CARLES GÁMEZ

Joe Henry, ‘Blood from stars’
Casi toda la prensa coincide (coincidimos) en citar Merriweather Post Pavillion, de Animal Collective, como el disco del año. Sin embargo, ya en el terreno de las debilidades personales, Joe Henry merece una reivindicación. Y no sólo por su infalibilidad como productor (en 2009 ha fabricado para el piano de Allen Toussaint el maravilloso The bright Mississippi), sino también por sus fascinantes discos propios, sin demasiado eco en España. El undécimo, Blood from stars, supone una vuelta de tuerca en la obra de un gran letrista, cada vez más proclive a transgredir géneros y sonoridades, armado de su sabiduría para crear ambientes y rodearse de grandes músicos. Aquí compone con las estructuras del blues e interpreta desde la óptica del jazz, con el apoyo de virtuosos como Jason Moran o Marc Ribot. Y encima lleva con suma elegancia el ser cuñado de Madonna. (Anti / Pias). RAMÓN FERNÁNDEZ ESCOBAR


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Sab Ene 16, 2010 03:33 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Lun Feb 23, 2009 08:27
Mensajes:468
Como parece que Trompa estuviera de vacaciones, tomo la posta.

[ img ]

ENTREVISTA: MÚSICA - Entrevista Manfred Eicher
"La música no tiene nacionalidad"
El creador de una de las más prestigiosas compañías discográficas de jazz ha sido capaz de marcar con su sello cada una de las grabaciones que ha realizado. En cuarenta años ha moldeado la escena gracias a su manera de vivir la música

http://www.elpais.com/articulo/portada/ ... por_28/Tes

_________________
"Había aprendido sobradamente en su vida cuánto hay que valorar toda sincera inclinación en un mundo donde imperan, en realidad, la indiferencia y la apatía."
Goethe, en Las afinidades electivas.


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Lun Ene 18, 2010 20:26 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Mié Feb 18, 2009 20:39
Mensajes:2684
Ubicación:Madrid
Gracias, Zoógrafa, muy interesante la entrevista.
Una pena que sólo se haya publicado una parte...


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Sab Feb 27, 2010 13:54 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Sab Feb 14, 2009 17:07
Mensajes:3207
Ubicación:Barcelona
Chema García Martínez comenta la grabación del Free Jazz de Ornette Coleman, que en estas fechas cumpe medio siglo.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/ ... icul_4/Tes

_________________
http://www.lastfm.es/user/cgardeta


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Sab Mar 27, 2010 06:34 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Lun Feb 23, 2009 08:27
Mensajes:468
Diplomáticos del jazz en tiempos de la guerra fría
Una exposición de fotografías en Tel Aviv muestra a míticos músicos estadounidenses ejerciendo de 'embajadores' culturales durante el conflicto

[ img ]

http://www.elpais.com/articulo/cultura/ ... cul_15/Tes

_________________
"Había aprendido sobradamente en su vida cuánto hay que valorar toda sincera inclinación en un mundo donde imperan, en realidad, la indiferencia y la apatía."
Goethe, en Las afinidades electivas.


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Mié Ago 04, 2010 14:06 
Desconectado

Registrado:Lun Mar 02, 2009 12:09
Mensajes:85
Ubicación:Bilbao, Spain
Con permiso,

Texto sobre la reciente disolución de la Vienna Art Orchestra en el blog de elpais.com Muro de Sonido

_________________
http://undiamasundiscomas.blogspot.com
http://cuadernosdejazz.com
http://blogs.elpais.com/muro-de-sonido
http://tomajazz.com
http://twitter.com/YahveJazzMusic


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Mié Ago 04, 2010 15:16 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Dom Mar 01, 2009 22:20
Mensajes:1705
Ubicación:Gijón
¡Canastos, Yahvé, no lo sabía!

Triste noticia.

Recuerdo con agrado la única vez que vi a la VAO en directo, en San Sebastián en el 2007, en un concierto doble en la Plaza de la Trinidad, precedidos por Marcus Miller. Por cierto que después de Miller la mitad de la gente se fue. Ellos se lo perdieron. Lástima que a partir de ahora nos lo perderemos todos.

_________________
El arte sólo puede definirse por la emoción que engendra en el espectador
http://rumeiniapoetry.blogspot.com.es/


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Mié Ago 04, 2010 16:34 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Sab Feb 14, 2009 17:07
Mensajes:3207
Ubicación:Barcelona
Felicidades, Yahvé, no sabía que estabas en Tentaciones. Te han puesto en el sumario del Tentaciones de Verano de la portada de elpais.com. ¡Impresionante, jazz en la primera de El País!

Los del festival de jazz de Vitoria-Gasteiz estarán contentos contigo, y por si no quedaba claro, se acaban de despejar dudas en los comentarios con los lectores. Me alegra mucho constatar que no te achantas ni publicando en un medio de la importancia de El País. Gracias en nombre de un aficionado.

_________________
http://www.lastfm.es/user/cgardeta


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Mié Ago 04, 2010 17:50 
Desconectado

Registrado:Lun Mar 02, 2009 12:09
Mensajes:85
Ubicación:Bilbao, Spain
Bueno, no estoy en Tentaciones, sólo acabo de empezar a colaborar con el blog Muro de Sonido, pero se ve que han destacado mi post en la portada... ¡¡Gracias por avisarme, no tenía ni idea!!

En cuanto a lo de Vitoria, me toca bastante los huevos que no se dedicase una mísera línea a lo de la VAO mientras veíamos páginas y páginas sobre el enésimo engendro para-jazzístico de Vitoria.
Lo he escrito ahí y lo haría en cualquier sitio, porque es un clamor. Se puede decir que es poco decoroso, y lo entiendo, pero no se puede decir que sea mentira. O sea que, el mundo por montera, y palante.

_________________
http://undiamasundiscomas.blogspot.com
http://cuadernosdejazz.com
http://blogs.elpais.com/muro-de-sonido
http://tomajazz.com
http://twitter.com/YahveJazzMusic


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Mar Ago 10, 2010 17:19 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Lun Feb 23, 2009 08:27
Mensajes:468
REPORTAJE: Fotografía
El tipo que miraba a ritmo de 'bop'
La Biblioteca del Congreso de EE UU publica sin restricciones las imágenes que el crítico y retratista William Gottlieb tomó durante la era dorada del género

http://www.elpais.com/articulo/revista/ ... irdv_8/Tes

_________________
"Había aprendido sobradamente en su vida cuánto hay que valorar toda sincera inclinación en un mundo donde imperan, en realidad, la indiferencia y la apatía."
Goethe, en Las afinidades electivas.


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Mar Ago 10, 2010 21:16 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Lun Feb 23, 2009 12:09
Mensajes:990
zoógrafa escribió:
REPORTAJE: Fotografía
El tipo que miraba a ritmo de 'bop'
La Biblioteca del Congreso de EE UU publica sin restricciones las imágenes que el crítico y retratista William Gottlieb tomó durante la era dorada del género

http://www.elpais.com/articulo/revista/ ... irdv_8/Tes


Creo que está publicado el album en flickr o como se llame ese sitio de compartir albums fotográficos, asi que si alguno conoce, lo puede hacer llegar a estos ... estos... no me sale adjetivo alguno...

_________________
‎Jass me, please...


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Mar Ago 10, 2010 22:38 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Mar Feb 24, 2009 10:54
Mensajes:743
Umba escribió:
La Biblioteca del Congreso de EE UU publica sin restricciones las imágenes que el crítico y retratista William Gottlieb tomó durante la era dorada del género

(...)

Creo que está publicado el album en flickr o como se llame ese sitio de compartir albums fotográficos, asi que si alguno conoce, lo puede hacer llegar a estos ... estos... no me sale adjetivo alguno...


Anuncio en la LoC:

http://blogs.loc.gov/music/2010/07/gottlieb-on-flickr/

Album en flickr:

http://www.flickr.com/photos/library_of_congress/sets/72157624588645784

Ya estaban disponibles en:

http://memory.loc.gov/ammem/wghtml/wghome.html

Un saludo,
Agustín

_________________
Mule Walk & Jazz Talk
Blog bilingüe con pensamientos aleatorios, escritos ocasionales e investigación específica sobre el jazz tradicional. There is jazz before Trane!


Arriba
   
 Asunto: Re: El País
MensajePublicado:Mié Ago 11, 2010 00:10 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado:Lun Feb 23, 2009 12:09
Mensajes:990
Muchas gracias por los links...

Las he estado echando un vistazo y algunas me alucinan... Pero algun dat me ha llevado a duda

http://www.flickr.com/photos/library_of ... 588645784/

"...[Portrait of Ray Bauduc, Herschel Evans, Bob Haggart, Eddie Miller, Lester Young, and Matty Matlock, Howard Theater, Washington, D.C., ca. 1941] (LOC) "

imagino que está mal la fecha de 1941 o no es Herschel Evans el que sale en la foto...Para mi que se ha colado el nombre de Evan, no es cierto?

_________________
‎Jass me, please...


Arriba
   
Mostrar mensajes previos: Ordenar por 
Nuevo tema Responder al tema  [66 mensajes ]  Ir a la página «1234»

Todos los horarios son UTC+02:00


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Ir a: 

cron
Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Limited
Traducción al español por phpBB España